Pase usted, ministro Carreño

Por Venezuela Real - 14 de Mayo, 2007, 14:38, Categoría: Seguridad/Inseguridad

Pablo Fernández Blanco
El Universal
14 de mayo de 2007

Conarepol no desea "perpetuarse" ni está buscando "reales"; hizo lo que le tocaba...

La Comisión Nacional para la Reforma Policial culminó sus funciones y rindió cuentas públicamente al país. Durante esos meses de arduo trabajo, Conarepol hizo cosas a las cuales no estamos muy acostumbrados en Venezuela: trabajó con celeridad para cumplir puntualmente los plazos que tenía previstos (y los cumplió); montó una organización estupendamente eficiente y eficaz para garantizar que no quedaran aspectos sueltos en la elaboración del diagnóstico nacional sobre la situación policial y del modelo policial (y logró el diagnóstico y el modelo); demostró una rigurosidad técnica y profesional pocas veces vista en esta área (y los resultados sistematizados lo demuestran).

Asimismo, actuó con plena transparencia informativa en todo momento (y de eso dan fe los medios de comunicación sin excepción); promovió la participación protagónica del pueblo en el tema policial, constituyéndose en una de las experiencias más interesantes de construcción colectiva de políticas públicas en América Latina (y así lo reconocieron especialistas de otras latitudes); y demostró que cuando hay voluntad política, capacidad y visión trascendente para hacer las cosas, se pueden superar diferencias y polarizaciones y trabajar unidos por el bien común de nuestro país.

Gracias a Conarepol, los venezolanos y venezolanas sabemos cuál es el estado real de nuestras policías; ésas que se financian con nuestros impuestos y con la renta petrolera que nos pertenece.

Ahora, la tarea es otra: la Asamblea Nacional tiene el deber de legislar en materia policial tomando en cuenta el trabajo de la Comisión (de la cual, vale recordar, la misma AN formó parte). La sociedad aspira que las y los legisladores sean fieles única y exclusivamente al espíritu de la Constitución y a la voz del pueblo (recogida clara y ampliamente por Conarepol). Este es el momento más peligroso para la reforma policial, porque otros intereses no tan transparentes pueden entrar en juego y destruir el trabajo producido.

Las escuetas y poco felices declaraciones del ministro Pedro Carreño al respecto son signo preocupante de que el titular del despacho de Interior y Justicia parece no haber entendido la dimensión de la labor realizada por Conarepol, ni de la tarea que se espera de él. Quizás los anhelos de protagonismo o el celo hacia una labor propiciada por su antecesor, no le permiten ver al señor ministro el valor positivo que ese trabajo pudiera tener para su propia gestión al frente del MIJ, incluso para lograr créditos propios siendo el propulsor de la implementación de la reforma. Esa estrechez de visión política es similar a la que nos llevó por el derrotero del caos y la improvisación durante la cuarta República, y de eso estamos cansados los venezolanos que creemos en el proyecto bolivariano.

Conarepol no desea "perpetuarse" ni está buscando "reales", señor Carreño; ya hizo lo que le tocaba y lo hizo bien, le duela a quien le duela; Conarepol le cumplió al país. Ahora veremos si quienes tienen la pelota en su terreno son capaces también de cumplirle a Venezuela.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog