"¡Somos la nueva Machnovstchina!"

Por Venezuela Real - 25 de Mayo, 2007, 17:36, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

RAFAEL DEL NARANCO
El Mundo
25 de Mayo de 2007

El cierre de Rctv ha sido una decisión personal de Hugo Chávez. El rencor contra el canal de Bárcenas le carcomía, y sus noches en los lúgubres aposentos de Miraflores o Fuerte Tiuna (nadie sabe en qué tálamo inclina su cabeza) se le hacían fantasmagóricas. El resto, incontrolado deseo de oponerse a toda opinión ajena a la suya, por ello la bulla armada ayer al dirigirse a un grupo de estudiantes narcotizados por sus palabras con motivo de las preocupaciones de entes mundiales sobre el cierre, por su decisión expresa, de Rctv: "Me echo aire con la resolución del Senado y el Europarlamento".

La Corte Suprema de Justicia, hizo su papel. Imposible salirse del guión. Después de aquel apoteósico "Uh, ah, Chávez no se va", pronunciado al compás de un coro militarista de los Cosacos del Volga en el hemiciclo del Alto Tribunal, y las palabras recientes de su presidenta al dejar para la historia la frase: "Revolución es igual a Democracia", la suerte de la televisora, ¡oh Séneca!, estaba echada.

Los organismos internacionales -facinerosos, miserables sabandijas- incluido el Parlamento Europeo contaminado por los lacayos del imperialismo, olvidaron que aquí, en esta tierra de gracia, hay un pueblo estoico dispuesto a resistir, y si preciso fuera, morir bajo la consigna Castro/comunista: "¡A sus órdenes Comandante en Jefe: Socialismo, Patria o Muerte!", siguiendo los pasos imperecederos de Numancia o Sagunto.

¡No pasarán!, gritan hasta desgañitarse Nicolás Maduro, Wilian Lara y Cilia Flores desde los balcones de la Casa Amarilla, mientras en la plaza, a sus pies, se despliega una pancarta, que si la de los periodistas escuálidos en defensa de Rctv fue de un kilómetro de larga, esta supera con creces los cinco mil metros. En la Revolución todo es colosal.

"Qué cosa más grande, mi hermano", dice el cubano apoyado en la farola de la que cuelgan las fotos de los dos comandantes épicos: el nuestro y el de allá.

"¡Somos la nueva Machnovstchina!", dice en letras rojas -más rojitas imposible- el inmenso cartelón de la dignidad socialista del siglo XXI que nos arropa.

La historia sucedió en Rusia en tiempos del zar. Corría el año 1904. En la región de Machnovstchina crearon un orden social sin Estado, una luz sugerente acerca de una sociedad justa. Duró poco.

El otro pilar, la libertad, sería manejada por el soviet.

Hoy, las palabras valientes de Solyenitsin a Stalin tienen un valor inapreciable. "No necesito yo sus huesos...denme solamente la libertad".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog