Dólares por los caminos verdes

Por Venezuela Real - 21 de Mayo, 2007, 14:22, Categoría: Economía

DOUGLAS GÓMEZ BARRUETA
El Mundo
21 de Mayo de 2007

A pesar de que puede ser considerado un delito, los venezolanos en el exterior prefieren usar vías domésticas para enviar el dinero a sus familiares y evitar los costos de las remesas y el tipo de cambio oficial

Beatriz reside en Italia desde hace tres años, allí culminó un postgrado en biología molecular y actualmente trabaja en una trasnacional farmacéutica. Sus padres y dos hermanos todavía viven en Venezuela, pero ella -a diferencia de otros inmigrantes latinoamericanos- no envía dinero a los familiares que están en su país de origen.

"No lo necesitan, además si envío el dinero, a través de una transferencia, ellos recibirían el equivalente en bolívares según el mercado oficial y perderían plata. Así que cuando viajo al país llevo efectivo y lo vendo al cambio paralelo".

América Latina es el mercado de remesas más grande del mundo. Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), durante 2006, los envíos a la región ascendieron a 62.300 millones de dólares, 14% más que lo reportado en 2005. Este monto es superior a la inversión extranjera directa y a la ayuda oficial para el desarrollo que recibe el área. Es un hecho incuestionable que año tras año aumenta el número de venezolanos que habita en el exterior, pero la cantidad de dinero que envían a sus familiares en el país es insignificante en comparación con los mexicanos, colombianos o ecuatorianos que trabajan en Estados Unidos y Europa.

MÉXICO PRIMERO

El principal receptor de remesas en la región es México. Sólo en el primer trimestre de este año entraron a ese país 5.359 millones de dólares por este concepto, según datos del Banco Central de esa nación. Las proyecciones oficiales hablan de un monto superior a los 23.000 millones de dólares para finales de año. Las remesas son para los mexicanos la segunda fuente de ingreso después de las exportaciones petroleras. Por el contrario, el envío de dólares o euros a Venezuela ni siquiera figura entre las principales fuentes de ingreso del Producto Interno Bruto, y según un informe del BID, el año pasado fue de tan sólo 300 millones de dólares.

Para Ronald Balza, profesor del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), a pesar del aumento de las migraciones de venezolanos, las remesas todavía no llegan a niveles importantes que permitan que "los venezolanos de adentro sean mantenidos por los de afuera".

Además, Balza observa una característica distinta en el traslado criollo: "La mayoría de los venezolanos que migran lo hacen con sus familias completas, muchos se van con sus hijos, o sus padres a vivir a otros países".

Situación opuesta sucede en, por ejemplo, Centroamérica donde la pobreza extrema impulsa a los ciudadanos a buscar trabajo en el exterior -por lo general muy mal remunerado- para mantener a una parte o a la totalidad del grupo familiar.

TROCHA Y NO AUTOPISTA

El caso de Beatriz en Italia no es el único, Carlos es un periodista que vive desde hace 10 años en España, trabaja en un bar sirviendo tragos.

Él utilizó los servicios de Wester Union -una de las empresas de transferencia monetaria con más sucursales en el mundo-, pero luego de sacar cuentas, prefirió pedirles a sus compatriotas que van de visita que le sirvan de transporte, así que envía dinero a sus familiares a través de ellos. "Mis amigos no cobran comisión, en cambio si mando los euros a través de una casa de envío de dinero pierdo casi 20 euros por cada 100".

¿Será entonces que una cantidad importante de divisas provenientes de las remesas no las registran las estadísticas, pero sí llegan al país, y por eso la cifra oficial no es importante? El economista José Guerra no lo cree así.

NADIE SE QUEDA

A su juicio el número de nacionales que emigran hacia Europa y Estados Unidos -a pesar de haber au- mentado en los últimos añoses bajo en comparación a otros países del área. Además, no considera que en un futuro las remesas puedan ser una fuente de ingresos importante para Venezuela pues afirma, al igual que Balza, que "los venezolanos por lo general se van con sus familias enteras, no dejan aquí a nadie para mantener".

No se puede obviar, sin embargo, además del argumento de que la cantidad de nacionales que emigran no es tan alta, que el costo del envío de dinero a través de las remesas está formado por dos componentes: la comisión que cobran las empresas de transferencia monetaria y el margen de ganancia sobre la tasa de cambio.

Según el libro Remesas de inmigrantes: moneda de cambio económico y social, escrito por Donald F.

Terry y Steven R. Wilson (BID, 2005), Venezuela es el país de la región andina con la comisión más alta (entre 11,68% y 12,51%), mientras que Ecuador posee la tasa más baja (entre 5,13% y 5,6 %). A pesar de que la entrada de dinero no está limitada por el control de cambio, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) estipula que "si alguien desea vender sus dólares debe hacerlo al precio indicado por el esquema cambiario, es decir, Bs. 2.144,60 por dólar", precio muy por debajo al del mercado paralelo. Y aunque la Ley de Ilícitos Cambiarios prohíbe a particulares la compra y venta de divisas por cualquier monto, pues "es competencia exclusiva del Banco Central de Venezuela" y amenaza en el último aparte del artículo 6 con aplicar una "multa equivalente en bolívares al doble del monto de la operación", lo cierto es que es el mecanismo más utilizado por los venezolanos en el extranjero para hacer llegar dinero a sus familias.

Rafael, un ingeniero que reside en Estados Unidos con su esposa e hijos, le proporciona dinero a su madre cada vez que viene a Venezuela, aunque asegura que no le envía sistemáticamente, considera mejor "darle los dólares o cambiarlos en el mercado negro, antes que transferirlos a una cuenta y regalarle el diferencial a los bancos o las casas de envío. Yo trabajo mucho aquí para regalar dólares baratos que igual serán vendidos por otros a mayor precio".

 SEPA USTED QUE...
Remesas en cuotas

Del total de remesas
que recibe América Latina, 75% son enviadas desde EEUU, 15% provienen de Europa y el resto son flujos de dinero que van de Japón a Brasil y Perú, y de Canadá a Haití.

Mayo de 2006
ha sido el mes en que México ha recibido más dinero desde Estados Unidos, un total de 2.600 millones de dólares.
Casi la mitad
de las remesas que recibe Venezuela son enviadas a través de Wester Union.
Un banco
está desarrollando un programa de remesas que permita transferir dinero a través de teléfonos celulares desde Europa a América Latina.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog