Bancos se preparan para la reconversión monetaria

Por Venezuela Real - 9 de Mayo, 2007, 17:09, Categoría: Economía

MARÍA GABRIELA AGUZZI V.
El Mundo
09 de Mayo de 2007

La instituciones adquieren programas para agilizar el proceso de adaptación a las nue- vas condiciones. Para el sistema financiero, el cambio de moneda implica un incremento en sus inversiones y en sus gastos operativos

Caracas. Algunos dirán que les suena adelantado, pero la mayoría de los expertos en materia bancaria afirman que los meses que restan para que entre en circulación el bolívar fuerte (Bs.F) implican un tiempo relativamente corto si se toman en cuenta todos los ajustes que se deben realizar para que la reconversión monetaria se ejecute de manera eficiente.

Los días corren y desde ya las entidades financieras adelantan el proceso necesario, sobre todo desde el punto de vista tecnológico, para que la decisión que lleva adelante el Banco Central de Venezuela (BCV) se aplique con la menor cantidad de problemas.

Tomando en cuenta la experiencia de otros países, en especial la de Brasil, los bancos evalúan las opciones que les permitan manejar la entrada en circulación de la nueva moneda.

En ese sentido, el economista y experto en materia financiera, José Grasso Vecchio, confirma que algunas instituciones bancarias ya están en proceso de adquirir sistemas que han utilizado otras naciones donde han ocurrido este tipo de ajustes, para aplicarlos al caso venezolano y evitar traumas.

En la actualidad, en el mercado internacional existe una serie de programas que permitirán agilizar el proceso.

"Es muy acelerada la forma en la que se desea aplicar en Venezuela la reconversión, pues en otros países los lapsos de adaptación para todos los sectores que hacen vida económica han sido más prolongados", expresa. La celeridad que exigen las decisiones oficiales obligó a buena parte de las instituciones bancarias que operan en el país a adquirir softwares y otros equipos, como por ejemplo, las máquinas contadoras de billetes, para así garantizar a la población un servicio eficaz, una vez que circule la moneda con tres ceros menos.

COSTOS Y TIEMPO

Todos estos ajustes traerán a la banca nacional, tanto pública, como privada, gastos operativos agregados, indicador que por cierto han logrado reducir durante los últimos dos años para así compensar la merma en su rentabilidad -afectada principalmente por el control de tasas de interés y la aplicación de carteras obligatoriasaunque bien vale decir que sus ganancias siguen siendo elevadas, a juicio de las autoridades gubernamentales.

Ante este panorama y a pesar de que las instituciones están toman- do sus previsiones, para Grasso Vecchio resulta cuesta arriba que el 1° de enero de 2008 todas las agencias, sucursales y demás oficinas ubicadas en el territorio nacional tengan los equipos necesarios para el cambio de la moneda.

"¿Cómo funcionarán, por ejemplo, los cajeros automáticos?" Ésta es una de las interrogantes que, al igual que el experto, se plantean los usuarios de la banca. Grasso Vecchio adelanta que las entidades también deberán hacer inversiones para cambiar estos sistemas.

"Creo que, indudablemente, va a tener que haber un lapso más prolongado de adaptación y los clientes tendrán acceso a las dos monedas por un tiempo determinado. No descartaría que el Ejecutivo ampliase el período de seis meses estimado en el decreto de la reconversión, no sólo para el uso de los telecajeros, sino para ajustar todos los medios de pago existentes en Venezuela", comenta.

ENTRENAMIENTO Y ESPACIO

Otro de los gastos que implicará la circulación del bolívar fuerte, respecto al sistema financiero, tiene que ver con el adiestramiento de empleados y f+uncionarios, a través de cursos, que podrían derivarse de la misma información pedagógica que distribuya el Banco Central de Venezuela, claro está, con las especificaciones necesarias para un trabajador bancario. Por su parte, el también economista César Aristimuño agrega que otro de los egresos que deberán asumir las entidades serán aquéllos derivados del uso de un mayor volumen de monedas, lo que redunda, incluso, en mayores gastos en seguros y en traslado a través del transporte de valores. "Y algo que normalmente no se mide o se tiene poca percepción de ello, es el espacio que los bancos utilizan para el resguardo de los billetes y las monedas. En este caso se deberán habilitar sitios especiales o nuevas bóvedas, para guardar los bolívares metálicos, que, sin duda alguna, van a tener una mayor circulación a partir de la reconversión", apunta Aristimuño.

LA TRANSITORIEDAD

Muchos aún se preguntan cómo afectará la nueva moneda a sus depósitos en cuentas de ahorro, corriente y plazo fijo e incluso sus operaciones crediticias.

Existe cierto temor en la población de que los bancos, a raíz del redondeo, podrían reducir los montos en el caso de las colocaciones o aumentarlos en los préstamos.

En ese sentido, Grasso Vecchio quiso dar un poco de tranquilidad a los usuarios del sistema asegurando que "el efecto de la reconversión monetaria en los depósitos y financiamientos será neutro".

Para explicarlo más detalladamente el especialista recurrió a un ejemplo: "si una persona posee 98.400 bolívares en su cuenta, del tipo que sea, esa persona, una vez que se realice la reconversión, mantendrá 98,4 bolívares fuertes y no verá reducido ese monto a 98 bolívares fuertes".

Este mecanismo de cálculo también será aplicable para aquel cliente que tiene en su libreta 525.780 bolívares, la cual a partir del 1° de enero del año entrante, "mantendrá 525,78 bolívares fuertes y no 526 como algunos han estimado".

Es necesario recordar que, tal y como lo han expresado autoridades del instituto emisor en los diferentes anuncios que ha realizado sobre la reconversión del bolívar, la entrada en circulación de las monedas de uno (0,01) y 12 y medio (0,125) céntimos permitirán también mantener estas cifras a la hora de hacer operaciones bancarias, aunque es necesario esperar por los lineamientos del BCV acerca de cómo se aplicará en el caso de los cajeros automáticos.

Lo cierto es que tanto para el experto, como para las propias autoridades del Banco Central el tema informativo es clave para la correcta implementación de la reconversión monetaria, pues a pesar de que han transcurrido casi dos meses desde la publicación del decreto presidencial y de algunas difusiones que han hecho los representantes del ente emisor, aún la población mantiene dudas, sobre todo en materia del redondeo de las cifras.

Aristimuño, quien coincide con Grasso Vecchio respecto al efecto neutro de la reducción de tres ceros a la moneda nacional, advierte que los ciudadanos podrían experimentar cierto retraso a la hora de desvincularse del actual bolívar, efecto que también traerá consecuencias en las operaciones cotidianas que se realizan a través del sistema financiero.

"Sucede en España, por ejemplo, donde sobre todo la gente mayor cuando va al banco quiere expresar el dinero que está manejando en pesetas. Es probable que la gente tienda a verificar la cantidad de billetes y, ante todo, de monedas, que le están dando al hacer un retiro, hasta familiarizarse por completo con cada una de las denominaciones del bolívar fuerte", enfatiza.

Recalcan que dada la complejidad de la reconversión, el Ejecutivo se verá obligado a prolongar el tiempo establecido para la adaptación a, por lo menos, un año.

LO BUENO

La simplificación de las cifras es una de las principales ventajas que traerá consigo la eliminación de tres ceros al bolívar, según comentan los expertos.

Esto aplicará, no sólo para la reducción de lo que hasta ahora implica, por ejemplo, el Presupuesto Anual de la Nación, fijado este año en 115.200.000.000.000 de bolívares (Bs. 115,2 billones), sino en la reducción de costos tanto para el sector público como para el privado, "porque se utilizará menos papel, menos electricidad para los equipos -pues se reducen las operaciones- menos trabajo en los cálculos y, en definitiva, ahorro de tiempo".

Grasso Vecchio agrega que la reconversión permitirá aminorar los procedimientos contables y también estimulará el uso de otros medios de pago como los cajeros automáticos.

"Con la correcta aplicación del cambio de la moneda, también disminuirán los gastos para el Banco Central porque el ente tendrá que imprimir menos billetes, lo que a su vez permitirá el uso de las monedas de baja denominación. Ayudará a combatir la inflación, ya que anclaría el bolívar en un tipo de cambio bajo. Finalmente, se generará un efecto psicológico positivo en la población y en los agentes económicos".

Para ambos especialistas en el tema bancario, los costos y demás implicaciones que traerá consigo la reconversión monetaria, bien valdrán la pena, si a mediano plazo se alcanzan todos los objetivos planteados con ella.

No obstante, reiteran la necesidad de acompañar la medida con otras acciones que pasan por aplicar verdaderos ajustes fiscales y correcciones de las actuales distorsiones que se dan en la economía, pues, de lo contrario, la eliminación de tres ceros al bolívar actual quedará como otro "pañito caliente" que empeorará el panorama, especialmente, en materia inflacionaria.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog