Mikko Pyhala: "En Finlandia el Estado paga para que lo critiquen"

Por Venezuela Real - 4 de Mayo, 2007, 13:30, Categoría: Política Internacional

REYES THEIS
EL UNIVERSAL
04 de mayo de 2007

Entrevista // Mikko Pyhala, embajador de Finlandia en Venezuela

Según el embajador Pyhala, en su país es " imposible una penalización por tener una opinión crítica contra el Gobierno"
"Se dan los fondos (a los medios de comunicación) porque se cree en un debate abierto, honesto, que mayormente es constructivo. Puede haber mucha crítica, pero todos están de acuerdo en las reglas"

En el avatar nacional, quizás comprender que el Estado subsidie a los medios de comunicación que son empleados por los partidos opositores para cuestionar al Gobierno, no sea fácil, pero así ocurre en Finlandia.

El embajador de esa nación europea en Venezuela Mikko Pyhala, habló sobre la experiencia finlandesa, el respeto gubernamental a los medios y sus mecanismos autorregulatorios.

-¿Cómo conciben en su país la libertad de información y expresión?
-La libertad de expresión está garantizada en la Constitución. Hay una sola excepción y es el material audiovisual en televisión o cine para proteger a los menores contra la violencia u otros tipos de imágenes que podrían hacerle daño. Pero no hay censura.

-¿No hay ninguna censura para aspectos políticos?
-La libertad de expresión política se respeta en términos prácticos, de tal manera que el Parlamento aprueba un presupuesto de apoyo económico a los partidos políticos con representación en el Parlamento y estos normalmente usan estos fondos para la publicación de sus periódicos. La prensa de la oposición recibe fondos en igual proporción. De alguna manera se podría decir que pagamos para que nos critiquen. También el Ministerio de Educación da fondos para una amplia flora de periódicos de opinión y estos muchas veces son críticos del Gobierno y de políticas oficiales. Tienen una opinión crítica, pero constructiva, no se les ve como políticos, pueden ser publicaciones en defensa de minorías sexuales o de indígenas, inmigrantes, etcétera. En general, casi todos, con una actividad legítima, pueden recibir apoyo oficial para sus actividades. Es imposible que haya una penalización por tener una opinión crítica contra el Gobierno.

-¿Por qué el Estado finlandés, de alguna manera, estimula la crítica al Gobierno?
-Se dan los fondos porque se cree en un debate abierto, honesto, que mayormente es constructivo. Puede haber mucha crítica, pero todos están de acuerdo en las reglas de juego.

-¿Existe alguna ley que regule el comportamiento de los medios de comunicación?
-Sí, hay leyes. Pero el comportamiento de los medios de comunicación, periódicos, revistas, prensa, televisión, radio, mayormente se discute en el Consejo Nacional de la Prensa. La mitad de los miembros son nombrados por los dueños de los medios y la otra mitad por los sindicatos de los periodistas. Hay un presidente que goza de la confianza de las dos partes. Este Consejo debate los problemas. Cualquier persona puede hacer una queja y el Consejo da un veredicto y todos tienen el compromiso previo de publicarlo. Si se publica algo ofensivo en la primera página, entonces el correctivo hay que publicarlo en la primera página. También hay normas como la protección de la intimidad. Si una persona es arrestada o se sospecha de que haya cometido un crimen, no se puede publicar su nombre. Cada persona es considerada inocente hasta que haya una sentencia de culpabilidad.

-¿Cómo maneja la prensa en su país temas como el de la corrupción?
-La prensa está muy alerta de estas investigaciones, aunque no hay mucha corrupción porque Finlandia es considerado el país menos corrupto del mundo. Las razones son históricas, no hemos tenido colonias ni latifundios, la sociedad finlandesa siempre ha sido igualitaria. Es la más igualitaria del mundo, tanto así, que los altos funcionarios del sector público sólo pueden ganar diez veces el salario mínimo.Hubo un caso de corrupción con unos altos funcionarios del Instituto Nacional de Navegación, ellos aceptaron viajes al exterior pagados por un cliente y eso se publicó en los periódicos, la radio y la televisión. Se mencionaron los nombres. No se dijo que eran corruptos, sino que aceptaron viajes al Caribe pagados por un cliente y se estaba investigando si había corrupción. El veredicto fue que sí eran culpables de corrupción.

-¿Hay en Finlandia medios amigos del Gobierno y otros de la oposición?
-Existen los canales de televisión del Estado. Hay cuatro en finés (idioma de Finlandia) y uno en sueco que es el idioma minoritario. Todos los canales son gestionados por una Comisión de Radiodifusión donde entran todos los partidos políticos. La oposición y el Gobierno están representados y se ponen de acuerdo. La televisión y la radio no pueden hacer propaganda por el Gobierno, la oposición nunca lo aceptaría. Es posible tener debates políticos donde se exprese la posición del Gobierno y de la oposición, como el Gobierno tiene más actividades, logra más publicidad, pero nose puede hacer de manera propagandística. Además hay una docena de canales privados, la mayoría son de cable (por suscripción), pero hay un par de canales que son privados y abiertos. En los canales privados hay más crítica hacia el Gobierno. Ahora el Gobierno de Finlandia es de centroderecha y los canales privados son más cercanos a la derecha, entonces esto tiene su propio dinamismo. Tenemos varios periódicos con su color político, el socialdemócrata, del partido de centro, del partido sueco y de la izquierda. Todos tienen sus periódicos políticos y reciben el apoyo del Parlamento. La prensa principal de Finlandia está en manos privadas sin un color determinado. Se puede decir que son pluralistas. Lo que nos preocupa un poco es que hay concentración. Que los dueños de algunas estaciones de televisión también son dueños de radio y de periódicos y a veces de casas editoriales. Esto no lo vemos saludable, pero no hemos podido hacer nada porque es legal y nadie ha querido tomar medidas legales para disminuir esa concentración.

-¿Pero el Gobierno expresa molestia porque no le guste cómo fue tratada alguna noticia?
-Sí. Se molestan muchas veces. Igualmente los parlamentarios, y dan sus argumentos, pero no se pueden tomar medidas administrativas contra medios de información. Pero, por ejemplo, si hay una acusación de actividad criminal (contra una persona) , esto ya es una ofensa, entonces se puede ir a la Corte. Por otra parte, los conflictos morales se pueden tratar en el Consejo de la Prensa. Además, en Finlandia desde el año 1700 tenemos la protección del anonimato de la fuente de los periodistas. Si es testigo en la Corte y sabe algo, lo dice, pero no tiene que decir quién es su fuente, sólo en caso estipulados por la ley, por ejemplo los informes de Relaciones Exteriores gozan de confidencialidad priorizada. Si se revela un secreto de un informe diplomático, tiene que decir en la Corte de donde proviene la información. Al respecto tuvimos el caso de una primera ministra quien era del partido del centro y atacaba a los socialdemócratas diciendo que se acercaron demasiado a Estados Unidos en el caso de la guerra de Irak, después se reveló que tuvo acceso a documentos privados en el servicio exterior y había usado los argumentos. Dijo en televisión que tenía documentos y se reveló que el asesor de la Presidencia fue el que los dio. Esto fue mal visto, no se criminalizó, pero el asesor tuvo que renunciar, el primer ministro tuvo que renunciar y perdió su posición política.

-¿Cuáles son las razones para tratar la libertad de información con ese cuidado?
-Tengo que decirle que en Finlandia no siempre hubo tanta libertad de prensa. Cuando existía la Unión Soviética hubo bastante autocensura para proteger las relaciones con ese país. Se sentía que había una posible amenaza contra nuestra independencia, por eso era mejor tratar a la Unión Soviética con guantes de seda y la prensa lo hizo. Hubo autocensura, sobre todo en el cine y muchos periódicos la ejercían, ahora ya no hay motivos. Donde sí sería bueno es en el respeto a la intimidad de las personas. Se habla demasiado de los amores de los políticos, del show business y esto es desagradable. Pero el respeto para la libertad de expresión es extremamente alto y no se abusa.

-La Embajada de Finlandia patrocinó un evento en la Universidad Central de Venezuela sobre la libertad de expresión. ¿Alguna causa en especial para abordar este tema?
-Nosotros hacemos actos como éstos en todas partes y ¿por qué no en Venezuela? La Universidad Central pidió la colaboración y estuvimos de acuerdo. Hacemos seminarios de apoyos a la sociedad civil, o a organismos de movilización social. De toda la cooperación para el desarrollo que hace Finlandia, al menos diez o quince por ciento se da a la sociedad civil o para que ellos lo ejecuten en diversas áreas.

 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog