El día de la bestia

Por Venezuela Real - 28 de Mayo, 2007, 19:18, Categoría: Política Nacional

Carlos Raúl Hernández
WebArticulista.net
28 de mayo de 2007

Lo de RCTV es una simple acción barbárica, que desafía las más elementales normas de la lógica del poder, incluso las del poder por la fuerza, el maquiavélico. El maestro florentino le recomendaba el Príncipe “vive y deja vivir”, no acorrales al adversario. Si lo azuzas, lo obligas a sacar corazón del vientre, y la humillación envenena la sangre. Algunos payasos semiilustrados que cobran de asesores –Hernández Montoya, Chalbaud- deberían saberlo. Se ha demostrado la falsedad del mito de los comunicólogos de los setenta y ochenta: “el temible poder de los medios” del que vivió mucho tiempo el anacronismo izquierdoso. Miles de libros inútiles se escribieron sobre eso. Aquí el caudillismo se ha impuesto sobre gran parte de los medios, los ha desafiado y derrotado y ya va para nueve años.

Sólo una patología como la de la costra del poder rojito, dijimos, barbárico, que conjuga cretinismo para construir con una volcánica capacidad para la destrucción, podría acometer semejante desvarío. Además desafía a los sectores populares, privados de sus telenovelas, radiorrochelas, quiere ser millonario, para sustituirlos por esa sopa agusanada, que en soledad suministra VTV, Vive TV, TeleSur, etc. Como en la película de Jim Kerry, el Mentiroso, - el título suena apropiado- el régimen se encerró en el baño y se propinó descomunal autopaliza. Dirán las encuestas los resultados de esta rompehuesos que, como los sacos de arena de la mafia, no saca sangre pero rompe vísceras.

Lo hecho tendría racionalidad política si viniera acompañado de una asunsión plena de totalitarismo, una oleada represiva que llevara también a Globovisión, Televen, la red radiodifusora, los medios impresos, prohibición de manifestaciones, ilegalización de partidos y sindicatos, y detención de las figuras disidentes, -la implantación del terror- situación en la que los malestares en la opinión pública pasan a ser vicarios. A Castro y a Pinochet les importaban muy poco, y no se diga Robespierre, cuya verdadera religión era el desprecio a los seres humanos, “blandos e irresolutos”, según él, hasta que en un rapto de histerismo careció de coraje para suicidarse y se arrancó la mandíbula de un tiro.

Castro practicaba un método efectivo: cuando se enteraba de que en algún solar se hablaba mal del régimen hacía que detuvieran a las personas más inocentes del sitio, una anciana muy querida, o una linda mulata, que jamás hablaran de política. La razón la da Carlos Alberto Montaner: “si el G2 agarra a esta viejita que no tiene nada que ver, qué pasará con los que si murmuran”. Pero si el sultatanato bolivariano no sigue el camino del terror (hasta ahora no han sido sanguinarios) su marcha no tiene rumbo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog