Pdvsa y sus metas lejanas

Por Venezuela Real - 28 de Mayo, 2007, 14:12, Categoría: Petróleo/Energía

José Suárez Núñez
TalCual
28 de mayo de 2007

Expertos dudan que pueda elevar la producción a 5,8 millones de barriles diarios para el 2012. Dicen que para subir la producción en un millón de barriles diarios se necesita una inversión anual de 6 millardos de dólares durante 10 años y perforar 700 pozos cada año. Mientras, las empresas de servicios languidecen y emergen las firmas socialistas

Como la actividad petrolera se ha politizado y la tesorería de Petróleos de Venezuela es la locomotora que impulsa ese proyecto, nadie le hace caso a los ingenieros y geofísicos cuando advierten que la industria petrolera estatal mueve la arruga de los planes y proyectos todos los años, pero va a la defensiva.

En una sesión semanal de los ingenieros petroleros, a la que concurrieron perforadores de varios países de la región, se llegó a la conclusión de que Pdvsa no llegará a la meta de producción de 5 millones 847 mil barriles diarios para el 2012 bajo la actual plataforma de producción.

Uno de los perforadores con larga experiencia en Shell dijo que “para subir la producción en 1 millón de barriles diarios se necesitan 10 años con una inversión de 60 millardos de dólares para el período, perforar cada año 700 pozos y activar un mínimo de 100 nuevos taladros. Sólo así se podrá detener la declinación de 26% de los yacimientos venezolanos”.

Para empezar a contar el incremento de ese millón de barriles diarios de potencial o capacidad de producción, hay “que cubrir primero la declinación de 700 mil barriles diarios”, agregó.

Los pozos venezolanos, después de 80 años de explotación intensiva, sólo producen un promedio de 250 a 300 barriles diarios, con excepción de los “furriales y otros pozos vecinos del norte de Monagas”, sin incluir a la supuesta reina de la corona, Tomoporo, que disminuye cada día su potencial de producción.

Los expertos advirtieron que el Ejecutivo, a fuerza de concentrar medios de comunicación, ha desarrollado una sofisticada capacidad de ejecución mediática, pero no productora de volúmenes de crudos.

Por lo tanto, las metas oficiales son muy frágiles, porque sólo están activos 80 taladros en el país y no tuvieron destreza para contratarlos oportunamente. En la reunión se comentó la referencia del Wall Street Journal sobre Pdvsa: “Más que petrolero es un despacho para eliminar la pobreza, reseñó el diario.

EMPRESAS SOCIALISTAS

El Gobierno anunció un nuevo proyecto de Pdvsa que consiste en crear empresas de servicio socialistas para fabricar taladros y operar servicios sísmicos. Pareciera que se intenta desplazar a la empresa china Sinopec, que tiene una nómina superior a 1 millón de personas, porque la compañía petrolera estatal incluye en su nómina haciendas donde cultivan arroz, pequeñas panaderías, talleres de reparaciones y otros negocios que nada tienen que ver con el petróleo.

Por supuesto que la estructura de los taladros y las plataformas de perforación, que son construidas de hierro, se pueden hacer en el país; pero los motores, partes, piezas y técnicas son tecnologías desarrolladas por otras empresas. “No tiene sentido desconectarse de las compañías especializadas que hacen sus trabajos con eficiencia”, dijeron los expertos.

Pero eso sucede porque en los altos niveles del gobierno existe la tendencia de alejar a la gente del conocimiento. Así, las empresas de bienes y servicios nacionales, que en la actualidad facturan montos insignificantes, por necesidad económica están instalando modestas oficinas, e incursionan hacia países petroleros de la región o del Medio Oriente y Europa.

La participación es muy baja. No se cuenta con ellas. Las conocidas presentaciones a los sectores conexos no se realizan.

Las cámaras respectivas ven la continua reducción de asociados, con la excepción de dos o tres grandes compañías que han sabido cabildear algunos negocios, al menos.

El apoyo a la consultoría nacional no existe. Aunque no hay números para hacer comparaciones y sólo se negocian contratos por la vía del suministro del personal.

En lugar de contratar proyectos contratan personal, expresaron gerentes informados del acontecer de los negocios privados petroleros.

DE LA SIEMBRA, NADA

Cuándo va a arrancar el proyecto Siembra Petrolera y qué sectores nacionales van a participar, es una respuesta que el sector quiere saber. La última noticia que circuló fue la de un proyecto de varios miles de dólares para la renovación de las refinerías El Palito y Puerto La Cruz, que data de finales del año pasado.

Anunciaron los nombres de las firmas coordinadores extranjeras, pero nada más.

Siempre será de mucho interés la presencia de un poderoso sector de bienes y servicios nacionales petroleros. Para un país petrolero, es la expresión unánime del sector privado.

Dificultades adicionales enfrentan los complicados procedimientos internos para contratar. Los proyectos sencillos son también engorrosos, como para alejar la participación de los que están en el país y aspiran a quedarse. Las licitaciones son pocas y de poca monta.

Irónicamente, las llamadas cinco hermanas empresas de ingeniería y consulta han abierto oficinas en Madrid, Houston, Canadá, Argentina, México, Colombia, Gran Bretaña, Qatar y en otros países del Medio Oriente, ya que el boom petrolero mundial lo permite. Sin embargo, a las empresas que tienen como fuerte la construcción no les ha ido mal.

Cuando la nueva Pdvsa hizo el recorte de la expansión, las compañías de ingeniería y consulta supervivieron desde 1998 hasta el 2004, trabajando con los convenios operativos y las asociaciones estratégicas de la Faja del Orinoco. Pero esta situación terminará pronto.

OTRA INCÓGNITA

Los años 2005 y 2006 han sido difíciles y las programas en las refinerías tampoco han arrancado, y ahora se presenta una incógnita. La transferencia de Alejandro Granado, vicepresidente de Refinación, hacia la presidencia de Citgo Petroleum ¿dejará estancados los proyectos, o el sucesor no designado los impulsará?
Es la pregunta que se hacen las empresas de bienes y servicios.

El anuncio del presidente Chávez de la creación de empresas industriales de todo tipo, bajo el patrocinio de Pdvsa, podría ser una discreta alternativa.

Pdvsa debe revisar el ejemplo de México, que nacionalizó el petróleo en 1938, se alejó de la comunidad y tecnología petrolera y pasaron 40 años para que descubriera los yacimientos del golfo de Campeche. Ahora tiene otros tropiezos, porque dejará producir unos 500 mil barriles diarios de crudos pesados por falta de capital y tecnología. Tardíamente, el Congreso de México está pensando autorizar la presencia de empresas extranjeras que se asocien y aporten capital para no tener que convertirse en importadores de petróleo.

Pemex tiene una nómina de 124.000 trabajadores y una producción similar a la venezolana. El Estado, que hizo lo que quiso durante décadas, infló la nómina. Pdvsa produce lo mismo con la tercera parte de la fuerza laboral mexicana.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog