Viene por ti.

Por Venezuela Real - 4 de Mayo, 2007, 15:41, Categoría: Economía

Veneconomía Opina
04 de mayo de 2007

El presidente Chávez no está dejando piedra sobre piedra en nada que le huela a capitalismo, libre mercado o empresa privada. Este jueves la amenaza de la vorágine de estatizaciones del mandatario le tocó a la Siderúrgica del Orinoco (SIDOR) y a la banca privada, en caso de que no actúen bajo los parámetros del socialismo (léase comunismo) que por antojo del mandatario rige en Venezuela.

Quizás algunos aún piensan que en pleno siglo XXI no es posible que el Gobierno concrete estas acciones, especialmente la de los bancos. Sin embargo, se debe recordar que la gran mayoría de las amenazas de ayer de Chávez, hoy son lamentablemente una realidad.

Hace unos años, por ejemplo, dijo que iría por las tierras rurales. Hoy más de 1.500.000 hectáreas de hatos, haciendas y fincas otrora privadas y en plena producción fueron confiscadas o expropiadas. Ahora, las mismas están en manos del Gobierno, abandonadas y sin producción en su mayoría. En ese entonces, muchos creyeron que nada pasaba.

Luego vino por las empresas privadas, como la Constructora Venezolana de Válvulas y Venepal, generadoras de empleo e inversión. Hoy a las cogestionadas Inveval e Invepal las carcome la politización y la impericia, y no han generado el empleo productivo prometido. Sin embargo, a la mayoría de venezolanos poco le importó estas confiscaciones.

Después vino por las contratistas de servicios de PDVSA, que pasaron a ser empresas mixtas con capital predominantemente del Estado. Pero, como eso no bastaba, el Gobierno arremetió contra las mejoradoras de crudo de la Faja Petrolífera del Orinoco, las cuales están forzadas a transferir los campos que venían operando al Estado. Y aunque con esto se ahuyenta a las inversiones extranjeras y se condena a PDVSA a hundirse aún más en la ineficiencia y corrupción, muchos venezolanos creen que esto no les afectará.
También cayeron en las garras del Gobierno: la telefónica CANTV y la Electricidad de Caracas. Pero, a muy pocos le importó la medida, y muchos optimistas, creyendo en la promesa del Gobierno, esperan pagar menos por los servicios de estas empresas cuando sean del Estado.

Chávez también amenaza con estatizar a clínicas, colegios, a la cadena comercializadora de alimentos, y el péndulo de la expropiación pende incluso sobre muchas viviendas y terrenos urbanos. Esto sin contar a los medios de comunicación, los cuales o se someten a la hegemonía comunicacional del Gobierno o arbitrariamente se les confisca la concesión, como se amenaza a RCTV para este 27 mayo.

La guinda de este desastre en el que se ha convertido Venezuela, es la amenaza de estatizar a los bancos privados. Cuando esta nueva amenaza se concrete el rumbo de todo el sistema bancario, será el mismo que el de los bancos del Estado, entre ellos, el Industrial, Banco del Pueblo, el de la Mujer o el Bandes. Es decir la ineficiencia, la no rendición de cuentas y la falta de transparencia.

La consecuencia de tal barbaridad es que el Gobierno tomará el control del ahorro de todos los venezolanos para financiar proyectos "sociales" de cualquier índole, por un lado. Por otro, rápidamente se agotará el capital de los bancos y colapsará la fuente de financiamiento para la inversión productiva. Sin embargo, ¿qué importa? Al fin y al cabo, para el Presidente obtener ganancias para hacer posible el crecimiento económico del país es tan sólo un pecado capitalista.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog