Guy Mellet: "El CICR está preocupado por la violencia en América Latina"

Por Venezuela Real - 14 de Mayo, 2007, 16:28, Categoría: Derechos Humanos

ELVIA GÓMEZ
EL UNIVERSAL
13 de mayo de 2007

Entrevista Guy Mellet, representante del Comité Internacional de la Cruz Roja
Guy Mellet dice que en el caso de los comisarios Simonovis, Vivas y Forero tienen un "diálogo constructivo" con las autoridades
"Desde el 2000 hemos formado en la FAN instructores en el Derecho Internacional Humanitario"

Guy Mellet, jefe de la delegación regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), es suizo, pero su habilidad para sortear preguntas comprometedoras bien lo haría pasar por un diestro español que exhibe sus mejores pases con la muleta en un ruedo. Cuando se le inquiere sobre situaciones que se viven en Venezuela apela a los principios de neutralidad, imparcialidad y confidencialidad que hacen a este organismo único en el mundo.

Mellet está en Caracas desde diciembre de 2005 y antes fue responsable en El Salvador, Nicaragua, Sudán, Perú, Angola, Afganistán, Georgia, Uzbekistán y Jordania. "En Venezuela, donde hay una situación de paz, el CICR trabaja en la promoción del Derecho Internacional Humanitario (DIH) por si un día hay un conflicto armado haya más posibilidad de respeto al derecho aplicable en ese caso".

-Pese a los elevados niveles de violencia, Venezuela no califica para "conflicto interno". ¿Cuándo se entra en esa clasificación?
-Un conflicto armado interno se define en los Acuerdos de Ginebra, para eso debe haber una estructura organizada, con un sistema de comando que luche por la toma del poder y controle una parte del territorio. Es la situación de Colombia.

El CICR está un poco preocupado por la violencia que hay en América Latina producto de la exclusión. Hay conflictos internos que dan consecuencias humanitarias importantes y por eso tenemos un trabajo experimental en Haití, donde muchas veces actúan gangs que se enfrentan, como en Cité Soleil. Lo mismo pasa en Río de Janeiro, que tiene niveles de violencia muy grandes, pero allí no aplica el DIH. En América Latina trabajamos más con las fuerzas policiales, hemos visto que ha habido excesivo uso de la fuerza en situación de manifestaciones.

-Ustedes ayudaron a la Conarepol, ¿cuál fue su aporte?
-En Venezuela hemos formado un cierto número de instructores en derechos humanos (DDHH) con un programa que tenemos sobre control y uso de la fuerza, y el año pasado participamos en talleres internacionales. A la Secretaría de la Reforma Policial le presentamos nuestro proyecto de integración transversal de los DDHH en las fuerzas policiales. Tomamos nota de que el Ministerio del Interior y Justicia en septiembre de 2006 decretó el Código de Conducta de las Fuerzas Policiales, que en gran parte se corresponde con el DIH y los DDHH.

-¿Sabe si los funcionarios entrenados mantienen puestos de comando?
-Bueno, no hemos seguido todos los casos. Siempre les decimos a las autoridades que sería bueno que haya institucionalización de esos cursos y si necesitan instructores, siempre hay posibilidad de darlos nosotros.

-¿Y cómo es su relación con la FAN?
-Es el mismo asunto. Es nuestro trabajo habitual del CICR facilitar la enseñanza, el entrenamiento de la FAN en el DIH, no tanto los DDHH, porque ellos se preparan para situación de conflictos armados. Desde que abrimos nuestra delegación en el año 2000 hemos formado instructores en el DIH e hicimos un seminario hace dos meses. Nosotros tenemos contactos desde hace muchos años y siempre hay discusiones sobre qué podemos ofrecer. Para América Latina tenemos un especialista militar que está en Lima.

-¿Venezuela está dentro de la media en la formación de su FAN en el DIH?
-Siempre hay que actualizar. Este año hemos tenido un primer seminario, esperamos tener otros, pero en el CICR no somos juez para decir esta fuerza armada es mejor que esta otra, nuestro trabajo es convencer. Nosotros nos quedamos sho-ckeados porque en los años ochenta una de las fuerzas armadas más avanzadas en enseñanza sistemática del DIH era Ruanda y en el año 1984 ocurre el genocidio. Otro país donde estaba en el currículo de formación de la fuerza armada el DIH era la ex Yugoslavia y hemos visto lo que pasó. En función de esa experiencia hemos pensado qué hacer con el comportamiento de la fuerza armada, viendo que cuando el conflicto está en el terreno hay poca diferencia entre una fuerza armada que se ha enseñado y otra que no. Pensamos que si hay entrenamiento la respuesta será automática y sistemática.

-Entiendo que también trabajan con estudiantes universitarios.
-Nuestro trabajo es empujar para que se incluya en los currículos el DIH y formar profesores. Hemos formado a 40 profesores de Derecho de 14 universidades de Venezuela y el año pasado lo hicimos con 20 profesores de las facultades de Comunicación Social. Creemos que es importante que se enseñe a futuros periodistas cuáles son las reglas que hacen la diferencia. Este año vamos a formar 20 profesores de Relaciones Internacionales. La idea es formar para que haya multiplicación de este DIH que es particular para conflictos armados.

-Autoridades de Apure y sacerdotes jesuitas denunciaron reclutamiento forzoso de menores de edad por grupos paramilitares. ¿Ha tenido el CICR conocimiento de eso?
-No. La información que tenemos es de la prensa, nosotros no estamos presentes en la frontera. Para nosotros no hay conflicto interno, no hemos visto declaraciones de ningún grupo armado diciendo que quieren tomar el poder en Venezuela.

-Ustedes han asistido a los comisarios Simonovis, Vivas y Forero que han denunciado condiciones infrahumanas de detención, ¿qué evaluación han hecho de sus casos?
-Uno de los trabajos que hacemos en todo el mundo en zonas de conflictos armados es la visita de personas detenidas a raíz de conflictos internos. Según los Convenios de Ginebra cuando hay un conflicto armado el Gobierno tiene que dar acceso al CICR, pero cuando hay conflicto interno ofrecemos nuestro servicio humanitario para visitar a los detenidos según el artículo 3 del Convenio de Ginebra, pero el Gobierno puede rechazarlo, no está obligado. En Venezuela tenemos cierta historia de visitas a personas detenidas. En los años 70, cuando hubo enfrentamiento con la guerrilla; en 1992 el actual presidente de la República, entre otros, recibió nuestras visitas. También con los eventos del 11A, el caso de los paramilitares colombianos y el asunto de la plaza de Altamira. Para nosotros son "detenidos de seguridad", que en oposición a los detenidos por crímenes comunes, se les acusa de atacar la estructura del Estado. Hemos visitado a las tres personas que usted mencionó, pero las condiciones, el tratamiento no puedo decirlo.

-¿Ha servido la confidencialidad para mejorar las condiciones denunciadas?
-Lo que puedo decir es que tenemos un diálogo constructivo con las autoridades que aún mantienen detenidas a esas personas.

-¿Se ha visto obligado en alguna oportunidad el CICR a denunciar públicamente cuando un gobierno se nie- ga a acoger sus recomendaciones?
-Sí ha pasado en nuestra historia, cuando se ve que hay problemas serios y no hay diálogo, calificamos el diálogo con las autoridades y decimos que no tenemos el diálogo que deseamos.

-¿En Venezuela el diálogo confidencial ha dado resultados?
-Pienso que sí. Somos el único organismo que trabaja de esa forma. Hay otros organismos que son defensores de DDHH que denuncian violaciones del DIH que tienen un modo público de trabajar, es el caso de Amnistía Internacional y Human Rights Watch. En el CICR no lo hacemos público, pero queremos ver a las personas detenidas. Las reglas que tenemos cuando empezamos un trabajo de visita a detenidos son de cuatro tipos: tener acceso a todas las personas; ver todos los lugares donde ellos están detenidos; entrevistarnos sin testigos y repetir las visitas. Si un gobierno acepta estas cuatro reglas, hacemos las visitas.

-En la estructura carcelaria de Venezuela ¿a quién le envían sus informes?
-Lo habitual es al director del penal y a su superior, depende de la respuesta que tengamos. Si hay problemas graves de colaboración vamos a subir...

-En el caso de Simonovis, Vivas y Forero ¿han llegado hasta el ministro?
-(Ríe y no responde) Transmitimos a quienes son responsables. Tenemos un diálogo constructivo con las autoridades, el año pasado visitamos a todos los que queríamos visitar.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog