Lucha por el poder

Por Venezuela Real - 31 de Mayo, 2007, 10:32, Categoría: Derechos Humanos

RAMÓN PIÑANGO
EL NACIONAL
31 de Mayo de 2007

Estamos en medio de una nueva escalada de radicalización de las posiciones y acciones de los dos sectores en que esta dividida la sociedad venezolana. El detonante de esta escalada es la desaparición de la señal de Radio Caracas Televisión del espectro radioeléctrico.

Este evento avivó las pasiones tanto en el chavismo como en el antichavismo. Las posiciones se han radicalizado. Gane quien gane este round, se apacigüe o no la calle en las próximas horas, el espíritu del colectivo nacional quedará marcado. Estamos profundamente sumergidos en una espiral de acciones y reacciones que no podrán parar bombas, cárceles, campañas mediáticas, tanquetas o líderes carismáticos.

Queramos o no, a todos se nos impone ahora la pregunta ¿con quién estás tú? Muchos ya la han respondido. Unos prefieren callar por conveniencia o por prudencia; otros por miedo. El ni-niismo tendrá cada vez más una existencia precaria. Ante las acciones de los dos extremos políticos existentes en el país va a ser difícil mantenerse indiferente.

Unos cuantos venezolanos recurrirán a balanzas de precisión para ponderar virtudes y defectos de uno u otro lado, pero todo eso será en vano; aun con información incompleta o imperfecta las definiciones serán insoslayables.

Casi todos los venezolanos participamos en una lucha por el poder, de la cual difícilmente podrán escapar quienes en estos tiempos que vivimos pretenden ser neutrales.

Se trata de una lucha para imponer una ideología o para evitar que se imponga a la fuerza una ideología.

Y resulta que las ideologías están llenas de eufemismos y racionalizaciones como "razones de Estado", "intereses del pueblo" o "poder popular"; por eso, estas frases, que en otras circunstancias de algún respeto disfrutaban, hoy carecen absolutamente de credibilidad por un bando cuando son utilizadas por el bando contrario.

En las sociedades humanas la lucha por el poder y los enfrentamientos ideológicos son normales y frecuentes.

Ni una cosa ni la otra tienen por qué amenazar la paz social, siempre y cuando exista un marco legal compartido ampliamente y árbitros como los tribunales de justicia que aseguren que los enfrentamientos ocurran dentro de las reglas de juego establecidas. Si ese marco legal no existe o es irrespetado sin que los árbitros actúen, el desastre político está a la vuelta de la esquina.

Y si quien irrespeta las reglas de juego está en el gobierno y, más aun, si éste controla los árbitros, la situación es inmensamente más grave.

La suspensión de Radio Caracas Televisión tiene el inmenso efecto positivo –lo digo sin ironía– de haber expuesto ante los ojos de los venezolanos, en forma muy clara, la situación de su país en lo que se refiere a la asimetría radical que enfrentamos en la lucha por el poder y el forcejeo ideológico.

Como nunca, un gran número de ciudadanos y observadores extranjeros se han percatado de cuál es nuestra realidad.

Pocos anticiparon la reacción de los estudiantes de todos los niveles, que muchos consideraban quedados o bobalicones.

¿Quién se iba a imaginar que anteayer unos cuantos barrios populares del área metropolitana de Caracas iban a estallar en sonoro cacerolazo acompañado por el grito de "Rochela, Rochela"? Muy pocos, porque muy pocos se percataban de lo enraizadas que están ciertas prácticas sociales que no pueden ser alteradas arbitrariamente por razones de poder o ideológicas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog