Umberto Eco o el "animus insultandi"

Por Venezuela Real - 22 de Mayo, 2007, 18:52, Categoría: Derechos Humanos

RAFAEL DEL NARANCO
El Mundo
22 de Mayo de 2007

Ya estamos dentro de unas garras mediáticas. El Gobierno controla el 80 por ciento de espectro televisivo del país. Cuenta con docenas de emisoras de radio y sopotocientos periódicos y pasquines a su servicio. Todo a nombre del pueblo.

Humberto Eco, en uno de sus escritos morales, desnuda la cantaleta. En regímenes autoritarios, enuncia, el pueblo se concibe como una cualidad, una entidad monolítica que expresa la "voluntad común", y "puesto que ninguna cantidad de seres humanos pueden poseer una voluntad común, el líder pretende ser su intérprete. El pueblo, de esa manera, es sólo una ficción teatral".

El milanés afirma algo ex profeso sobre la actual realidad venezolana, al decir que ya no se necesitan plazas públicas ni estadios para aglutinar al pueblo al perfilarse ese populismo por medio de la televisión.

Lo sucedido ahora con Rctv lo confirma.

Escribir o hablar libremente se irá haciendo cuesta arriba. Posiblemente aún tarde un poco para cuidar las apariencias cara a los organismos internacionales, pero como el Señor Presidente (sin alusión a la obra homónima de Miguel Ángel Asturias) cada dos por tres manda a esos entes a una especie de trastero en la parte de la cola del cuerpo humano, la libertad de prensa se volverá magra.

Ante esa situación opresiva, y con la intención de que lo lea el meapilas de la hojuelilla, el Drácula de las noches lúgubres del canal 8, al haber intentado en varios programas zaherirnos sin conseguirlo, al ser su léxico una glándula genital fermentada, le decimos lo siguiente: usted es un patán, una lapa que se arrastra sórdidamente ante el inquilino del patio del pez que escupe agua.

Y ante tal miríada de méritos propios, bien se merece con honores ser parte del repertorio de las insolencias, pues quien a insultos mata con improperios muere.

Estos remoquetes están vivos y coleando en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua y reflejan los auténticos apodos del personaje de la hojuelilla.

"Besugo", "ganapán", "macaco", "bobatel", "ordinario", "Juan Palomo", "rácano","jumento","lacayo","melilote","soseras","tocineras","modorro", "estrafalario", "repipi", "ceporro", "cerril", "mangorrero", "pegotero", "pinchauvas" y, para no hacer extenso el repertorio, finalizamos añadiendo la palabra "botarate", de la cual el dramaturgo Fernández de Moratín se expandió jocosamente: "Pedancio: a los botarates / que te ayudan en tus obras / no los mimes ni los trates: / Tú te basta y te sobras / para decir disparates".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog