Marcel Granier: “Quien más pierde es Hugo Chávez”

Por Venezuela Real - 25 de Mayo, 2007, 15:37, Categoría: Derechos Humanos

Elizabeth Araujo
Tal Cual
25 de mayo de 2007

Marcel Granier admite estar satisfecho y sorprendido con el respaldo que recibe a diario, y confía en “un rayo de sensatez” que ilumine al Presidente antes del lunes. Pero, de no ocurrir el “milagro”, el propietario de RCTV deja en el aire una frase para el futuro: “espero que Chávez esté preparado para cuando deba rendirle cuenta a los venezolanos”

Emocionado y confundido en una marcha roja de jóvenes, el ministro William Lara explica a un reportero que el nuevo canal exaltará los “valores creativos del pueblo” mientras, detrás, una pancarta firmada por alumnos de la Universidad Bolivariana airea la consigna “RCTvas Marcel Gramierda”. El hombre contra quien va dirigida la frase aparta por un instante su mirada del televisor, y sonríe tal vez urgido por una esperanza a prueba de desilusiones. Sabe que en cuestión de horas tendrá que dar la orden de ejecución y apagar las transmisiones de la televisora que, asegura, desde hace tiempo dejó de pertenecerle, “porque forma parte de la Venezuela que creció con sus aciertos y sus errores en los últimos 50 años”. ¿Entonces por qué la cierran? A estas alturas, la pregunta resbala en lo obvio, pero a Granier, de suéter rojo y apoltronado en su oficina del quinto piso, le parece interesante y vuelve a decir lo que para él, confiesa, sigue siendo una razón capital para explicar la desaparición de Radio Caracas Televisión: “la primera acción de cualquier régimen de signo totalitario es aniquilar a los que piensen distinto”.

–¿Por qué se aferró a una decisión del máximo tribunal que mucha gente decía no iba a ocurrir? ¿Qué era eso: convicción en la autonomía del TSJ o una apuesta personal en su suerte?
–Sí, ya se produjo la decisión que no da lugar al amparo. Se admitió el caso pero no se admitió el amparo. De manera que en cierta forma nos están tratando como si fuésemos culpables sin permitirnos defendernos oportunamente. Estamos viendo un caso de negación de justicia, de falta al debido proceso y de negación al derecho a la defensa.Yo entiendo las amenazas y presiones que ha sufrido el TSJ pero confiaba en que sabría superarlas. Con esto le están haciendo daño a la libertad de expresión y a los derechos humanos de nuestros trabajadores y al público en general.

–El Presidente no ha ocultado que, en cierto modo, el problema es con usted, “un oligarca golpista” que traba el proceso revolucionario, y usted ha dicho que si el problema es ese, usted se va. ¿Por qué no decidió irse de la presidencia del grupo del IBC?
–No creo que un presidente pueda decidir los asuntos del país en base a sus amistades o enemistades personales. Con eso, le hace un daño terrible al país, y un daño enorme a los trabajadores: periodistas, artistas, técnicos, padres de familias. Si es así, no sólo le está causando daño a una de las empresas más prósperas y quizás la única que en 10 años triplicó su oferta de empleo a muchos venezolanos, sino que se está haciendo daño a sí mismo. Además, es una medida que cuenta con el rechazo del 80% de la población. Estamos viendo que cada día hay más gente que piensa que el Presidente toma decisiones basado en sus intereses personales y no en el interés del pueblo. De manera que él es el primer interesado en echar para atrás una medida que le hace daño a él, al país y a la confianza en el país. Por eso apuesto a un rayo de sensatez de su parte. Cuando se vulnera el estado de derecho, la confianza de los inversionistas desaparece y eso explica que haya 8 millones de personas sin empleo estable.

–En sus tantos alegatos, el Presidente menciona el empeño suyo en quedarse con el canal, y en no pocas oportunidades ha dicho que quien no esté de acuerdo con la revolución, se puede ir. ¿No hubiera sido mejor que usted se hubiera ido?
–¿Y qué resuelve con eso? ¿Qué resuelve que yo me vaya, si de todas maneras ya decretó el cierre de RCTV? Por otra parte, ¿con qué derecho un gobernante le dice a un ciudadano que se vaya, que abandone el país, que deje su trabajo? ¿Qué derecho tiene el Presidente o cualquier otro funcionario de decirle a una persona cómo debe vestirse o pensar? ¿o qué programa e televisión son los que la gente puede ver o cuáles no?

–¿En verdad usted cree que Chávez llegue a imponer un pensamiento único?
–No lo creo. Lo intenta sí, pero el venezolano nunca lo aceptará. Lo que si veo es que el país parece ir hacia una marcha totalitaria, bajo un control militar del Estado y del país. Donde las libertades serán cada vez más débiles, más condicionadas, al tiempo que la ineficiencia y la corrupción se irán apoderando de todas las instituciones hasta que se produzca un colapso institucional. No creo que el venezolano acepte la imposición de un modelo de pensamiento único. No creo que la gente que, por esa inoperancia del Estado a no generar empleo depende de las dádivas del gobierno, vaya a sacrificar su pensamiento. Uno lo ve cuando a los mismos partidarios del gobierno los obligan a meterse en el PUS, y aún así se resisten. Creo que esas reservas democráticas son las que, a la larga, van a triunfar. Pero, corremos el riesgo de ir en esa carrera loca hacia el totalitarismo.

–En todo ese tiempo transcurrido desde el 28 de diciembre pasado, cuando el Presidente sentenció el cierre de RCTV ¿no medió alguna conversación o negociación con personas importantes del Gobierno?
–Sí, hubo gestiones, básicamente de carácter mercantil y basadas en amenazas que, en todo momento, fueron inaceptables. Aquí vinieron funcionarios que decían representar al gobierno con ofrecimientos que precedían a las amenazas.Pero no les prestamos atención, y tal vez esa actitud los enfureció más.

–¿No se sumó RCTV al silencio informativo que imperó en los días posteriores al 11-A, para favorecer al gobierno de Carmona Estanga?
–Recuerda que Carmona Estanga nunca estuvo aquí. Ese señor salió de una reunión en Venevisión y por tanto no hubo ninguna relación de RCTV con él. Aquí nunca ha habido conciliábulos de ningún tipo. Carmona no estuvo la noche del 11-A, antes de ir al Fuerte Tiuna. Por otra parte, ésta es una empresa que tiene toda su producción en Venezuela y por eso es la empresa que más produce televisión en el país. Lo otro es un tema que el gobierno quiere poner en el tapete para distraer la atención en el cierre del canal. Quien debe dar explicaciones por el 11 de abril es el gobierno. Fueron ellos los que ordenaron la masacre contra la marcha. Fue el Gobierno el que montó la cadena para tapar esas imágenes. Fue el vocero del Gobierno quien anunció que, en vista de los graves sucesos, el alto mando militar le había solicitado la renuncia al Presidente y que éste había aceptado. Fueron ellos quienes no convocaron al vicepresidente para que asumiera la presidencia ni convocaron a la Asamblea Nacional como correspondía. Nadie sabe con qué derecho le pidieron la renuncia al Presidente; y sobre todo, ha sido el gobierno el principal obstáculo de la Comisión de la verdad. Son preguntas que deben ser dirigidas a esa comisión de la verdad que se acordó entre el gobierno y la sociedad civil. Las víctimas del 11A han quedado en el olvido, como consecuencia del saboteo del mismo gobierno y del gesto del ex presidente Carter y del presidente de la OEA en voltear hacia otro lado.

–Eso lleva a la pregunta ¿por qué RCTV y no Venevisión?
–En principio, yo no quiero que cierren a nadie. Me niego a plantearlo de ese modo, porque el cierre de un medio es antidemocrático y negativo para un país. Pero sí me llama la atención que, si la Constitución y las leyes prohíben la discriminación, ¿por qué dar un trato diferente a unos de otros? En el mismo supuesto de hechos jurídicos, estábamos RCTV, Venevision, Venezolana de Televisión, y 156 estaciones de radio y de acuerdo a la constitución y a las leyes no puede haber discriminación. Todos debemos ser tratados iguales. En todo caso, si hubo responsabilidad en ese “silencio informativo”, debe haber unos juicios. Cuando el Presidente tildó al señor Cisneros de mafioso, asesino y golpista, lo estaba difamando, ofendiéndolo, amenazándolo. Jurídicamente, lo que debe hacer un gobernante democrático es ir a los tribunales y presentar las pruebas. De lo contrario estaba violando todos los derechos humanos del señor Cisneros, negándole el derecho a la defensa como lo hizo y violando su presunción de inocencia. Por eso quien está en falta ahí no es el señor Cisneros sino el señor Chávez

–Hace semanas, el gobierno colocó gigantescas pantallas en la calle con videos donde aparecían antiguos empleados de RCTV llorando porque los botaron y no les pagaron las prestaciones, mientras otros recordaban su condición de patrón inhumano que cometía abusos y despedía a actores y empleados sin ton ni son.
–No conozco ni un solo caso de esos. Han usado personas que nunca trabajaron aquí. Me dicen que son trabajadores de Venevisión. No sé. Pero, que yo sepa, no eran empleados de, por lo menos, el tiempo en que yo he sido director general, y yo tengo 38 años aquí. En ese tiempo nunca se le ha dejado de pagar al trabajador lo que se merece. Esta es una empresa que posee las mejores condiciones de trabajo de la industria de medios de comunicación. Hay un estudio independiente hecho por una firma importante en donde demuestra que RCTV es la empresa que mejor paga y donde la diferencia de los que más ganan y los que menos ganan son menores. Los beneficios laborales son los más amplios. Hemos sido capaces de pasar de la plataforma analógica a la plataforma digital, creando nuevos empleos, sin despedir a nadie. El gobierno, lamentablemente, posee un aparato propagandístico que dice muchas mentiras y se dedica a tapar sus fracasos difamando a los demás.

–¿Qué problema tuvo usted con el productor Esteban Trapiello para que se alegrara del cierre del canal? Incluso dijo que a usted lo único que le dolía eran los 36 millones de dólares que dejará de percibir.
–Sinceramente, no conozco a ese señor, y jamás en mi vida he ganado tanta fortuna como esa. No puedo opinar de él porque ni siquiera lo he visto alguna vez en mi vida.

–También se refirió a un pacto entre usted y Gustavo Cisneros para no contratar, pasado un tiempo, a productores y actores despedidos. ¿De qué se trató ese acuerdo?
–No sé de lo qué me está hablando. Veo muy poco al señor Cisneros y al gobierno no le debe parecer tan malo porque le están renovando la concesión. No creo que al señor Cisneros lo vinculen conmigo tampoco. Lo que siempre ha llamado la atención es la competencia entre RCTV y Venevisión. Y lo que explica que Venezuela haya tenido –a diferencia de otros países– dos empresas de televisión fuertes, es el hecho de que siempre hemos sido competidores fuertes porque la competencia es buena.

–Rhona Ottolina dice que usted mandó a botar a su papá, justo cuando Renny era el número uno.
–Mira, lo que yo recuerdo es que a Renny le ofrecieron una oferta mejor en el canal 8 y se fue para allá. Luego hubo un desacuerdo entre ellos y a raíz de eso, él se dedicó a hacer radio, trabajando en una de las estaciones de radio nuestras, como Radio Caracas. No sé de dónde saca ella esas conclusiones.

–¿Se van por fin a la transmisión por cable?
–Esa es otra de las argucias del gobierno para minimizar el gigantesco daño que está causando. Pero, a escondidas, ha estado haciendo presiones y negociaciones para que los cableros y empresas de satélites no nos dejen entrar en el espacio. El gobierno está haciendo todo a su alcance para imposibilitar esa solución también. Ya de hecho causaron un daño, pero no parecen estar satisfechos.

–Pero, ¿si surge la oportunidad se van al cable?
–Es una actividad muy distinta. Primero priva la señal de RCTV, luego están 80% de los televidentes, los públicos son distintos y los ingresos también. Todas las empresas de cables en Venezuela juntas no emplean ni una parte de los trabajadores que tiene RCTV. Es un escenario distinto. Y como te digo, con todas esas arbitrariedades que estamos viendo, no sabemos a dónde vamos a parar. Una vez que se violenta el estado de derecho y reina la arbitrariedad es muy difícil tomar alguna decisión racional de negocios.

–¿No se arrepiente ahora de haberle dicho al Presidente “teniente coronel” ?
–Siempre pensé que a él le gustaba. Como usaba tanto el uniforme en los actos importantes. Pero, el día que me enteré que le molestaba, dejé de llamarlo teniente coronel.

–¿Ve con atención los Aló Presidente y las cadenas?
–No, me parece muy fastidioso. Al Presidente, por lo general, lo leo, aunque siempre dice lo mismo. Lo que si me preocupa es que le dedica mucho tiempo a hablar y poco tiempo a gobernar. Eso tal vez explica la situación caótica en que se encuentra el país. Es lamentable que un jefe de Estado invierta tanto tiempo en hablar y obligar a sus subalternos a que lo escuchen, dejando a un lado las urgencias del país. Por eso es que Venezuela tiene los índices de violencia muy altos, por eso es que la producción ha caído, y el desempleo no se recupera y dependemos tanto de las importaciones

–Cómo imagina Marcel Granier el domingo a las 12 de la noche?
–Aquí estaremos, planificando acciones para los meses futuros, para hacer respetar nuestros derechos. Para que se haga justicia, tanto en Venezuela como en el exterior. Continuando esta lucha por el rescate de la democracia, de la libertad de expresión, del pensamiento, de la información y del derecho del ciudadano a escoger libremente su destino.

–¿Cuál ha sido su mayor experiencia en estos tormentosos días en la víspera del cierre del canal?
–Nos hemos sentido satisfechos por el inmenso respaldo que hemos recibido RCTV. Estoy sorprendido de la actitud del pueblo venezolano. De la mística con la cual los trabajadores de este canal han enfrentado los momentos difíciles por los que pasan. El respaldo que hemos recibido de las organizaciones de defensa de derechos humanos de Venezuela y del mundo; de las organizaciones políticas democráticas de todo el mundo, de los gremios. Ha sido satisfactorio ver el reconocimiento que tiene RCTV dentro y fuera de Venezuela.

–¿Usted siente miedo?
–¿Miedo? Sí. El que sienten todos los venezolanos cuando salen a la calle y saben que pueden ser asesinados. Todos conocen la inseguridad y la impunidad que estamos padeciendo en Venezuela. Y yo no puedo ser la excepción. Todos sentimos ese miedo, y esa es otra de las razones por las cuales este gobierno ha mostrado muy poco respeto a los derechos humanos. De ahí las innumerables denuncias en la Comisión Interamericana de Derecho Humanos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog