Tristeza, ira y frustración

Por Venezuela Real - 28 de Mayo, 2007, 18:44, Categoría: Dimensión Social

JESÚS HURTADO
El Mundo
28 de mayo de 2007

Caracas. Todo estaba milimétricamente calculado. A las 11:56 de la noche, un Eladio Lares con ostensibles visos de cansancio y más emocionado de lo que esperaba aparentar, llamó a los presentes a entonar las notas del Himno Nacional, y justo diez segundos antes de la media noche, cesó la señal que por más de 53 años estuvo al aire para dar paso a la nueva Tves.

No hubo tiempo para el silencio. Un reportero brasileño y otro japonés se abrían paso entre la gente para captar los perturbados rostros de los directivos del canal, mientras que las lágrimas corrían por las mejillas de la gran mayoría de los presentes.

"No te preocupes, tendremos Rctv muy pronto", decía una convencida María Teresa Chacín a un compungido Gustavo Rodríguez. "Esto se revierte", le afirmaba Carmen Victoria Pérez a una desconsolada Luisana Ríos. "Nunca creí que tendría que presenciar este horror. Esto es cada vez un régimen totalitario", acotaba Elisa Parejo, veterana fundadora del canal de Bárcenas, quien recordaba que ni siquiera durante la férrea dictadura de Marcos Pérez Jiménez se había producido el cierre de un medio de comunicación.

Con abrazos y llantos, empleados y allegados a la planta se despidieron de la señal, mas no de su lugar de trabajo, porque como señaló minutos antes el presidente de las Empresas 1BC, Marcel Granier "mañana -hoy, aunque sea día de Pentecostés, estaremos aquí para trabajar".

Cual crónica de una muerte anunciada, cinco horas antes del cierre, Granier había ofrecido la última rueda de prensa transmitida por el canal, donde aseguró que seguirí- an defendiendo sus derechos para volver a sus operaciones regulares.

"Si este es el costo por no habernos doblegado, lo asumimos, pero seguiremos adelante", afirmaba, dejando entrever la posibilidad de que la cincuentenaria televisora podría salir al aire a través del cable.

En los pasillos, Gigi Zanchetta buscaba un cigarrillo a toda prisa. "No fumo, pero estoy muy nerviosa", le dijo al periodista que le ofreció el suyo. Sergio Novelli expresaba con voz apagada su confusión: "Es una mezcla de tristeza, de ira, de impotencia y sobre todo de frustración", señalaba como intentando dar explicación a la extraña mirada de Alejo Felipe, quien parecía no creer lo que estaba a punto de suceder.

ESTUPOR DENTRO Y FUERA

La sorpresa también encontraba espacio entre los corresponsales extranjeros. "Esto deja claro que el gobierno de Hugo Chávez está acentuando el totalitarismo. Pareciera que se ha creado una situación de hegemonía que no tiene vuelta atrás", decía un versado periodista catalán que conversaba con un colega madrileño.

Afuera, varias decenas de personas congregadas para apoyar al personal de planta, gritaban consignas en contra del gobierno. Pero tampoco allí hubo oportunidad de guardar un minuto de silencio por la señal que se había extinguido. Un nutrido grupo de policías dispersó a los manifestantes a fuerza de perdigones, cuyos ruidos apagaron los esfuerzos que adentro se hacían para elevar un oración a Dios y que tendrá que esperar por tiempos mejores. Después de todo, la esperanza por un pronto regreso es en sí una plegaria.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog