RCTV y Derecho Internacional

Por Venezuela Real - 19 de Mayo, 2007, 8:09, Categoría: Derechos Humanos

Adolfo P. Salgueiro
El Universal
19 de mayo de 2007

El Estado venezolano sólo puede administrar porciones del espectro radioeléctrico

La evolución de la ciencia y la técnica que es característica resaltante de los siglos XX y XXI forzosamente ha abierto paso a nuevos conceptos que han logrado incorporarse al marco cultural y legal que rige a la comunidad tanto nacional como internacional.

Hoy día a nadie se le ocurre afirmar que la materia de Derechos Humanos es privativa de la soberanía del Estado, ni tampoco se aceptan visiones tales como que el mar libre no es de nadie o que el ambiente sano es un asunto del interés particular de los Estados y no de la humanidad.

En esa línea de ideas uno de los primeros aportes técnicos que hicieron sentir su condición global es el de las telecomunicaciones cuyas ondas electromagnéticas -como el viento- no conocen fronteras ni límites nacionales. De allí surge el concepto de patrimonio común de la humanidad hoy firmemente asentado en la cultura universal y además contenido en una normativa internacional de la que son parte todos los Estados.

Para que alguien pueda tener interés en transmitir algo (radio, televisión, internet, etc.) debe haber otro que esté en posibilidad de escucharlo o recibirlo. Para ello se requiere compatibilizar las frecuencias de manera que unos y otros sepan dónde coincidir. Por eso existe un organismo internacional, dentro del marco de la ONU, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), con sede en Ginebra de la cual Venezuela forma parte desde 1920 cuando los albores de su antecesora la Unión Telegráfica Internacional.

Así pues queda claro que no son los Estados los dueños de las ondas de radio y televisión sino la Humanidad, siendo ellos apenas los administradores de un bien común que permite que la frecuencia de transmisión de RCTV coincida con el canal 2 del dial de su televisor.

Establecida entonces la condición del Estado como administrador de un bien que no le es propio, resulta evidente que las facultades inherentes al cargo son las de administrar, no las de disponer que competen a un dueño.

Por eso es que el Estado venezolano, a través de su órgano competente Conatel sólo puede administrar las porciones del espectro radioeléctrico que la UIT le ha asignado y por ello sus actos de administración requieren ser ejercidos en beneficio del dueño, con prudencia y con rendición de cuentas.

La no renovación de la licencia a RCTV fundada tan solo en su vencimiento (cuya fecha además es disputada por el afectado) sin que medie motivación fundada y razonable, excede las atribuciones de administrar y se convierten en un acto de disposición propio del dueño (que no lo es) y constituye la apropiación indebida de un bien común, de tinte político, basada en la proclamada necesidad de obtener "hegemonía comunicacional" para servir una parcialidad política.

Resulta casi coincidencial que esta acción ilegal se vaya a concretar tan cerca del 17 de mayo, fecha instituida por Naciones Unidas, hace apenas un año sin que Venezuela se opusiera, como "Día Internacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información" (Resolución 252 LX). ¿Será que los "avezados diplomáticos" de la Revolución no se dieron cuenta?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog