Patria, socialismo o muerte

Por Venezuela Real - 8 de Mayo, 2007, 22:02, Categoría: Política Nacional

Carlos Machado Allison
El Universal
08 de mayo de 2007

En Caracas no importa donde usted viva, sufrirá todos los días calamidades sin límite

Los habitantes de Caracas sentían amor y orgullo hacia la ciudad y sus íconos. Esto ha cambiado, producto del arte del mal Gobierno. Tres décadas sin que una obra mayor haya sido construida. Ocho años destruyendo lo existente. ¿Recuerdan que La Carlota iba a ser un parque?

Hoy pagamos las consecuencias. En los extremos Este y Oeste, la basura, los asesinatos, los huecos en las calles, el desorden y la falta de mantenimiento de todas las obras públicas constituyen una amenaza cotidiana, mientras que los hampones y quienes hacen su vida al margen de la ley, disfrutan de todos los beneficios. En las restantes tres alcaldías, la situación es algo mejor. En unos casos porque ha habido diligencia, en otros quizás porque sus moradores tienen más recursos, mejores viviendas y negocios.

No importa donde usted viva, sufrirá todos los días calamidades sin límite. Las calles no están hechas para caminar sino para los carteles de propaganda o para estacionar vehículos, albergar buhoneros, indigentes y excremento de animales. En las autopistas ya no existen barandas, pululan vendedores y los motorizados, en violación de cualquier norma y casi siempre a exceso de velocidad, atormentan con sus bocinas y golpean espejos o puertas para abrirse paso entre los vehículos. El tráfico es inhumano, la contaminación elevada, la irritación ya es una forma de vida.

Los comercios se apropian de los espacios públicos, los parques están abandonados, los árboles tiñosos, los teatros y la Academia Militar, empleados para el proselitismo. Los hombres de armas, policías y militares, no son vistos como protectores de la ley y aliados de los ciudadanos. Generan tanta desconfianza como los tribunales. Sume a esto el discurso violento en las cadenas televisivas y radiales, la invasión de edificios y terrenos, corrupción, escasez de alimentos, el costo de las viviendas, inflación, amenazas a la propiedad y a una educación liberal.

El caraqueño vive atormentado, la venta de sicotrópicos está por las nubes, la agresión verbal es permanente. La vida fuera se refleja adentro, hay disenso en las familias, el consumo de alcohol aumenta, la violencia contra mujeres y niños también. El ruido estruendoso se une a las drogas. La gente vive iracunda y agresiva, y ha surgido indiferencia por la muerte, vista como evento cotidiano.

Mientras, la energía y los recursos se dispersan entre Bush, Bolivia, la deuda Argentina, el etanol y hasta dádivas a los pobres de Nueva York. Miles de millones han gastado y gastarán en adquirir empresas que funcionan bien, como Cantv y Elecar, y otro tanto se dilapida en la incesante propaganda dedicada al culto de la personalidad y la agresión contra sindicatos, medicina privada, los militares institucionales o los gobernadores disidentes. Claro, ante el desastre hay que silenciar imágenes y sonidos, hoy es RCTV, luego a todos los que no sean genuflexos.

Incluyeron a la muerte en su nuevo lema, probable reflejo de una forma de pensar que tiene en el odio su mejor argumento. ¿No sería más acertado eliminar las palabras patria y socialismo, adoptando uno que mejor describe a la Caracas de hoy: "Odio, basura o muerte"?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog