Con fórceps

Por Venezuela Real - 16 de Mayo, 2007, 16:27, Categoría: Oposición/Resistencia

 Antonio Cova Maduro
El Universal
16 de mayo de 2007

¿Será que el Socialismo del Siglo XXI quiere tener militantes a juro?

Qué madre se imaginaría que lo que le acababan de aplicar era una técnica que tantos riesgos imponía al neonato? Y menos que su significado venía directamente del latín. Probablemente ninguna. En efecto, según el tantas veces citado DRAE, el fórceps "es un instrumento en forma de tenaza (que es lo que significa en latín), que se usa para la extracción de las criaturas en los partos difíciles", y por eso el sentido figurado se impone: cuando a alguien se "le saca algo con violencia", como le están haciendo a mucho empleado público por estos días.

La madre de una estudiante lo está viviendo en carne propia. Por eso tiene continuos accesos de llanto. A su trabajo ya llegó la carta terminante: "O se inscriben en el PSUV o van pa'fuera". Ella ya ha sentido el último sentido que le adjudica el DRAE al término: "instrumento en forma de tenazas utilizado para la extracción de dientes". ¿Conocen algo más doloroso¿ e inolvidable?

Jamás los venezolanos imaginaron, cuando con alegre inconsciencia llevaron a Hugo Chávez al poder un nefasto día de diciembre de 1998, que serían obligados a realizar cosas que les son profundamente repugnantes. Y no se trata de verse en el disparadero de inscribirse en un partido. Después de todo, eso no es nuevo en la historia de este país. La intolerable coerción con la que se les acorrala y no se les deja ninguna opción sí que lo es.

Lo que sí constituye una perplejidad es por qué han optado por esta estrategia, que, de paso, contradice la tradición revolucionaria del siglo XX. Para cualquier revolución triunfante -la rusa, la china, la cubana- si algo era vital mantener como una encendida llama de pasión, compromiso y dedicación era al Partido. Que se llamara "el de las masas", o "del pueblo", nunca supuso abrir las puertas de par en par. En sus procesos de admisión mostraban un celo que sólo conocimos a los atenienses a la hora de conceder la ciudadanía.

Y eso lo hacían porque estaban muy claros de que el Partido sería la privilegiada estructura que debería conducir la Revolución, y eso sólo podría llevarlo a cabo una élite muy consciente, no sólo de su papel sino mucho de sus responsabilidades. Y si fueron celosos en la selección de los miembros ("muchos son los llamados, pocos los escogidos"), con más razón lo fueron en no admitir a nadie a juro. Sabían del venenoso poder del fórceps. Y aun así sabemos cómo se derritieron como hielo al sol cuando llegó el momento de ajustar cuentas con la Historia.

Si uno recuerda que esos partidos emprendieron una revolución "para construir el socialismo", era obvio que esa sería una tarea absolutamente imposible con gente llevada a empujones, a regañadientes. Y lo que era peor: expresamente contra su voluntad. Si sin intentar forzarles, la tarea resultó fallida, ¿será que el Socialismo del Siglo XXI pretende implantar esa riesgosa innovación: militantes a juro?

Si no les basta con la experiencia histórica de los partidos revolucionarios que les precedieron -y de algún modo le marcan el camino- bien vale mirar a otras experiencias que no por más lejanas carecen de validez. ¿No fue eso lo que en efecto le pasó al engendro de Isabel Tudor -la gran reina inglesa del siglo XVI- cuando inventó, e impuso, una nueva religión desde el poder? Sus súbditos la aceptaron "de los dientes para afuera" y fueron los llamados "non conformists" quienes verdaderamente transformaron Inglaterra.

Quizás sin darse cuenta sea la gente de Podemos y del PCV a quienes les toque preservar lo que de revolucionario tenga este mondongo que ante nuestros asombrados ojos se despliega desde el poder. Porque, en efecto, esta mezcla de real realengo con fórceps, aplicado con premura y ánimo retaliativo desde el poder, nada bueno presagia para un proyecto con tantos enemigos.

Pero hay más: la gente que como la madre de la estudiante que cité han sentido este fórceps como una flagrante violación a la libertad que tanto nos costó conquistar y retener -y más profundamente: a la libertad que tan nuestra e íntima sentimos- no perdonarán jamás lo que hoy con obscena impunidad se les hace. Hugo Chávez ni imagina la factura que en su momento le pasarán.

Quizás, de nuevo, valga la pena acudir al luminoso análisis que Kapuscinski hizo de los iraníes en los tiempos del Sha. Ante el atropello, su reacción fue doble. Primero: un gran silencio que fue confundido con aquiescencia; y luego, las multitudes, alimentadas y entretenidas por el déspota, un buen día dejaron de obedecer. Y ése fue el día de la ira ¡y de los cobros!

Porque este fórceps marca un hito que dañará profundamente lo que Chávez quiere lograr en este país, guarden esto en la memoria: lo cobrarán, no sabemos cuándo ni cómo, pero lo cobrarán. No alberguen dudas ni por un instante.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog