Adiós a las encuestas

Por Venezuela Real - 22 de Mayo, 2007, 18:46, Categoría: Derechos Humanos

Roberto Giusti
El Universal
22 de mayo de 2007

Es imposible imaginar a Luis Vicente León o a Oscar Shémel haciendo encuestas en Cuba

Desde el momento en que este Gobierno contrata encuestas y diseña su estrategia de acuerdo a las percepciones y palpitaciones de las mayorías, es posible suponer que aún la fuerza de la opinión pública es determinante a la hora de tomar las decisiones.

Resulta imposible imaginar la existencia de un Luis Vicente León o un Oscar Shémel sacando sus equipos de encuestadores por las calles de Matanzas o de Ciego de Ávila para conocer la opinión de los cubanos acerca de la gestión de Fidel Castro porque en Cuba no hay empresas encuestadores.

Y eso es así porque al Gobierno le tiene sin cuidado lo que piensa "el hombre nuevo" y si le importara de nada le serviría constatar (lo cual es imposible porque allí muy pocos se atreven, no digamos a decir lo que piensan, sino a pensar lo que no pueden decir) que la mayoría se opone a la tiranía.

La razón es simple: esa opinión no movería ni un centímetro a la implacable estructura represiva que garantiza la estabilidad política del régimen.

Pero la cosa no queda allí y si efectivamente las encuestadoras existieran, hicieran su trabajo y los cubanos respondieran sin miedo a las preguntas, los resultados de los muestreos se quedarían fríos, porque los medios de comunicación, todos en manos del Gobierno, no los difundirían, ni mucho menos alentarían o permitirían un debate sobre las conclusiones, ni siquiera en el supuesto de que resultara favorable a sus intereses.

Aquí, como decíamos al comienzo, quien manda resulta sensible al palpito del público y le encanta constatar que, hasta ahora, la democracia y la opinión pública le han sido útiles a la hora de imponer su deriva totalitaria.

Ocurre, sin embargo, que, por todo tipo de razones, en este momento la mayor parte de la opinión pública está en contra de su estrategia de concentración de poder y de supresión de los medios que se oponen a esa tendencia. Y hablamos en plural porque el cierre de RCTV constituye sólo el principio de una arremetida general dirigida a liquidar cualquier forma de expresión que disienta del pensamiento único.

Se supone que suprimiendo una concesión o aplicando el terror a los restantes medios, aún dispuestos a dar la pelea, será posible alterar lo que ha sido una constante a lo largo de estos 8 años: el rechazo a un Gobierno que, cuando pretende despojarse de las últimas prendas de apariencia democrática, choca contra un muro y se ve obligado a retroceder.

Seguirán cerrando medios, persiguiendo periodistas y aplicando la pauta publicitaria para doblegar líneas editoriales, pero eso, antes que modificar la opinión de la gente, la reafirmará en su postura. Así ya no estén Luis Vicente y Oscar para confirmarlo





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog