Reforma agraria chavista deja una estela de sangre

Por Venezuela Real - 24 de Mayo, 2007, 16:18, Categoría: Prensa Internacional

SIMON ROMERO
The New York Times / El Nuevo Herald
24 de mayo del 2007

Los invasores ilegales o ''paracaidistas'' llegan antes del amanecer con machetes y rifles, rodean las filas bien ordenadas de caña de azúcar y amenazan con matar a cualquiera que interfiera. Después, le prenden fuego a los cultivos y declaran que la tierra es suya.

A lo largo de varios siglos, buena parte de la tierra cultivable de Venezuela ha estado en manos de una pequeña élite. Tras su llegada al poder en 1998, y particularmente tras su reelección en diciembre pasado, el Presidente Hugo Chávez juró ponerle fin a esa desigualdad, y está llevando a cabo lo que pudiera convertirse en la mayor redistribución forzosa de la tierra en la historia de Venezuela, construyendo utópicas aldeas para dichos paracaidistas, prodigando dinero para nuevas cooperativas y enviando unidades comando del ejército a supervisar propiedades decomisadas en seis estados.

La violencia ha provenido de ambos bandos en la lucha, con más de 160 campesinos muertos por sicarios en toda Venezuela, incluidos varios aquí, en el estado noroeste de Yaracuy, uno de los epicentros del proyecto de reforma agraria, en años recientes. De manera similar, ocho hacendados han sido asesinados tan sólo aquí.

''La oligarquía siempre está atacando e intentando decir que no sirves'', les dijo Chávez a invasores en una visita televisada a esta ciudad, el mes pasado. ``Ellos piensan que son dueños del mundo''.

Partidarios de Chávez han formado miles de cooperativas financiadas por el Estado para arrebatarles ranchos y granjas a propietarios particulares. Los terratenientes dicen que resulta difícil obtener la compensación por sus tierras invadidas. Funcionarios locales describen las ocupaciones como las primeras piedras con que se pavimentará ``el camino al socialismo''.

''Esto es terrorismo agrario fomentado por el Estado'', dijo Fhandor Quiroga, terrateniente y director de la Cámara de Comercio de Yaracuy, apuntando a docenas de secuestros de terratenientes a manos de pandillas armadas en los últimos dos años.

El gobierno dice que el objetivo del ''reacomodo'' en escala nacional consiste en hacer mejor uso de la tierra ociosa y lograr que Venezuela sea menos dependiente de importaciones en el ramo alimentario. Nuevas leyes permiten que los invasores administren y trabajen tierra que actualmente ha sido puesta en manos gubernamentales.
Los pobres jornaleros y desempleados moradores que invadieron tierras en la localidad están tan llenos de optimismo como los acaudalados terratenientes de miedo. En las afueras del poblado de Urachiche, por ejemplo, está Fundo Bella Vista, comunidad agrícola que fue inaugurada por Chávez durante un episodio de su programa de televisión, transmitido aquí en abril.

Bella Vista es uno de ''12 poblados comunales'' que Chávez planea construir en este año. Tiene ordenadas filas de casas idénticas, de tres recámaras, para 83 familias, además de una sala de lectura, una estación de radio, un edificio con servicio de internet de alta velocidad sin costo alguno, una escuela y una plaza con un busto de Simón Bolívar, el héroe nacional de Venezuela.

Con financiamiento de bancos estatales, la cooperativa siembra cultivos como yuca, maíz y frijol, de los cuales funcionarios en Caracas dicen que están mejor adaptados a suelos locales que la caña de azúcar. Al quemar la caña durante los decomisos de tierras, los paracaidistas preparan la tierra para otros cultivos y les dan a los propietarios menos incentivos para pelear por el control. El Estado y el gobierno federal presentan a Bella Vista como un ejemplo del fervor ideológico que Chávez está intentando infundir en el campo.

Lisbeth Colmenares, de 22 años de edad, estaba radiante el día que le mostró su nuevo hogar a un visitante en este poblado, donde ella y su familia viven sin pagar alquiler.
 ''Antes de Chávez, al gobierno no le habría importado en lo más mínimo que nosotros muriéramos de hambre'', dijo Colmenares, con su hija de seis meses en brazos, Luzelis. ``Nunca permitiremos que nos arrebaten lo que tenemos ahora''.

Pero, si bien algunas de las comunidades agrícolas que se acaban de establecer se muestran eufóricas, los terratenientes están asustados. Y algunos economistas dicen que la reforma de la tierra pudiera tener el efecto contrario a lo que Chávez se propone, volviendo más dependiente al país que antes con respecto a la comida importada.

Las incertidumbres y alteraciones de las ocupaciones de tierras han ocasionado un descenso en el paso de las inversiones de algunos agricultores. La producción de algunos productos ha estado bajando, sumándose a la escasez de productos como el azúcar, destacan economistas.

John R. Hines Freyre, quien es el dueño de la mayor granja de caña en Yaracuy, actualmente está desesperado por vender la propiedad, así como otras en estados vecinos. ''Nadie quiere esta propiedad, por supuesto, porque saben que estamos a punto de ser invadidos'', explicó Hines, de 69 años de edad.

La asociación de cultivadores de caña de azúcar de Yaracuy informa que la producción de caña en la localidad ha registrado un descenso de 40 por ciento desde que Chávez puso en marcha la reforma agraria.

Funcionarios de alto nivel culpan a ''encarecedores'' de la escasez de productos. Sin embargo, economistas del ramo agrícola dicen que la burocracia del gobierno, que administra una cadena de tiendas de abarrotes, también rebosa de ineficiencias.

Carlos Machado Allison, economista agrícola por el Instituto de Estudios Superiores de Administración en Caracas, dijo que, con el auge petrolero, la demanda de alimento había crecido en más de 30 por ciento en los últimos dos años, al tiempo que la capacidad de Venezuela en la producción de comida creció en apenas cinco por ciento.

Machado destaca sin embargo inconsistencias en el enfoque del gobierno, como tener un ministro a cargo de redistribuir la tierra para reducir importaciones de comida, al tiempo que otro está a cargo de las importaciones de grandes cantidades de comida.

''La doble moral desde los niveles más encumbrados es absurda'', dijo Machado. ``Al acrecentar el poder del Estado, las reformas que estamos presenciando ahora son un mecanismo enfocado a perpetuar la pobreza en el campo''.

Los proyectos de redistribución de la tierra tienen un historial complicado en América Latina, incluida la misma Venezuela, que lo intentó por última vez en los años 60. Incluso países vecinos como Brasil, con una floreciente industria de ''agronegocios'', siguen luchando con las exigencias de repartición de tierras de los pobres rurales.

Sin embargo, ningún país en la región ha atacado el problema de la distribución desigual de la tierra con tanta determinación como Chávez.

''Para el año 2008, yo pronostico que no restará un solo gran terrateniente en el estado de Yaracuy'', dijo Franklin Ochoa, de 23 años de edad, quien es integrantes del comité de la cooperativa que administra Bella Vista.

Pero la realidad es que Yaracuy, uno de los estados más pequeños de Venezuela, no está lleno de propiedades particularmente grandes. Con el beneficio de contar con uno de los suelos más fértiles del país, el estado ha sido hogar de inmigrantes de Cuba, Portugal y España que llegaron tras la II Guerra Mundial y formaron granjas azucareras relativamente pequeñas, así como ranchos ganaderos.

Algunos de estos inmigrantes o sus hijos actualmente están haciendo todo lo que está en su poder por marcharse. Fatima Vieira, la hija de un chofer portugués que se mudó a Venezuela hace 50 años, dijo que ella estaba teniendo dificultades para recibir una compensación por una granja dedicada a la caña que ahora estaba bajo el control de invasores. Al igual que en otras entidades del país, ella dijo que los ''paracaidistas'' quemaron buena parte de su caña de azúcar, en un esfuerzo por intimidarla.

Además, Vieira, de 43 años de edad, dijo que ella temía por su vida luego que un sicario matara a su hermano, Antonio, de un balazo en el cuello, en una noche caliente y húmeda de agosto del 2003. Tras este incidente, un grupo de invasores ocupó por la fuerza su propiedad, contó.

''Sus asesinos aún están libres'', dijo Vieira, en una entrevista desde su casa en San Felipe, la capital del estado. ``Todo lo que yo quiero es marcharme a otra ciudad, si puedo obtener dinero por mi tierra''.

Hasta ahora, tan sólo un grupo de terratenientes en Yaracuy, quienes en su mayoría eran inmigrantes españoles y mantenían ciudadanía en su patria, ha recibido compensación por tierras invadidas, gracias a presiones del gobierno español.

Pero las invasiones de tierra continúan. Más de 30 ranchos y granjas han sido incautados desde que Carlos Giménez, firme aliado de Chávez, resultó elegido gobernador en 2004.
En una entrevista en el palacio del gobernador, donde los salones están decorados con imágenes del Che Guevara y Chávez, Giménez dijo que debería anticiparse cierta fricción en ``la senda al socialismo''.

''La reacción de la oligarquía quizá sea lógica'', dijo Giménez, abogado de profesión que se está defendiendo de cargos de corrupción relacionados con adquisiciones del estado de comida y equipo de transportación. Aseguró que los cargos tenían motivaciones políticas.

''La clase alta tuvo más de 400 años de beneficios a partir del sistema'', notó Giménez. ``Ellos necesitan entender que nosotros estamos comprometidos a la construcción de una patria socialista''.

Algunos terratenientes como Hines captan el mensaje. Su aristocrática familia, originaria de Cuba, empezó a invertir en tierra venezolana en la década de los 50, antes de la Revolución Cubana.

Mientras muestra la imponente, aunque desierta casa de la plantación donde su familia solía vivir, Hines cuenta que había empezado a distribuir el mobiliario antes de la llegada de los invasores.

''Veo a Hugo Chávez en el poder durante un buen tiempo'', agregó Hines, quien toma medidas para garantizar su seguridad personal, como dormir en casas diferentes cada noche, nunca decirles a sus empleados cuándo estará conduciendo su automóvil a Yaracuy desde Caracas, así como prescindir de un vehículo llamativo y favorecer un sedán usado sin ninguna característica particular. ``La situación definitivamente empeorará para nosotros en este país''.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog