La dictadura mediática

Por Venezuela Real - 21 de Mayo, 2007, 13:30, Categoría: Derechos Humanos

Kico
TalCual
21 de mayo de 2007

El chavismo, con el cuento de la dictadura mediática, ha logrado apoderarse de más de 80% de los medios de todo país.

Ya sea por control directo, por jalamecatismo o por indiferencia, la mayoría de las radios, periódicos y televisoras, hoy están bajo control del gobierno.

Sin embargo, en el discurso se sigue insistiendo, culpando a los medios privados de los grandes males de la nación, de mentir y andar en una sola y permanente conspiradera.

La verdad es al revés. El gobierno a punta de miedo ha logrado que numerosos impresos y medios audiovisuales se alejen del tema político.A los opositores les cae el Seniat a cada rato, Conatel se les monta encima por quítame está pajita. Empresas y trabajadores son llevados a tribunales por difamación por cualquier causa. A los que no cuadran con el pensamiento oficial se les presentan problemas para conseguir dólares, se les va la luz, viven en una sola dificultad. A sus periodistas y fotógrafos se les impide el acceso a las fuentes de información. Los ministros, gobernadores y demás funcionarios públicos no les dan entrevistas.Tampoco los dejan entrar a las instalaciones de los organismos del Estado y hasta les tiran las masas encima cuando persisten en hacer su trabajo.

A los que colaboran se les picha y duro. La publicidad oficial es una de las mejores fuentes de ingreso y todo se les facilita a la hora de solicitar información para sus lectores, radioescuchas y televidentes.

La dominación no sólo cuenta con el miedo, los tribunales y la publicidad para ganar terreno.Nada como los medios oficiales, las redes comunitarias y los medios alternativos para generar presencia.

Eso es un ejército que aparece hasta bajo la cama.

Cientos de revistas baratas, con poca o ninguna información.

Eso sí, llenas de avisos y discursos a favor del proceso. Radios que nadie escucha, televisoras de poco alcance. Cantidad de chicharras prendidas repitiendo una y otra vez las palabras del líder. Eso no moja, pero cómo empapa. La dictadura mediática está a la vista, en las carreteras, en las autopistas, en las calles.Vallas rojas por todos lados. Gigantescas fotos del líder besando niños o abuelitas. Consignas de guerra, llamados a dar la vida por la revolución salen hasta en la sopa.Todo un enorme y asfixiante aparato de comunicaciones montado para hacernos sentir pequeños, insignificantes frente a esa fuerza indetenible, histórica, que es el chavismo. El líder, cual Dios, está en todos lados. La política comunicacional del gobierno se basa en una sola idea. Los que no están con la revolución son enemigos, a los enemigos hay que quitarles todo espacio, dejarlos sin aire.

El chavismo inventa cuentos que son mentiras y a punta de repetirlos, los imponen, ellos mismos se los creen. A RCTV la están cerrando. Cobrándole su oposición, que no se rindieron como los otros canales. En todo el mundo son los Estados quienes controlan el espacio radioeléctrico. En ningún país se le había negado la concesión a una televisora. Explicar lo que le está haciendo a RCTV sin evidenciar que se trata de censura, de una violación a la libertad de expresión es prácticamente imposible. Puede que en Venezuela con toda esa maquinaria mediática y militante que dispone el gobierno logren hipnotizar a unos cuantos incautos, pero a un europeo, a un norteamericano, a otros públicos no les pueden hacer tragar semejante estafa. La gente sabe de lo que le están hablando; por eso deslució Desireé Santos en su reciente gira por los Estados Unidos. La parlamentaria no logró explicar las razones por las cuales no se podía desarrollar el proyecto de televisión de servicio público del que está hablando el chavismo en alguna de las otras frecuencias que tiene el Estado a su disposición. Igual no pudo mostrar pruebas de las violaciones del canal a ley, los hechos concretos que son supuestas causales para que no se le renovara la señal a RCTV. No pudo, porque en Venezuela no hubo proceso alguno, no se abrió una investigación que dejara constancia de las fallas cometidas por la televisora. Se le pasó por encima al ordenamiento legal y se sentenció al canal, vía cadena, sin que este pudiera defenderse.Por eso es que la Sala Constitucional evade sentenciar en el caso y lo remite a otra instancia.

No hay ningún proceso que revisar.

Cree el gobierno que esa manera de actuar no tiene un costo. Internacionalmente las condenas brotan hasta de los lugares menos pensados.Está claro que se trata de un exceso de poder, de más puro y egocéntrico autoritarismo. En Venezuela las encuestas señalan que por primera vez el chavismo está en contra de su público base.

Son los pobres, los que no tienen cable, los verdaderos beneficiarios de la programación de RCTV.

Cuando esas mayorías vean esa televisión doctrinaria, discursiva y vieja en sus casas, la de servicio público, lo más probable es que estallen por el aburrimiento, salgan a buscar sus novelas, su radio rochela, su concurso millonario y no paren hasta encontrarlos. Esa concepción que maneja el chavismo sobre lo que es la televisión no se parece a lo que la gente tiene en la cabeza, al entretenimiento, a las emociones que busca el venezolano en la pantalla cada vez que prende el televisor.

Ese error, el cierre de RCTV, cada día que pase, va a incrementar su impacto demoledor.RCTV pasará a ser la kriptonita para este súper-ego, enfermo de poder que se cree tan sobrado que hasta mandó al Papa a pedirle perdón.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog