La plaza Bolívar aún da miedo

Por Venezuela Real - 4 de Mayo, 2007, 13:55, Categoría: Dimensión Social

BRIAMEL GONZÁLEZ ZAMBRANO
EL UNIVERSAL
04 de mayo de 2007

Desempleados, jubilados y funcionarios hacen sus trámites y aguardan respuestas mientras que los evangélicos hacen prédicas a pocos metros de la catedral de Caracas

Oro, oro, oro. La palabra se repite sonora y constante en la esquina del edificio La Francia, ubicado frente a la plaza Bolívar y el Palacio Federal Legislativo. También se oye "dólares y euros, dólares y euros".

Juan Manuel Azócar, uno de los buscadores de clientes para las joyerías, comienza su jornada anunciando la compra y venta del metal de 18 quilates a un precio de Bs 45 por cada gramo. "Me gano una comisión de 10%", dijo, mientras llevaba a dos interesados hacia un local.

Claudia López se casa en un mes, y acudió ayer con temor a buscar sus alianzas. "Vine hace dos semanas y pagué con cheque. Nadie puede tener efectivo por esta zona. Ahora me las llevo en un bolsillo y correré hasta el metro. El centro siempre me da miedo", advirtió la contadora pública.

Sonia Quiñón, encargada de un local que expende y evalúa prendas, da instrucciones a sus compradores para que no se dejen seguir por nadie y guarden la mercancía. "Se pueden evitar los atracos si hay precaución", aseguró.

A pocos metros del complejo joyero de 10 pisos, sobrevivieron dos toldos de la llamada esquina caliente, un espacio que sirvió de trinchera a los seguidores del presidente Chávez y donde los hechos de violencia física y verbal fueron cotidianos hace un par de años. Ahora en una cartulina se lleva la cuenta regresiva de los días que faltan para que se termine la concesión de RCTV.

Los jubilados y desempleados toman asiento en los bancos para esperar los resultados de sus gestiones. "A los de la contraloría social no nos han cancelado los Bs 600 mil hace ya cuatro meses. Me siento aquí y veo de todo", aseguró Clara Rosales.

La buhonería está prohibida en la plaza, custodiada por guardias patrimoniales. Sin embargo, vendedores de estampitas, helados, jugos y café se confunden entre pensionados, borrachos y peatones que oyen, algunos con la mirada perdida, la ardorosa prédica de evangélicos que se apuestan a pocos metros de la catedral, predicando su versión de la palabra de Dios.

José García vende la Gaceta Oficial a Bs 2 mil desde hace 20 años. "La canto como si fuera el periódico. A la gente le interesan los cambios que publica".

Los autos de lujo se paran al frente de la Casa Amarilla y restan el espacio a los peatones, al igual que las motos y los carros oficiales. Hay andamios en la fachada de los cines Rialto y Ayacucho de donde salen ruidos de taladros y herramientas usadas para la restauración.

Las palomas, perennes habitantes del lugar, aún divierten a los niños que corretean a las esquivas aves. Lo turistas se toman fotos junto a la estatua del Libertador.

"Otros valoran este lugar. A los caraqueños nos da miedo de venir y sentarnos", dijo Aníbal Coti, vendedor de la zona.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog