Ante las fallas históricas

Por Venezuela Real - 31 de Mayo, 2007, 8:32, Categoría: Cultura e Ideas

OVIDIO PÉREZ MORALES
EL NACIONAL
31 de Mayo de 2007   

Hace un poco más de 500 años se comenzó a proclamar el Evangelio en estas tierras nuestras. Quienes lo hicieron vinieron junto, con o detrás de los conquistadores.

Cuando no es que eran estos también.

El marco histórico-jurídico de entonces no era el de hoy, sino el del patronato regio.

Tiempos bien distintos; baste recordar las guerras de religión de entonces y un principio que se hizo corriente: cuius regio, eius religio, que se podría traducir así: de la región que eres, debes adoptar su religión. Bastante agua ha pasado bajo los puentes y actualmente partimos de otros principios, como el de la libertad religiosa en el amplio marco de los derechos humanos, y el del aprecio de la diversidad de culturas con el respeto que merecen en un mundo pluralista.

Hace cinco siglos tuvo lugar el famoso acontecimiento que ha recibido nombres variados y hasta contrapuestos. Descubrimiento. Encuentro. Resistencia indígena. Desde la Iglesia, obviando otros términos controversiales, hablamos propiamente de "inicio de la evangelización".

Los católicos no desconocemos el escenario dramático en que tuvo lugar la primera evangelización. Pero, antes que otra cosa, apreciamos el mayor tesoro recibido entonces y que penetró muy a fondo en nuestros pueblos: la fe católica. Ésta, con la pertenencia a la Iglesia, llegó a formar parte de la identidad religioso-cultural de las gentes del "nuevo mundo". Lo que se expresó en un hecho trascendental: la Independencia rompió con la dominación política de la corona española, pero no con la religión católica que se había hecho muy nuestra.

A la Iglesia, obra de Dios, pero comunidad compuesta por humanos de carne y hueso, no sólo frágiles sino también pecadores, no ha de resultarle repugnante reconocer fallas y pecados en su biografía. Sin embargo, antes que nada, ha de ser agradecida por el don de Dios que significa su congregación, vocación y destino; y por las muchas luces y positividades que tejen su historia de 20 siglos.

Ahora bien, hay algo especialmente obligante para quienes critican actuaciones reprobables del pasado de la Iglesia: no hacer hoy lo que se juzga no ha debido hacerse en el pasado. Porque no faltan quienes condenan la Inquisición y son, hoy, crueles inquisidores; acusan a los excluyentes y son protagonistas de apartheids, agentes de listas discriminatorias, confesos maniqueos; reprueban las Cruzadas y son intolerantes en la imposición de sus ideologías. Los católicos hemos de hacer memoria en nuestra tierra con espíritu agradecido de fe, sin complejos; con humildad.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog