Ministro Pedro Carreño ya sabemos quién mató a Chimaras, ...

Por Venezuela Real - 3 de Mayo, 2007, 18:34, Categoría: Seguridad/Inseguridad

Mónica Fernández Sánchez
analítica.com
03 de mayo de 2007

... por favor me puede decir quién mató a Viloria?

Hace dos meses asesinaron al Agente Yormen Viloria, de la XV promoción de la Policía Municipal de Chacao, de 22 años, sus agresores, una banda que opera en el Valle, ese día otras 43 personas también murieron, pero no salieron en TV como él, no eran policías de Chacao. Al día siguiente de su muerte el vocero del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas declaró que la banda está desde hace tiempo identificada, pero la gran pregunta, que ya me hice hace 2 meses es ¿por qué nadie detiene a los miembros de esa banda?, ya van 70 motorizados asesinados de la misma manera. La última información que tenemos es que la mujer que mató a Viloria es la pareja de un funcionario de un cuerpo policial nacional, quizá aquí esté una de las razones por las cuales sus asesinos aún no han sido investigados.

Hoy vuelvo a mi mundo de las preguntas, ¡estoy una vez más sorprendida de la eficiencia del Ministerio Público, del Ministerio del Interior y Justicia y del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas para dar respuesta a la muerte del actor Yanis Chimara, muerte lamentable, pero y es que ¿acaso hay alguna muerte que no sea lamentable? Pues al parecer según quienes tienen el poder y la obligación de investigar hay distintas clases de muertes. Esto se ha puesto de manifiesto en las investigaciones "Express" rápida y furiosas" que hacen los cuerpos especiales, a los que se le suman la DIM y la DISIP, por razones que aún no logro jurídicamente comprender, pero que apuntan hacia la nacionalidad del occiso, a la misión a la que pertenece, o a la tolda policía a la cual representa, al punto que hasta el Vice-Presidente de la República hace acto de presencia en un velorio; ¡Si tuviera que ir a los 44 diarios no tendría tiempo para hacer su agenda política!.

Es muy doloroso para quienes nos hemos formado en las Ciencias Penales ver como la "venganza investigativa oportunista" se suelta y desata sin piedad según el "calibre" no del arma de fuego utilizada, sino de la vinculación política de quien resulta víctima. En Venezuela mueren 44 venezolanos diarios, podría decirle a Pedro Carreño que hay 44 Yianis Chimara que no salen más de sus casas, que hay 44 jóvenes que pierden sus vidas ante un Estado inerte, que hay 44 familias de mínimo 5 miembros cada una que llevan muchos meses y años esperando sólo "Justicia", eso es lo que piden no venganza. Mientras tanto vemos como la ciencia es destruida: retratos hablados mostrados en cámara, anticipación sobre quienes y dónde viven los ejecutores de los hechos, exhibición de las evidencias en la TV, vicios indudables dentro de una investigación legalmente válida, casi piden recompensa por la búsqueda de quienes habían sido descritos. Estos días creí que veía una película del Lejano Oeste donde el Sheriff ofrece dinero por el "wanted". Un Ministro que dice hay que investigar la "autoría intelectual" de la muerte de un actor siguiendo los errados pasos de un Fiscal General de la República que no puede resolver ningún caso sin referirse a la "autoría intelectual" ¿nadie les ha podido decir que eso no existe en el Código Penal Venezolano?, ¿Nadie puede ayudarlos a pensar y a declarar para no viciar las investigaciones? No puedo creer que nadie preparado, objetivo y no politizado en el Ministerio Público, en los tribunales o en el CICPIC sea capaz de alzar su voz y decirle a sus superiores que lo que hacen es equivocado.

El proceso de búsqueda, captura, detención y presentación de los perpetradores de la muerte del actor, estuvo lleno de los vicios aquellos que la dictadura achacaba a la Seguridad Nacional: tortura, confesiones, requisas indiscriminadas, nada faltó y en dos días el caso policialmente estaba cerrado. Para Viloria aún con la banda identificada hace mucho no hay ni siquiera un detenido, un investigado. Peor aún hay muchas madres llorando la ejecución de sus hijos en manos de funcionarios policiales que aún están activos. Hay 411 muertos en las cárceles el año pasado que no han sido responsabilidad de ningún Ministro, pero para el Gobierno actual todo está tranquilo ya que la muerte de Anderson, la muerte de la médico cubana, y la muerte de Yianis Chimara ya están fuera del índice del 97% de impunidad que arropa a los casos de homicidio, de resto, los más de 16 mil venezolanos que murieron en el 2006, que se las arreglen.

La discriminación, la desigualdad, el abuso de poder y de autoridad se ponen de manifiesto cada día en las actuaciones de los políticos en el poder, de resto el pueblo, el soberano, el débil jurídico que no tiene carnet ni de un lado ni de otro, que no clasifica para salir en TV, sigue sin lo que busca la "justicia.

Cada día estamos más indignados y sobretodo dolidos; vemos como la vida no vale nada para el Socialismo del Siglo XXI, cuyas acciones y omisiones encuadran a la perfección en su consigna "socialismo, patria o muerte", no hay duda importa más el partido político que la vida, y muerte es lo que sobra.

Quizá cada lamentable deceso sirva para que, tomemos conciencia de cuáles son las exigencias que debemos hacer a quienes tienen la obligación de cumplirlas; la cultura de la vida se ha sustituido por la cultura de la muerte que nos ha llevado a presenciar como unas vidas tienen rostro y otras son simplemente una estadística. ¿Tendremos que llegar al punto de colocar nuestros nombres en unas chapas como las que usan los militares en la guerra para ser identificados?

Señor Isaías Rodríguez, Señor Pedro Carreño, para nuestras familias cada uno de nosotros es una estrella, no somos el simple número de una estadística.

No hay ni una sola respuesta coherente en materia de seguridad y políticas públicas, no hay política criminal, sino una criminal política que nos lleva al absurdo de "prevenir el delito" con globos y cámaras aéreas de filmación, cuando el grado de ejecución de hechos violentos demuestra que hemos pasado del enfrentamiento entre policías y ladrones, al enfrentamiento entre bandas, al enfrentamiento entre policías, estadio este al que un globo no le dará respuesta, es decir la descomposición social y la inversión de valores vuelan pero con esta política nada de esto se dentendrá.

La cantante Calva de Ionesco como representación del diálogo del absurdo parece que está inspirada en una realidad Venezolana, que ya supera las telenovelas, cuyos capítulos cada día son más tristes de narrar.

Viloria tu foto también salió varios días en TV y en prensa, todo el mundo sabe que te mataron, quizá eso apoye en la investigación, mientras tanto recemos para que la vida forme parte del próximo proyecto político de quienes estén en el poder.

Quizá la "misión vida" sería un buen comienzo







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog