¿Vayan a lavarse ese paltó?

Por Venezuela Real - 4 de Mayo, 2007, 15:38, Categoría: Derechos Humanos

ÓSCAR LUCIEN
EL NACIONAL
04 de Mayo de 2007    

De la misma manera que el teniente coronel Chávez ha convertido, indebidamente, el Teatro Teresa Carreño en la agencia de festejos del Partido Único Socialista, el anunciado, y eventual, cierre de RCTV significará mayor restricción en la oferta y en la posibilidad de elección de los venezolanos.

He dicho eventual cierre porque el verbo tronante del Presidente suele darnos pruebas de contundente inconsistencia. Revisando algunos documentos y recortes de prensa sobre las condiciones de la libertad de expresión en Venezuela encontré una reseña del diario Últimas Noticias en la que el jefe del Estado acusa, sin presentar ninguna prueba, a un empresario de medios como jefe de la conspiración que lo saca unas horas del poder en abril de 2002: "Gustavo Cisneros fue el cabecilla del golpe de abril. Lo acuso. En la sede de Venevisión funcionó el comando del golpe, pero no ha habido hasta ahora un juez capaz de ponerle cascabel al gato. El poder de chantaje de los medios es muy grande; para mala suerte de ellos yo no soy chantajeable". Hoy, sin embargo, la presunta responsabilidad del golpe de abril se transfiere en forma exclusiva a RCTV, sin ninguna explicación consistente que, validara la acusación primero, la exculpación después, de Venevisión, actualmente, a luz vista, en perfecta sintonía con la revolución. Siempre me ha llamado la atención como es que los partidarios de Chávez siguen al presidente de un lado a otro, ciegos y mudos ante tan evidentes muestras de inconsistencia y se arrastran "rodilla en tierra" sin notar ninguna contradicción. O era mentira antes o lo es ahora. ¿Será esto lo que llaman culto a la personalidad? Dos casitos más, apenas de pasada, para volver al asunto de fondo. Del presidente peruano Alan García dijo Chávez, palabras más palabras menos, que era "un ladrón de siete suelas"; que dejaría de asistir a una cumbre con su colega peruano por temor a que le saque la cartera del bolsillo. Meses después, abrazado con García, declaraba que el peruano era "su hermano del alma". ¿Qué no dijo Chávez del comandante Arias Cárdenas cuando este lo confrontó en lides electorales? Hoy, el buen compadre Pancho es su embajador y hombre de confianza en la Organización de Naciones Unidas.

El cierre del RCTV no puede, sin embargo, entenderse o limitarse al análisis temperamental del teniente coronel Chávez. En todo régimen personalista este aspecto, por supuesto, juega un papel nada despreciable. Pero el caso de RCTV tiene que verse en la perspectiva de construcción de una hegemonía comunicacional, de hecho, algo que no oculta el gobierno y, particularmente, en lo que califico de cerco incesante a la libertad de expresión.

La restricción a la libertad de expresión no se mide solamente por la cantidad de periodistas presos, útil coartada del Gobierno para anunciar que en Venezuela se goza plenamente de libertad de expresión y de libertad de información. Agresiones físicas, cerco impositivo y publicitario, hostigamiento judicial, limitación en el acceso a las fuentes, atentan contra un libre ejercicio de la libertad de expresión y al derecho a la información de la ciudadanía. Insistamos. La violación a la libertad de expresión, no se reduce a poner preso a un periodista.

El anunciado cierre de RCTV viola lo establecido en la Convención Americana de Derechos Humanos, desarrollado con mayor alcance en la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la OEA: "La utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública; la concesión de prebendas arancelarias; la asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial y créditos oficiales; el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión, entre otros, con el objetivo de presionar y castigar o premiar y privilegiar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atenta contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley...".Sin el debido juicio, el Gobierno no está actuando conforme a derecho.

Y todavía Chávez no ha cambiado la bicha para actuar a su antojo. La CIDH ya envió un alerta y el Presidente los mandó "a lavarse ese paltó". Recordémosle, entonces, el artículo 31 de la Carta Magna: "Toda persona tiene derecho, en los términos establecidos por los tratados, pactos y convenciones sobre derechos humanos ratificados por la República, a dirigir peticiones o quejas ante los órganos internacionales creados para tales fines, con el objeto de solicitar el amparo a sus derechos humanos. El Estado adoptará, conforme a procedimientos establecidos en esta Constitución y la ley, las medidas que sean necesarias para dar cumplimiento a las decisiones emanadas de los órganos internacionales previstos en este artículo". ¿Vayan a lavarse ese paltó?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog