Violencia estructural

Por Venezuela Real - 8 de Mayo, 2007, 22:05, Categoría: Seguridad/Inseguridad

ANDRÉS CAÑIZÁLEZ
EL NACIONAL
08 de Mayo de 2007

Dos hechos recientes vienen a ratificar lo que ha sido una verdadera política de Estado en materia de inseguridad. Cuando se mira en el tiempo se ve con claridad cómo se han establecido unas pautas de actuación oficial, sea antes o después de la presidencia de Chávez. Por un lado, está la muerte del actor Yanis Chimaras y el uso político-simbólico que se le ha dado, mientras que de forma casi paralela ha sido soslayado, el trabajo de la Comisión para la Reforma Policial, una entidad creada –por cierto– cuando la sociedad estaba también estupefacta por el asesinato de los niños Faddoul y su chofer.

La política del Estado en esta materia sigue siendo la misma, en una suerte de cruel herencia que parece pesar sobre quienes ejercen el cargo. Cuando sucede un hecho como la muerte de Chimaras, o en su momento los Faddoul, se promete una acción contundente contra el hampa. Una vez que baja la espuma de la indignación social, entonces dejan de tomarse las decisiones de fondo, las que de alguna manera sí podrán incidir en el largo plazo.

Así vamos. De escándalo en escándalo, mientras que se nos hace invisible, a todos, la cotidiana muerte de centenares de venezolanos cada mes, y nadie parecen inmutarse ante el violento fallecimiento de más de 9.000 venezolanos cada año, entre los cuales un porcentaje significativo cae en la nebulosa categoría de "enfrentamientos con agentes policiales". Otro caso que escandalizó a Caracas, el asesinato de jóvenes universitarios en Kennedy, hace casi 2 años, vino a patentar la existencia también de una política de Estado en este tipo de actuaciones.

Como suele suceder en hechos de violencia, la primera mirada está dirigida a las víctimas. Sin duda que hace falta que tengamos una policía profesional, coordinada y no manejada con fines políticos.

El Gobierno no parece tener este asunto entre sus prioridades. Sin embargo, cualquier abordaje que intente dar respuestas coherentes al tema de la inseguridad y la violencia en Venezuela, no puede soslayar el asunto de los victimarios.

Este tema de fondo se encuentra en "Y salimos a matar gente", libro que recoge las historias de vida de 16 personas, todas delincuentes salvo una. Se trata de pensar que existe en el país una delincuencia estructurada, con códigos y arraigos culturales. De acuerdo con el testimonio de este inquietante texto, coordinado por Alejandro Moreno y Alexander Campos, la clave de todo remite al seno familiar. Complejizar el problema de la violencia, como lo hace este estudio, es indispensable, pues la solución no está en darle plomo al hampa. ¿Lo habrán leído los asesores del ministro Carreño?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog