Todo dinero de Chávez pesa más que sus ideas

Por Venezuela Real - 20 de Mayo, 2007, 10:19, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

País - Uruguay
20 de mayo de 2007

Duda. Los petrodólares no consiguen evitar cierto recelo de los gobiernos

Un acto de repudio a la visita del presidente estadounidense George W. Bush a la región, realizado en Buenos Aires y dirigido por el venezolano Hugo Chávez marcó el grado de presencia del venezolano en el Cono Sur.

Sin embargo, más allá de que Argentina acepte la generosidad venezolana, por ejemplo, a la hora de conseguir clientes para sus bonos, el sur del continente se presenta menos proclive a la influencia de Chávez que otras regiones.

En ese sentido el politólogo y analista internacional uruguayo, Romeo Pérez, rector del Centro Latinoamericano de Economía Humana, observa dos bloques: por un lado Venezuela, con Bolivia "muy pegada, con Ecuador y Nicaragua "adhiriendo a algunos designios chavistas" y con Argentina "muy cercana" a Chávez; y por otro a Estados Unidos, México, Brasil -"que cambia su política y se aleja de Chávez"-, Chile, Perú, Colombia y Uruguay.

No es que no haya intentado conquistar el sur pero la generosidad en dinero es, por ahora, inversamente proporcional a su influencia política. Sin embargo, conviene recordar que Venezuela concretó un ingreso formal al Mercosur, el bloque que integran Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay, con Chile como Estado asociado. Eso no evita el recelo, y distanciamientos de gobiernos que solían tenerle mayor simpatía.

La presencia política de Chávez en Argentina, Chile, Brasil y Uruguay está por ahora limitada a grupos de izquierda menores y con un peso político de bajo impacto. Los gobiernos intentan aprovechar los fondos ofrecidos desde Caracas, pero pisan con cuidado ante la posibilidad de irritar al imprescindible Estados Unidos.

Argentina es donde el chavismo tiene mayor prédica y donde el propio Chávez es capaz de organizar un acto masivo de repudio al presidente Bush en un estadio. Y lograr que 30.000 personas lo aplaudan.

Originalmente Chávez se asoció con Patria Libre, un partido de izquierda radicalizado de mínima expresión electoral, a la Federación Tierra y Vivienda, conducida por el piquetero, Luis D`Elía, y al sector liderado por Hebe de Bonafini de las Madres de Plaza de Mayo.

Luego se sumó orgánicamente el Partido Comunista. Ese es el núcleo que aún hoy lleva el peso de la prédica bolivariana, por más que Caracas ya influya también sobre la peronista CGT, en cuya sede hay debates impulsados por Venezuela, como "Ejército y Pueblo".

Un golpe táctico favoreció al chavismo. El presidente Néstor Kirchner llegó al poder en mayo de 2003 con una endeble base social propia y los primeros acuerdos los estableció justamente con los grupos ya contactados por Chávez. En las segundas y terceras líneas del Estado se ubicaron rápido hombres relacionados con el chavismo. D`Elía se transformó en un caso emblemático al tener que renunciar como subsecretario de Tierras por obedecer una orden de Chávez contraria al gobierno. Después de reunirse en noviembre con el embajador venezolano Roger Capella, el funcionario-piquetero llevó su apoyo a la embajada de Irán en momentos en que la Justicia pedía la captura internacional de dirigentes de ese país por el atentado de 1994 a la AMIA.

A medida que se incrementó la base ideológica, el chavismo ocupó el campo financiero. Con la Argentina en cesación de pagos desde la crisis de 2001/02, Kirchner encontró la forma de quitarse la presión del FMI financiándose mediante Venezuela. Chávez compró más de U$S 5000 millones en bonos. Eso le permitió al chavismo avanzar más rápido al no tener frenos oficiales. Y contar con el aval argentino para los megaproyectos como el Banco del Sur y el gasoducto continental.

Mucho menor es la influencia política e ideológica de Chávez en Uruguay.

Romeo Pérez observa que el chavismo tiene en Uruguay una "influencia limitada", cuya "principal expresión orgánica" está en el Partido Comunista y en algunos sectores del movimiento sindical, pero en forma "minoritaria". En Uruguay, funciona un Círculo Bolivariano, que tiene por sede el local del Partido Obrero Revolucionario, grupo troskista que no integra el Frente Amplio.

Luego de un comienzo idílico en las relaciones entre los gobiernos de Tabaré Vázquez y Chávez, Uruguay está dando señales de querer despegarse del venezolano. El acercamiento a Estados Unidos y el alineamiento regional con Brasil y Chile, sospechas sobre presuntas irregularidades en los negocios con Venezuela, y ciertas actitudes de Chávez que no cayeron bien en la izquierda uruguaya, llevaron al enfriamiento de las relaciones.

De todos modos, esto no ha frenado la expansión venezolana. Según un informe de Brecha, las inversiones realizadas y proyectadas por Venezuela llegan a los U$S 925 millones, que se canalizan a través de 78 acuerdos de cooperación. Estos son en su mayoría para negocios en el sector petrolero y energético, pero también en áreas agroalimentaria, de viviendas prefabricadas, para refacción del hospital de Clínicas, y hasta para el desarrollo de Pueblo Bolívar, localidad canaria de unos 140 habitantes.

MÁS ALLÁ DE LOS ANDES.

En Chile, los chavistas prefieren llamarse "bolivarianistas" y circunscribirse al margen del poder oficial. Porque pese a que en su reciente visita a Venezuela la presidenta Michelle Bachelet promovió acuerdos bilaterales en el rubro energético, comercial, de viviendas sociales y de defensa de la mujer, a nivel de gobiernos no hay más que una relación protocolar.


Quienes elogian abiertamente el proceso venezolano son miembros de movimientos políticos y sociales minoritarios, que se alinean en la izquierda extraparlamentaria y que son críticos del modelo neoliberal oficial.

Se trata de un movimiento que en las últimas legislativas se agrupó en torno al pacto electoral "Juntos Podemos Más". Las más de 30 organizaciones que lo integraron no lograron ninguna diputación a las que postularon y obtuvieron sólo un 7,4% a nivel nacional.

Donde el bolivarianismo sí marca presencia es en puestos de representación más directa, como concejos municipales, federaciones de estudiantes y organizaciones sindicales. Pero, su poder en la toma de decisiones de Chile es marginal.

BRASIL RECELOSO.

Cuando, en julio de 2006, el presidente Chávez se adhirió al Mercosur, se instaló un clima de alerta máximo en diversos sectores de la sociedad brasileña. Chávez es un personaje polémico, que en diversas ocasiones ha confrontado al presidente Lula da Silva sobre, entre otros aspectos, la mejor forma de promover la integración de los países de América del Sur, en una clara disputa por el liderazgo en la región. Ese lado problemático de Chávez, sin embargo, se queda en segundo plano para el gobierno brasileño y empresarios que venden, principalmente, manufacturas al mercado venezolano. Comercio e inversiones justifican el interés de Brasil.


Desde el punto de vista político, el hecho es que, para Brasil, es mejor tener a Chávez cerca, a pesar de los sinsabores causados por el venezolano.

También incomoda a Brasilia la sombra de Chávez sobre el presidente de Bolivia, Evo Morales. Se siente la presencia del venezolano en el aire en momentos de crisis. Venezuela aprovisiona a los bolivianos con petrodólares, presta asesoría y coloca a la empresa estatal PDVSA a la disposición del país, en caso de que la brasileña Petrobras decidiera salir de las dos refinerías de petróleo que compró a finales en la década pasada afirman fuentes conectadas al presidente Lula.

Este es el primero de una serie de trabajos conjuntos con los que el Grupo de Diarios de América, GDA, busca explorar y explicar las realidades comunes de todo el continente. Para iniciar este emprendimiento se eligió a Hugo Chávez, cuya presencia se ha hecho inevitable en la región. Los 11 miembros del GDA crearon sus propios trabajos periodísticos intentando rastrear el verdadero alcance del "fenómeno Chávez" en cada uno de sus países y cómo reciben su generosidad alimentada a petróleo y su influencia en los asuntos internos de cada país. Se trata de un esfuerzo que emprende el GDA por la comprensión, la difusión, y el conocimiento de los asuntos de interés general, vistos desde una perspectiva plural.

Récord de tratados firmados con Vázquez

Uruguay ha firmado 78 acuerdos con Venezuela desde que asumió Tabaré Vázquez. En especial, los tratados refieren a asociaciones en materia energética. El país compra petróleo venezolano en condiciones muy ventajosas.

Argentina multiplicó por ocho su comercio

Las exportaciones argentinas a Venezuela tuvieron un salto mayúsculo: de U$S 100 millones en 2003 a U$S 867 millones de 2006. A la inversa, Argentina sólo hizo compras en Venezuela por poco más de U$S 23 millones.

Impresiones

"La ayuda de Venezuela es novedosa y ya sobrepasó la de EE.UU., que disminuye. Hay una miniguerra fría en la región, entre Caracas y Washington y Chávez está ganando". Adam Isacson, del Center for International Policy.

"Después de toda la inversión económica hecha en la región las únicas alianzas son con los países más vulnerables institucionalmente, como Bolivia, Nicaragua y Ecuador". Elsa Cardozo, analista internacional venezolana.

"Es obvio que algunos financiamientos proporcionados por Chávez son atractivos, pero hay también una visible desconfianza en el gobierno uruguayo hacia el régimen de Venezuela". Romeo Pérez, analista y politólogo uruguayo, sobre una tendencia que ve regional.

Intercambio creció 600% en tres años

De 2003 a 2006 el crecimiento comercial entre Brasil y Venezuela alcanzó el 600%. El país de Chávez se transformó en el décimo socio comercial de Brasil. A la vez, las inversiones de la petrolera Pdvsa se multiplicaron. En el plano político, reina cierto recelo.

Crecen inversiones venezolanas en Chile

La inversión venezolana en Chile es de U$S 126 millones. Las exportaciones e importaciones entre ambos países se han dinamizado con un crecimiento del intercambio de 40% en el último año. De todos modos, la balanza comercial ha mostrado históricamente un superávit para Chile.

Las cifras

1,6 miles de millones de dólares es la cooperación energética al año. Según datos de la ONG estadounidense Center for International Policy, eso es similar a la asistencia antidrogas y de desarrollo estadounidense en América Latina.

85% de los venezolanos está en desacuerdo con lo que en el argot popular se denomina "regaladera" de dinero de Venezuela en el extranjero, mientras que 11% la apoya, De acuerdo con una encuesta de Hinterlaces de 2006.

47,6 mil millones de dólares prometió Chávez de ayuda en 2006, según el Centro de Investigaciones Económicas (Cieca). Son para 43 países. La lista de beneficiados la encabezan Brasil, Rusia, China, Cuba, Bolivia y Argentina.

225 visitas al extranjero ha realizado Hugo Chávez como Presidente, según un recuento del ex diputado de la oposción, Carlos Berrizbeitia, y anunció ayudas y convenios por un monto de al menos 5,5 mil millones de dólares.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog