La desaparición de RCTV culmina la lucha iniciada en 2002 contra las empresas de comunicación priv

Por Venezuela Real - 28 de Mayo, 2007, 13:50, Categoría: Prensa Internacional

JAIME L. GARCIA
El Mundo - España
28 de mayo de 2007

Chávez festeja el cierre de la única televisión opositora de cobertura nacional
La resolución del Ejecutivo es rechazada por el 80% de la población

CARACAS.- Con la salida de Radio Caracas Televisión (RCTV) del espectro televisivo, Hugo Chávez ha culminado la guerra mediática iniciada en abril de 2002 contra los medios de comunicación privados. La no renovación, a partir de hoy, de la licencia de RCTV para emitir en abierto supone un punto de inflexión dentro del juego de poder que han mantenido las televisiones privadas y el Gobierno desde 1999, cuando el líder bolivariano llegó al poder.

En Caracas, la decisión de cerrar la cadena provocó fuertes enfrentamientos entre la policía y grupos de opositores. La policía dispersó a los manifestantes con cañones de agua y gas lacrimógeno. En medio de la confusión, distintos testigos escucharon disparos de armas de fuego y la televisión pública emitió imágenes de un policía herido mientras era atendido por sus compañeros.

«Chávez entendió muy pronto, después de su frustrado golpe de Estado en 1992 [contra el presidente socialdemócrata Carlos Andrés Pérez], los recursos impactantes de los medios y de la retórica», explica Tulio Hernández, sociólogo y catedrático de Ciencias de la Comunicación.

El 4 de febrero de 1992, un desconocido teniente coronel pronunciaba una frase que lo convertiría en héroe nacional: «Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados». Esta breve intervención transformó a Hugo Chávez en un icono contra el establishment tradicional, que había gobernado Venezuela durante los últimos 40 años.

«El ascenso al poder de Hugo Chávez [en 1999] coincide con la debacle de los partidos tradicionales en Venezuela: Acción Democrática [AD] y Copei», subraya Hernández. Un vacío de poder que, según este sociólogo, fue usurpado por los medios de comunicación privados como contrapeso del nuevo Gobierno.

Tras una breve luna de miel, la batalla mediática entre las televisoras privadas y el Gobierno bolivariano arrancó en abril de 2002, cuando las cadenas emitieron dibujos animados durante los días posteriores al golpe de Estado contra Chávez y no informaron de las manifestaciones populares que reclamaban la vuelta del actual presidente de Venezuela.

Después de esta primera etapa de confrontación, que finaliza en 2004 con el triunfo de Chávez en el referéndum revocatorio, el mapa mediático de Venezuela dio un giro de 180 grados. Chávez pactó con el magnate Gustavo Cisneros, de Venevisión, y el presidente de Televén. Unas negociaciones consensuadas por el ex presidente de EEUU y representante del Centro Carter, James Carter.

A partir de esta fecha, las cadenas Venevisión y Televén moderaron sus espacios de opinión e información y expulsaron a los periodistas más críticos con el Gobierno. Radio Caracas Televisión (RCTV) y Globovisión se quedaron, desde entonces, como únicos medios televisivos con una línea editorial contraria a los alineamientos de Chávez. Con el cierre de RCTV, la televisión de noticias 24 horas Globovisión queda como única cadena opositora a Chávez. Sin embargo, se trata de un canal informativo pequeño, cuya señal en abierto sólo llega a Caracas y a Valencia, la tercera ciudad más grande del país. La decisión de no renovar la licencia a RCTV es rechazada por entre el 70% y el 80% de la población, según las encuestas, que consideran la medida «autoritaria» y «personalista». La cadena privada es muy popular en Venezuela, sobre todo entre los barrios más deprimidos, que pasan todas las noches enganchados a las telenovelas, tanto de RCTV como de Venevisión.

La Comisión de Telecomunicaciones destacó la renovación de las concesiones, por un plazo de cinco años, a Venevisión y al canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), además de a tres pequeñas cadenas.

Por su parte, los simpatizantes del Gobierno protagonizaron una marcha hacia el teatro Teresa Carreño y organizaron una gran fiesta en la noche de ayer, para celebrar el nacimiento de la «televisión socialista» Tves, que ocupa la señal de RCTV.

Para asegurar la emisión de la nueva cadena estatal, efectivos de la Guardia Nacional (la policía militarizada) se apostaron en los transmisores y repetidores de RCTV con el propósito de garantizar que la señal de Tves llegue a todo el país después de la medianoche del domingo. Chávez advirtió ayer a la dirección de RCTV de que si intenta sabotear la señal de Tves «se le aplicará todo el peso de la Ley».

 «¡Digan la verdad!»
J. L. G.

Venezuela denunciará a los medios de comunicación que estos días publiquen informaciones «desestabilizadoras» contra el país, según subrayó el ministro de Comunicación e Información, William Lara, durante una rueda de prensa a periodistas extranjeros.

«En Venezuela no se están cerrando medios. Eso es mentira. ¡Digan la verdad! Aquí lo único que está pasando es que no se está renovando la concesión a un canal privado», destacó Lara.

El titular de la cartera de Comunicaciones exhibió vídeos de la cadena venezolana Globovisión y CNN+ y expresó que Venezuela ya ha tramitado sendas denuncias contra ambos medios de comunicación por faltar a la verdad.

Los directivos de la cadena, organizaciones internacionales y asociaciones de prensa internacional han criticado la decisión del Gobierno venezolano y han denunciado que esta medida sólo quiere silenciar las voces críticas contra Hugo Chávez.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog