La información será más desequilibrada

Por Venezuela Real - 22 de Mayo, 2007, 18:50, Categoría: Derechos Humanos

Antonio Pasquali
El Mundo
22 de Mayo de 2007

El comunicólogo considera que el proyecto Ratelve es un texto envejecido pero recuperable

El profesor Antonio Pasquali no necesita muchas referencias sobre la problemática informativa y los medios de comunicación en Venezuela. Conoce ampliamente el tema comunicacional y eso refuerza su argumentación al momento de asegurar que, aún teniendo este espacio para comunicar sus ideas, en nuestro país no hay plena libertad de expresión.

Explica que esa libertad, nacida en 1789 como "libertad de comunicar", es un concepto que fue lineal cuando sólo se trataba de "hablar, escribir e imprimir" y que hoy se ha vuelto "prismático", porque incluye el libre acceso a fuentes informativas y la libre escogencia de código, canal, audiencia y contenidos del mensaje.

Dice Pasquali, que ahora quien informa sufre, por ejemplo, de fuertes restricciones en acceso a las fuentes, sobre todo gubernamentales, a lo cual se le suman los "atentados" a la libre expresión, que se contabilizan en más de novecientos en siete años, con saldo de doce muertos y casi todos de origen gubernamental.

Además, destaca "la campaña del régimen tendente a liquidar paulatinamente las voces de la oposición y a conquistar un lugar declaradamente hegemónico para la emisión pública".

Para el especialista, es evidente la tendencia a "minimizar la disidencia y maximizar la voz del amo; y al no haber libre juego e igualdad de oportunidades para todos, merma la libertad".

-¿Cuáles son las implicaciones del caso Rctv?
-Si se refiere a las consecuencias, serán principalmente de dos tipos. Primero, al desaparecer una porción muy importante de la voz de la oposición, la oferta de informaciones y criterios al público se volverá aún más desequilibrada, y la formación de una opinión pública no manipulada, hecha de cotejos y ponderaciones, más y más problemática, habida cuenta también de la imponente labor de proselitismo ideológico que lleva adelante el régimen.


En breve, un mayor condicionamiento gubernamental de la opinión pública nacional. En segundo lugar, un "efecto demostración" para las decenas de radios y teleemisoras privadas, cuya posición jurídica pudiera ser ob- jeto de la misma interpretación aplicada por el régimen a Rctv y una advertencia a practicar lo "políticamente correcto" y a ejercer la autocensura.

-¿Es necesario retirarle la concesión a un canal para crear uno de servicio público?
-Hay eviden- cias de que el Estado aún dispone de más de 70 frecuencias. La decisión de revertir una concesión de 53 años para un nuevo servicio televisivo es infundada y maliciosa. El interés vital de Chávez en esta operación muy personalizada no es su "pars construens" o la supuesta necesidad de una nueva emisora, sino su "pars destruens" o liquidar un competidor estorboso y opositor eficaz, y eso sin el menos fair-play político, como corresponde a una mentalidad militar y antipolítica. Los mejores Servicios Radiotelevisivos públicos del mundo (hablo de los que son "públicos" de verdad) trabajan generalmente con tres programas, el régimen no necesitaba para nada una quinta emisora.


¿CÓMO TEVES?

Todo servicio público debe cumplir cuatro reglas de oro, según Antonio Pasquali: Universalidad, porque nadie debe quedar sin servicio; continuidad, ya que debe ser ininterrumpido; versatilidad por adaptarse a cada necesidad y adecuación para estar en actualización tecnológica permanente. A estos cuatro componentes le añade, en el caso de la radiotelevisión, absoluta independencia de todos los poderes, "par condicio" o imparcialidad ante todas las fuerzas políticas del país y organicidad.

"El poder mediático del régimen no satisface ninguna de esas características. Esa idea de que el grueso de la radiotelevisión chavista va a seguir adoctrinando ideológicamente, y Teves va a ser un servicio público sería sencillamente ridícula si no fuera un verdadero engaño al país", advierte.

-¿Es posible una televisión de servicio público en el país?
-Es necesaria. Después de todo lo que ha pasado, y del extraordina- rio episodio del 11 de abril de 2002, el país entero se va lentamente convenciendo de la necesidad de disponer de un verdadero servicio público de radiotelevisión capaz de convivir con el comercial, independiente de todos los poderes, de un servicio que los ciudadanos se prestan a sí mismos y donde debe regir el máximo posible y deseable de honestidad y pluralismo. En este momento político, con todos los poderes públicos hegemónicamente acaparados por un autócrata, una eventualidad de esa naturaleza no puede ni imaginarse. ¿Quién nombraría por ejemplo la Autoridad Independiente de la radiotelevisión pública?

-¿Cuál debe ser el modelo para este tipo de televisión?
-Hablaremos de eso en detalle cuando vuelva la democracia. Tendrá que ser un modelo decididamente nacional, por razones culturales, históricas y administrativas, pero con un ojo puesto, y bien puesto, en los mejores y más rancios modelos mundiales de servicio radiotelevisivo público.


-¿Es posible una televisión de servicio público financiada por el Estado?
–El financiamiento de los servi- cios radiotelevisivos públicos es un tema muy complejo. Un Estado democrático (no hablo de gobiernos) puede costear en parte el servicio público, pero sin poner la música, ahí está el detalle. -¿Aceptaría un cargo en la nueva televisora Teves?
–Para aceptar cargos en un canal, en cuyo consejo de siete miembros hay cinco funcionarios de Gobierno y dos amigos de la causa, y su destino final está en manos del autócrata, hay que tener un perfil muy especial, creo que en las antípodas del mío.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog