Pdvsa y su misión taladro

Por Venezuela Real - 22 de Mayo, 2007, 16:53, Categoría: Petróleo/Energía

José Suárez-Núñez
TalCual
22 de mayo de 2007

La empresa tiene unos 80 taladros activos, incluyendo los contratados por las compañías privadas, pero necesita casi el doble para cumplir los planes de Siembra Petrolera. En los últimos meses ha realizado gestiones para conseguir nuevos equipos de perforación, elementos que según su actividad sirven de base para calcular su producción, pero no ha tenido éxito.
En cambio, sí han brotado las denuncias de irregularidades

El Gobierno anunció, con sorprendente ligereza, que 300 trabajadores de taladros serían absorbidos por Petróleos de Venezuela mientras se nacionaliza esa actividad y, en un proyecto paralelo, la sísmica.Y esto supuestamente debido a que en los últimos dos años las gestiones en busca de taladros para producción y exploración han sido inútiles.

Las cifras oficiales varían, pero según la firma Baker Hughes, Pdvsa tuvo activos durante 2006 un promedio de entre 56 y 68 taladros de perforación en tierra firme, y entre 11 y 19 taladros costa afuera. Este año, para el cierre de abril, registró un máximo de 61 taladros activos en tierra firme y un máximo de 19 taladros costa afuera.

Baker Hughes, una firma acreditada que realiza esta actividad hace décadas en todos los países petroleros del mundo, no incluye los “walk over” (equipos menores) destinados al mantenimiento y la rehabilitación de los pozos.

Entre los indicadores elementales para conocer la producción petrolera de un país se encuentran el número de taladros activos, el tendido de tuberías, la actividad sísmica y la construcción de tanques de almacenamiento.

En estos cuatro rubros, Pdvsa registra un déficit importante.

COSTOSA AVENTURA

La industria petrolera venezolana está a punto de tener un cementerio de chatarra con 25 taladros propios de tierra y gabarras de perforación en el Lago de Maracaibo, aunque ha sostenido un importante despliegue mediático con el anuncio de la búsqueda de equipos de perforación alrededor del mundo, incluyendo la construcción de 13 taladros en China.

Cada taladro emplea entre 25 y 40 trabajadores directos alrededor del equipo, dependiendo de su capacidad de perforación, y crea otros subempleos donde esté operando.

Pero la actual administración de Pdvsa está haciendo precisamente todo lo contrario de lo que hacen las más prósperas empresas petroleras del mundo, privadas y estatales, que no compran equipos y prefieren contratarlos a empresas especializadas para bajar los costos y aumentar el rendimiento.

Los expertos consultados dijeron que Pdvsa también se ha embarcado en una costosa aventura de crear una flota petrolera, con la aspiración lógica de penetrar otros mercados pero sin cerciorarse primero de su capacidad de producción y suministro. Las grandes compañías que han sobrevivido a las nacionalizaciones de los estados productores contratan la perforación, la sísmica y el transporte marítimo, por ser más seguro, económico y confiable.

TRANSNACIONALES EN TODAS PARTES

Perforadores, sísmicos y transportistas entrevistados dijeron que la industria de la perforación en tierra o en plataformas marinas para perforación profunda mundial está manejada por las compañías transnacionales que operan desde hace más de 30 años. Estas empresas disponen de avanzadas tecnologías de punta para perforar el hueco y tomar información importante asociada a la perforación del yacimiento, que es de mucha utilidad para el cliente.

Las tres transnacionales más conocidas, Schlumberger, Halliburton y Nabors, están en todas partes.

Han surgido docenas de otras compañías de mucha importancia y experiencia en los últimos 30 años, en la medida que las compañías aumentan los contratos de labor con las empresas de servicios.

Sólo Nabors, según las publicaciones especializadas, es propietaria de 1.000 taladros y 1.500 “walk over” que operan en el planeta.

Una muestra es la construcción de las plataformas gigantes, valoradas en más de 300 millones de dólares y consideradas como “hoteles flotantes”. El personal trabaja en turnos de 30 días corridos y descanso de 30 días.

Cuando Pdvsa Gas inició la perforación del primer pozo de la plataforma deltana, durante la administración de Alí Rodríguez Araque, pagaba 100 mil dólares diarios a una empresa contratada.

LA BÚSQUEDA DE TALADROS

Las políticas de perforación de Pdvsa a partir de 1998 han sido erráticas en levantar producción y se ha visto una relación directa en la disminución de los presupuestos de inversiones en estas actividades.


Entre los años 2000 y 2003 ha tenido activos entre 53 y 75 taladros y esto ha originado

una continua discusión con los organismos internacionales sobre sus niveles de producción. Tampoco hay información sobre el porcentaje de los presupuestos ejecutados.

En contraste, entre 1995 y 1999 Pdvsa utilizó un promedio de entre 114 y 143 taladros activos, y la producción de crudos estaba en 3,3 millones de barriles diarios.

Esto sin incluir condensados, gaseosos, ni los crudos extrapesados para fabricar orimulsión.

Pdvsa fracasó el año pasado en su intento de convocar una licitación para conseguir taladros. Sólo logró 11 equipos y quedaron 19 empresas de maletín con contratos pero sin equipos. Se produjo una reventa de contratos, los gestores obtuvieron grandes beneficios y se originaron muchas denuncias de irregularidades. Fue un error que se originó por permitir que licitaran empresas amigas del proceso, pero sin credenciales.

También se llevó a cabo un intento por reparar aproximadamente 20 taladros propios de Pdvsa (que están llegando a la condición de chatarra), pero sin resultados positivos. En la comunidad de empresas de perforación trascendió que en Pdvsa no había con quien hablar para presentar las ofertas de taladros, y en ocasiones la burocracia ponía obstáculos intencionales para favorecer a los amigos.

La mayoría de las compañías internacionales que asistieron se marcharon frustradas, porque Pdvsa aspiraba a firmar contratos por un año, comprar por debajo del precio promedio internacional y realizar los pagos en bolívares, en momentos en que todos los países productores buscaban taladros.

GESTIÓN EN CHINA

La última gestión se realizó el año pasado. Se trató de una misión que fue enviada a China y tuvo una elevada exposición mediática. Su objetivo era contratar la construcción de 13 taladros.

Los taladros se entregarían 15 meses después de firmar la orden de construcción. Esta negociación se demoró porque la burocracia no desembolsó a tiempo la orden de trabajo con el pago correspondiente. Luego se anunció que a finales de este año llegará el primer taladro y que posteriormente entregarán uno cada mes.

La fabricación de equipos de perforación en Venezuela es factible porque no son complejos. En un buen taller se puede realizar y hay suficiente calidad de hierro venezolano para construirlos en el país. Un ejemplo de trabajo ambicioso fue el que realizó el taller mecánico Van Dam, que construyó totalmente en el país la plataforma de perforación contratada por ConocoPhillips para operar en el campo Coro-Coro.

 “Se vino en gas”
Las fallas en las operaciones por parte de Pdvsa continúan ocasionando accidentes. Hace unas semanas, en el Campo San Joaquín, en Anaco, estado Anzoátegui, un taladro chino “se vino en gas”, un proceso que ocurre por errores en la perforación y concluye en una explosión. De acuerdo con informes de técnicos de la zona, la mala operación fue responsabilidad de Petróleos de Venezuela y las pérdidas fueron millonarias.












TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog