Tatiana de Maekelt: "El aislamiento internacional es fatal para cualquier gobierno"

Por Venezuela Real - 6 de Mayo, 2007, 13:33, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

ELVIA GÓMEZ
EL UNIVERSAL
06 de mayo de 2007

Entrevista // Tatiana de Maekelt, presidente de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales
La académica recuerda que las bases del sistema democrático están dentro de la Organización de Estados Americanos

"Los países en cualquier organismo internacional se cuidan mucho políticamente, no intervienen a menos que sea algo inaceptable, como una guerra civil, pero siempre hay alguien que arrastra a los demás"

El pasado mes de marzo la Academia de Ciencias Políticas y Sociales designó su directiva hasta el 2008. Su presidenta, Tatiana de Maekelt, se propone aproximar a los ciudadanos las densas discusiones jurídicas que se dan en el vetusto edificio con la ayuda de Internet.

Tiene presente como norma de vida el mensaje de Rómulo Gallegos contenido en Reinaldo Solar y aboga porque todos los venezolanos hagan diariamente "las pequeñas cosas que les corresponden, que son las que hacen grande a un país".

-¿La posibilidad de abandonar la OEA dónde coloca al Gobierno y a Venezuela?
-Estamos viviendo en un mundo, queramos o no, globalizado. O nosotros aprovechamos la globalización o estamos muertos. Las relaciones internacionales tienen una inmensa importancia y la OEA es una organización con mucha tradición, con sus altibajos, a veces pareciera que no sirve, pero ha tenido un pasado bien importante. ¿Qué pasa con Venezuela si se queda fuera de ese sistema? Va a estar como Cuba. Dicen que eso no importa, pero eso no es verdad, porque el fundamento de la vida democrática está en la OEA.

-¿Y cómo se define un gobierno que renuncia a su membresía en la OEA?
-Es un gobierno que se sale del sistema democrático. La OEA tiene dos pilares fundamentales: la parte jurídica, que tal vez no es tan conocida, pero la OEA ha hecho muchísimo para la unificación del Derecho interamericano; y el pilar político, que es todo lo que se ha podido hacer por la solución pacífica de controversias. Venezuela fue uno de los países que promovió la Carta Democrática de la OEA y ahora se va a salir.

-Durante la preparación de esa Carta, el Gobierno cuestionó la redacción de la cláusula democrática que dice que la OEA podrá intervenir cuando se produzca: "una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático". Venezuela propuso que eso sólo fuera posible cuando un gobierno "fuera derrocado por la fuerza". Eso ya perfilaba el espíritu con el que se acogería la norma.
-Así es. La Carta Democrática a veces no sirve a los propósitos de algunos países, porque hay algunos que tienden a separarse del régimen democrático. Hay un problema que se ha discutido en la OEA y es cómo se califica a un país democrático: ¿solamente por haber sido electo democráticamente o por su trayectoria posterior?

-Hay quienes dicen que el gobierno de Chávez es democrático porque no hay periodistas presos ni medios de comunicación cerrados. ¿Hay suficientes elementos para decir que rompe con el orden constitucional?
-Sí, absolutamente. Hay varias bases importantes de la democracia y una es la separación y la posibilidad de controlar los poderes. El Ejecutivo y el Parlamento hacen lo que quieren, igual que el Poder Judicial y nadie los controla. Con estos elementos ya se tiene que dudar de la vigencia del régimen democrático. Mire el problema entre el TSJ y Asamblea Nacional, eso es insólito, nunca se ha visto.

-¿De concretarse la renuncia a la OEA, el ciudadano notará la diferencia?
-El ciudadano de a pie difícilmente lo vaya a notar mientras dure la bonanza petrolera. En el momento en que disminuya el ingreso petrolero y ya no haya colaboración de otros países, porque eso no le puede gustar a Brasil, que es el gran coloso en la OEA, el Gobierno va a estar expuesto a muchas observaciones. Todo eso conduce al aislamiento internacional y eso es fatal para cualquier gobierno.

-A diferencia de la Unión Europea, que es una representación de parlamentos, a la OEA se le critica que por ser representación de gobiernos actúa según el interés del mando de turno. ¿Cree que se atrevan a activar la cláusula democrática?
-Bueno, no sé¿Tengo dudas. Yo estuve más de cinco años en la OEA y tuve que ver con acontecimientos importantes, como la toma de poder del Sandinismo en Nicaragua y problemas con las dictaduras militares. Los países en cualquier organismo se cuidan mucho para no traspasar esa barrera; cuando se ventila un punto incómodo se van a tomar café para no estar. No intervienen a menos que sea algo inaceptable como una guerra civil, pero siempre hay alguien que arrastra a los demás. Cuando la cosa se pone de color vivo, el organismo interviene, pero tiene que ser algo muy, muy evidente. Yo ahora no podría vaticinar ninguna conducta, pero creo que lo más importante es que el país se queda aislado. A todo lo que no le gusta, el Gobierno dice: "no los necesito", pero siempre se necesita y ahí está el punto focal.

-Tenemos que vivir nuestro proceso endógeno.
-Así es, en eso sí estoy de acuerdo con el Presidente, un proceso absolutamente endógeno y si viene algo de fuera, bienvenido, pero no esperar absolutamente nada. Yo siempre digo que no hay que esperar grandes acontecimientos, sino hacer pequeñas cosas. Todo el mundo tiene que hacer "algo", y el conjunto de ese "algo" será significativo. De ahí mi insistencia de hacer lo que se pueda en la Academia de Ciencias Políticas.

-¿Está la sociedad venezolana inerme ante las decisiones que asuma el Gobierno?
-Sí, estamos inermes, sobre todo después de las elecciones.

-Cuando asumió la presidencia de esta Academia, usted instó a sus colegas a defender las libertades en Venezuela. ¿Qué propone hacer?
-La Academia es un organismo más jurídico que político y siempre hemos tratado de ser objetivos. Dije en mi discurso que yo no creo en bajos perfiles para este tipo de instituciones, porque si no es mejor que la cierren de una vez. La Academia no puede salir a la calle, pero hay una serie de problemas que estamos discutiendo a fondo en las dos sesiones mensuales que tenemos y el informe lo estamos colocando en la página web (www.acienpol.com). El primero de estos informes es sobre el conflicto entre el TSJ y la AN; el segundo es la prolongación de ese conflicto con la parte tributaria que implica una serie de aspectos importantes. El próximo tema será sobre RCTV.

También preocupa la reforma constitucional que propone el Presidente, es algo mucho más serio que lo que la gente piensa. Todo está en secreto, nadie conoce el texto, pero se contempla la reelección indefinida y eso ya no es democrático, porque la base de la democracia es la alternabilidad. Hay fundamentos que no se pueden eliminar, aunque el pueblo quiera. Yo creo que la Constitución de 1999 es, salvo algunas cosas, muy buena. Debería ser una bandera para la oposición defenderla. Lamentablemente porque el Parlamento está como está, harán cambios de fondo mediante la reforma, cosa que es jurídicamente improcedente, y si eso se llega a hacer, los organismos internacionales tendrían que reaccionar, y ¡cuidado! si esa es una razón para salirse de la OEA.

-¿Y qué me dice de echar al suelo las bases federales de la República?
-Un país como Venezuela, con sus características geográficas, nunca puede funcionar en forma centralizada, es imposible. Aquí se ha hecho un esfuerzo increíble por descentralizar y eso más o menos ha funcionado en materias tan importantes como salud y educación. Cambiar las bases de un Estado consagrado en la Constitución del 99 tampoco se puede hacer.

-Si se centralizan los servicios, eso sí lo va a sentir el ciudadano, se producirán protestas. ¿Eso activará la represión?
-Ese sí es un asunto práctico, claro que se va a sentir. Estos son procesos que se repiten, en Venezuela y en otros países. Por ejemplo, Fujimori en su primer año mantuvo la fase democrática y económicamente le fue muy bien, el segundo año trató de centralizar, de eliminar la separación de poderes y ese año hubo reacción de la población y él trató de mantener algo del sistema democrático y no pudo y comenzó la represión.

-¿Que tendría que suceder para que el gobierno de Chávez sea caracterizado como plenamente totalitario?
-Falta poco...así como cuando hay un velo casi transparente, quitarlo. Falta más represión, más normas prohibitivas de libertad de opinión, pero llega un momento en que eso no le conviene al régimen y comenzará a apretar.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog