En Carabobo hay 250 zonas en riesgo por lluvias

Por Venezuela Real - 14 de Mayo, 2007, 15:11, Categoría: Dimensión Social

LEXANDER LOAIZA FIGUEROA
Ultimas Noticias
14 de Mayo de 2007

•  Vecinos advierten sobre basura en quebradas que podrían desbordarse
•  Damnificados de otras temporadas aún están en refugios

Valencia. Carabobo tiene 250 zonas de alto riesgo, de acuerdo con los registros del Instituto Autónomo de Protección Civil en la región. Las autoridades advierten que, con la llegada de las lluvias, en estos sectores podrían registrarse problemas graves como deslizamientos de tierra, desbordamiento de quebradas e inundaciones por caños obstruidos.

El pasado lunes, una lluvia con fuertes vientos dejó a 95 personas damnificadas por el colapso de sus viviendas en la comunidad de Nuestra Señora de Coromoto, una invasión conformada por 475 ranchos, ubicada en el municipio Guacara. Techos y paredes cedieron por las ráfagas de viento que se registraron después de las 5:30 de la tarde.

Otro fuerte aguacero afectó, el pasado 19 de abril, a los municipios del eje oriental de Carabobo, y dejó a 10 familias sin vivienda, que fueron reubicadas temporalmente en instalaciones deportivas. En el municipio San Joaquín hubo comunidades donde el agua alcanzó un metro de altura dentro de algunas casas.

Otras localidades que ya han sufrido los estragos por las lluvias son Los Guayos, Carlos Arvelo y el sur de Valencia, específicamente en las barriadas aledañas al Caño La Yuca.

Oficialmente la temporada de lluvias comienza la segunda quincena de mayo. Protección Civil Carabobo y las alcaldías elaboraron el mapa de riesgo en la región para prever lo que podría ocurrir en caso de precipitaciones fuertes, y orientar los recursos cuando surjan las emergencias. El mapa advierte que las zonas más vulnerables están en los municipios que conforman la cuenca del Lago de Valencia y la costa carabobeña.

Según César Navas, director de Protección Civil en la entidad, algunas alcaldías han tomado la previsión de limpiar las quebradas y caños para facilitar la circulación de las aguas cuando comiencen a caer las lluvias fuertes. Sin embargo, vecinos del sector 23 de Enero en Los Guayos y de Central Tacarigua, en Carlos Arvelo, denuncian la presencia de basura en los ca! ños que atraviesan estas comunidades.

Pasan trabajo. El surgimiento de nuevas familias damnificadas, con apenas dos precipitaciones fuertes, recuerda la situación en la que se encuentran los afectados de temporadas anteriores. Sólo en la costa carabobeña hay dos refugios que albergan a 84 familias que todavía esperan por una solución habitacional, en medio de el hacinamiento, las carencias y enfermedades.

En las viejas instalaciones del Instituto Autónomo de Ferrocarriles, ubicadas en el sector Fundamorón, viven 128 personas desde hace un año y tres meses. Son damnificados por las lluvias producidas a finales del año 2005, y fueron trasladados hasta allá con la promesa de que en cuatro meses se les resolvería el problema de techo.

Los espacios donde habita cada familia están divididos por sábanas colgadas de las paredes. Los alimentos se depositan en el suelo y el baño es un área de la parte posterior del edificio donde todos tienen que turnarse para asearse y lavar la ropa al aire libre.

Hagny Mijares, madre de tres niños, relata que tienen que luchar contra las ratas, culebras y todo tipo de plagas que abundan en este viejo terminal de tren rodeado de maleza.

Enfermedades como la hepatitis, escabiosis y diarreas son constantes en la población infantil, debido a la falta de higiene, porque las personas no cuentan con salas sanitarias para hacer sus necesidades.

Dalia Rodríguez llegó hace algunos meses a este refugio proveniente de otro ubicado en el sector de Nueva Taborda, donde compartía con otras 56 familias. Allí perdió a una bebé de 15 días de nacida, porque "le pusieron unas vacunas que no aguantó". Desde que perdió su casa, hace tres años en el pueblo de Urama, en el municipio Juan José Mora, ha transitado por tres refugios. Ahora sólo la acompaña su hijo mayor, que tiene cinco años.

 HABLA LA GENTE

Elizabeth Pinto
(damnificada) "Tengo seis hijos y aún espero por una solución. De la alcaldía nos pelotean a la gobernación y de allí a Savir, pero nadie nos soluciona el problema. Ya no sé en quién creer".

Dalia Rodríguez
(damnificada) "Perdí mi casa en Urama hace tres años cuando el río se desbordó. Me llevaron primero a la Casa de la Cultura, después al refugio de Nueva Taborda y ahora me trajeron a Ferrobar".

Hagny Mijares
(damnificada) "Aquí en Ferrobar hay mucho peligro con la delincuencia. De noche esto es oscuro y utilizan el monte para matar a la gente y abandonar carros"

 PROMESAS INCUMPLIDAS
Los afectados dicen que el gobernador Luis Acosta Carlez no se atreve a ir hasta Ferrobar, porque les prometió solucionar el problema y aún no lo ha hecho, a pesar de la precaria situación en que viven niños y adultos. Los damnificados han realizado manifestaciones hasta en Miraflores y han sido corridos por las autoridades. Dicen que comisiones del Ministerio de Vivienda y Hábitat han ido, pero "sólo para tomar fotos".











TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog