El jinete y su apocalipsis

Por Venezuela Real - 17 de Mayo, 2007, 14:34, Categoría: Derechos Humanos

Patricia Clarembaux
TalCual
17 de mayo de 2007

“Se les venció la concesión” es sólo uno de los argumentos que dejarán a RCTV fuera del espectro radioeléctrico. El libro Blanco sobre RCTV , editado por el Minci, es la mejor evidencia de que el resto es política

La pregunta de los periodistas:
“¿Cuáles son las razones para la no renovación de la concesión a RCTV?” siempre ha tenido la misma respuesta. Una y otra vez, el ministro de Comunicación e Información, Willian Lara, ratifica:
“Se les venció la concesión y el Estado tiene la potestad de renovarla o no”. Claro que esa es la respuesta formal, pues la real quedó impresa en el Libro blanco sobre RCTVredactado, entre otras personas, por María Alejandra Díaz, directora de responsabilidad social del Minci. En las páginas del texto –editado en marzo de 2007–, las razones terminan siendo políticas y sus argumentos carecen de un sustento jurídico verificable en las propias leyes que ha sancionado la Asamblea Nacional.

En ocho capítulos el Minci escribe las evidencias legales y domésticas que justifican la no renovación de la concesión. Comienza con la concentración de medios radioeléctricos en Venezuela, el régimen de concesiones y el vencimiento de la de RCTV; prosigue con los derechos comunicacionales de niños, niñas y adolescentes y los abusos cometidos por los canales privados los días del 11-A; sigue con los efectos nocivos del monopolio comunicacional, las deudas de RCTV con sus trabajadores, la activación de conciencia de los ciudadanos sobre sus derechos comunicacionales e incluso las opiniones de ONGs como Human Rights Watch o Provea sobre la conducta de los medios de comunicación durante los días de abril de 2002.

Sin embargo, buenas páginas del libro se dedican a tocar los nueve argumentos que califican a RCTV como un canal no apto para renovar su concesión.Y aunque en la bolsa entraron, al parecer, “otros prestadores de servicio de televisión”, sus nombres se obviaron en el recuento de las “presuntas infracciones”.

LOS NUEVE PECADOS

Que RCTV dividió la pantalla durante una alocución oficial de la entonces ministra del Trabajo, María Cristina Iglesias, y del Presidente Hugo Chávez (lo que no podía asumirse como ilegal antes de la sanción de la Ley de Responsabilidad Social el 7 de diciembre de 2004) ; que difundió la “falsa noticia, declarada como ‘rumor’, sobre la supuesta retención del Presidente de la República por parte de un grupo de generales que le estarían pidiendo la renuncia” ; que insertó en la pantalla la consigna opositora “ni un paso atrás (...) en una evidente muestra de difusión de propaganda política anónima”. Hasta este punto, los argumentos sólo mencionan a RCTV. Los “otros prestadores de servicio de televisión” continúan desdibujados y libres de culpa.

Prosigue el Libro blanco de RCTV.

Que durante los hechos del 11-A sólo transmitió la marcha opositora y no dio cabida a voces del Gobierno; que dio espacio a declaraciones de militares y políticos que “responsabilizaban al Gobierno de las muertes ocurridas durante la marcha” ; que interrumpió la transmisión de la rueda de prensa del Fiscal General, Isaías Rodríguez, quien calificó los hechos como un golpe de Estado; que impidió a los afectos del Presidente manifestar sus opiniones ante sus cámaras, luego del regreso del primer mandatario nacional el 14-A.

Siguen sin aparecer los otros “prestadores de servicios de televisión”.

RCTV luce como el único responsable de todo y, como tal, solo se quedó.

SOLO SOLITO

Comenzado el 2003, cuatro canales recibieron la visita de funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) quienes avistaban la apertura de un procedimiento administrativo por la presunta violación de la Ley de Telecomunicaciones:
RCTV, Venevisión, Televen y Globovisión. Incitación a la guerra a través de propagandas, transmisión de 17.600 mensajes políticos en forma de propaganda, mensajes que incitan al terror y apología del delito fueron las “presuntas infracciones” de un proceso administrativo que no conllevó sanciones para ninguno de ellos.

“Los cuatro jinetes del Apocalipsis” les llamó el Presidente y, en su Aló Presidente Nº 136, dijo: “Le he dicho a los representantes del pueblo que no vamos a echar para atrás este proyecto de patria bonita mientras una élite inmoral oligárquica y dueña de medios, que utiliza el golpismo, el asesinato y las amenazas, pretende rendir por hambre y por sed al pueblo. Ante las cadenas de 24 horas de los cuatro jinetes del Apocalipsis, incrementaré las mías para informar al mundo sobre lo que realmente sucede en el país”.

De la noche a la mañana, aquellos cuatro jinetes se redujeron a uno, y a la cabeza quedó el presidente de las empresas 1BC, Marcel Granier, esperando respuestas de la justicia suprema antes del 27 de mayo... o después.

Nueve días podrían quedarle a RCTV al aire y aún no existen sanciones administrativas ni definiciones para los argumentos que se esgrimen desde el Gobierno. Y aunque en las paredes del canal no quieran ver el asunto como una cuenta regresiva, la frase de Lara y del primer mandatario venezolano suena inminente.

Le quedan diez días, no más.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog