Error tras error - Pasos en falso

Por Venezuela Real - 29 de Mayo, 2007, 20:52, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
29 de mayo de 2007

A unque parezca extraño en un Gobierno que todo parece manejarlo en términos militares de táctica y estrategia, a los miembros del Poder Ejecutivo les está saliendo el tiro por la culata. En efecto, la clausura de Radio Caracas Televisión ("por cese de la concesión") ha adquirido dimensiones nacionales e internacionales que ni siquiera el más imaginativo de los integrantes de la oposición hubiera podido concebir. Lo cierto es que al término de las jornadas del fin de semana, el Presidente de la República y su equipo de colaboradores lucen arrinconados por los acontecimientos y combatiendo de espaldas a la pared, en una situación de apuro que nadie en el oficialismo se esperaba.

Mientras el Gobierno había acumulado todos sus esfuerzos en prepararse para enfrentar un movimiento subversivo de carácter violento, en una mezcla aliñada con unas gotas de paramilitares y una cucharadita de golpismo, resultó lo contrario, pues ha sido la gente común y los estudiantes quienes pacíficamente han tomado la bandera de la lucha ante el atropello cometido contra RCTV, sus periodistas y sus trabajadores.

Peor aún: hoy la lucha por la libertad de expresión tiene una dimensión humana y real, como nunca antes la había tenido entre los sectores medios y populares de la sociedad. Lo que un año atrás no era, a los ojos de la población, sino una pelea entre empresarios y políticos que no les afectaba en lo cotidiano, ahora ha cambiado radicalmente. El Gobierno, en un traspié propio de la inexperiencia y la prepotencia bolivariana, cerró un canal de televisión que ofrecía una pacífica válvula de escape ante los graves problemas que sufren a diario los venezolanos.

Llegar a la casa y poder evadirse por un tiempo de la escasez de alimentos, los precios altos, la matraca policial y los ataques del hampa, el desempleo y el congestionamiento del tránsito era, por lo menos, un alivio temporal para los ciudadanos que se sienten profundamente frustrados por la ineficiencia del Gobierno para responder a sus expectativas y resolver sus problemas más inmediatos y urgentes.

Pero el Gobierno le dio un sorpresivo palo a la lámpara y le cerró a la gran mayoría de la gente ese pequeño placer y ese mínimo derecho a evadirse unas horas del infierno de la vida diaria en que vivimos. Es decir, la revolución entró sin pedir permiso, sin consultar a nadie se sentó en la sala de los hogares de los venezolanos, y como si fuera dueño del control remoto cambió de canal porque le dio su real gana. En ese momento los televidentes se dieron cuenta de que la vigencia de la libertad de expresión tenía nombre y apellido y que, de ahora en adelante, ese señor podía entrar a sus casas a dar otras órdenes más irrespetuosas y con consecuencias mucho más graves para la independencia de sus vidas.

Y en este aspecto los venezolanos son muy estrictos: no les gusta que gente extraña se entrometa en sus asuntos particulares y menos en un tono militar, como si el país estuviera lleno de soldados y no de ciudadanos libres.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog