Chimaras: ¿héroe o víctima de guerra?

Por Venezuela Real - 3 de Mayo, 2007, 16:44, Categoría: Seguridad/Inseguridad

DOMINGO ALBERTO RANGEL
El Mundo
03 de Mayo de 2007

El asesinato de Yanis Chimaras viene a recordarnos, con trágico tañido de redoble, la guerra en la cual vive inmersa la sociedad venezolana. Basta ver de noche, pasadas las nueve, cualquier ciudad en nuestro país para sentirla. Calles solitarias, amortajadas por una quietud de muerte, el farol derramando luz inútil sobre una avenida por donde, desde esa hora, sólo circulan coches policiales o automóviles oficiales de personajes y escolta. El único ruido que rasga el triste conticinio de las noches en la ciudad venezolana es el de las radiopatrullas cuyas sirenas insistentes anuncian la persecución de algún caco sorprendido en plena faena.

La ciudad venezolana es desde hace años amortajado cementerio donde palpita un farol y se extiende, hasta el amanecer, un terco silencio. Las celebraciones familiares, aquellos "parrandones" de otros tiempos, se han visto reducidas a balbucientes parties donde se apagan unas velitas entre susurros. Quien tenga que celebrar o conmemorar opta por dos alternativas, un brindis fugaz anocheciendo, que dure menos que un santiamén para terminarlo antes de que haya oscurecido por completo, o extenderlo por más tiempo, pero limitando las invitaciones a gentes del mismo edificio para eliminar así los riesgos que conllevan las salidas nocturnas en nuestras ciudades.

NUESTRA GUERRA Y SU AGRAVACIÓN

Nuestra guerra urbana viene agravándose desde hace ya muchos años. Toda sociedad vive guerras constantes. Porque guerra y paz son dos polos dialécticos que chocan, como tesis y antítesis buscando la síntesis que renueve el mismo proceso de oposición de contrarios, esencia clave de la historia. ¿Acaso en el Chicago de los años veinte y treinta del siglo XX no había una guerra cuyos caudillos respondían a los nombres de Al Capone, "Scarface" o Lucky Luciano? Los apaches de París o los asaltantes de la Italia de "Fra Diavolo" eran o reflejaban una guerra. También fueron signo de guerra nuestros bandidos latinoamericanos. Ahora, en nuestros tiempos, el hampón, el atracador, el choro son los guerreros del mal, según la tipología oficial, enfrentados a los guerreros del bien que manejan la sociedad dominante.

Porque hay dos sociedades en todo país latinoamericano y, sobre todo, en Venezuela. La sociedad dominante vive en urbanizaciones que parecen a la banlieu de París o a los suburbios donde habitaba la gentry en Inglaterra. La sociedad oprimida o dominada vive en rancheríos parecidos a los de Kinchasa en el Congo o de Dakar en Senegal, sube cerros a pie como lo hacen los montañeses del Himalaya y sus condiciones sanitarias son aquellas de abandono y nulidad existentes en el país más atrasado del mundo de hoy.

GUERRA: ¿ÚNICA OPCIÓN?

En Venezuela, aún hoy día, con un boom petrolero sin precedentes por lo largo, el desempleo no baja del veinte por ciento aunque la dirección de Estadísticas, hoy con Chávez, como ayer con los adecos, procede a disimularlo. No habiendo en nuestro país, como tampoco existe en otros países de América Latina, seguro de desempleo, los jóvenes de la sociedad oprimida o dominada caen, a la corta o a la larga, en la tentación del robo a mano armada. Así nace un hampón. Después viene la banda organizada, a la cual el mercado mundial de armas cortas no tardará en ofrecerle una metralleta o una pistola y si fuere necesario hasta un Kalaschnicov. En un país como Venezuela, donde todos los políticos y los militares de Chávez y sus opositores, todos iguales, perdieron por completo la autoridad moral, el llamamiento de la aventura, más el influjo de la necesidad, fabrica un hampón en menos de veinticuatro horas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog