Misión "justificar lo injustificable"

Por Venezuela Real - 31 de Mayo, 2007, 8:26, Categoría: Estado de Derecho

Romer A. Romero Martínez
El Universal
31 de mayo de 2007

La actualidad venezolana se ha transformado en algo extremadamente dinámico y controversial: lo que puede ser verdad en la mañana se convierte en falsedad en horas vespertinas del mismo día. La sorpresa se nos está haciendo rutinaria, especialmente cuando nos referimos a decisiones que deben tomar funcionarios públicos. La expresión "cualquier cosa se puede esperar de esta dependencia pública" es ya harto usada en el lenguaje cotidiano del pueblo. Ello está señalando de manera preocupante la inexistencia en las instituciones públicas (y en muchas privadas) de planes, programas, normas, procesos y procedimientos ajustados a Derecho. Esto es, la respuesta de la administración pública es más el producto de algún sentimiento de simpatía o de animadversión por el solicitante, que la resultante de un pleno ajuste a la normativa jurídica que rija la materia en cuestión. Personalmente considero que esta realidad absurda es el producto de la ignorancia e incapacidad profesional de la inmensa mayoría de los actuales funcionarios públicos. Así las cosas, es común recibir de estos funcionarios públicos respuestas tales como "es que esa es la costumbre aquí", obviando groseramente lo establecido y previsto en la Ley. Lo grave de esta situación es el acostumbramiento pausado de esta irrealidad antijurídica que nos está conduciendo a aceptar como natural/normal a lo inconstitucional, lo ilegal y lo contrario a Derecho que día a día el desgobierno nos presenta para justificar lo injustificable y la arbitrariedad de su accionar. Abundan los casos que se han justificado bajo la simple expresión inmoral que reza: ¿y qué, si soy mayoría? Realmente discrepo profundamente de la misma, simplemente porque no creo en tal mayoría; sí acepto que dicha expresión representa el uso abusivo del poder en su máxima expresión.

Lo realmente grave y socialmente peligroso de lo hasta ahora explanado reside en empezar a aceptar, como natural, las justificaciones de situación francamente encontradas con lo jurídico; es decir, lo peligroso es sustituir la Ley y poner a gravitar el devenir del pueblo venezolano en torno al concepto "fuerza", brutalidad nata e ignorancia.

Durante casi nueve años, el desgobierno venezolano ha dedicado exclusivamente todo su esfuerzo e interés en desmontar las estructuras organizativas del Estado democrático que se construyeron durante cuarenta años, en una suerte de "quítate tú para ponerme yo", sin control de calidad y bajo la creencia que cualquiera puede hacer el trabajo que antes otro bien preparado hacía. La idea preconcebida en la mente de estos trogloditas es la destrucción de la sociedad venezolana, de sus valores y estilo de vida, adquiridos durante cuarenta años de democracia, y la sustitución de los mismos por antivalores obsoletos y que han demostrado históricamente su inhabilidad para producir placer y felicidad a cualquier nación del planeta Tierra. La resultante más preocupante de esto ha sido el colapso completamente intencional de las instituciones, tanto públicas como privadas, inducido desde el desgobierno, lo que a su vez está contribuyendo a la destrucción consciente de la nación venezolana. Paradójicamente, pretéritamente y anterior al actual desgobierno, los gerentes trataban de reunir en su entorno a líderes profesionales, altamente capacitados y competentes, que hicieran realidad los planes y programas quinquenales de gobierno, a fin de tener luego alguna obra que mostrar a la ciudadanía electoral.

Sobran los ejemplos de esta misión gubernamental de justificar lo injustificable. Así, recordemos tres ejemplos de reciente data. Tan sólo el fin de semana pasado el desgobierno clausuró a la estación de televisión RCTV y confiscó sus activos operacionales, todo mediante argumentos pueriles, mas no de Derecho, simplemente porque no hay normativa jurídica que justifique tal abuso. ¿Cuál será el resultado? Creo que será la destrucción de la televisión crítica y de la televisión creativa, del mensaje constructivo y ciudadano. En este estado necesariamente debo recordar lo patético que es observar cómo las universidades públicas (e.g.,  UCV, UC, ULA, LUZ y UDO), que en antaño no dejaban pasar algún acontecimiento gubernamental para que sus comunidades comunistas salieran a protestar e incendiar, hoy en día están sumisas y prestas a justificar lo injustificable y ninguna de ellas ha protestado debidamente la indefensión de RCTV. ¿Será que la fuerza de la manera como el desgobierno otorga los presupuestos universitarios sobrepasa la fuerza de la Ley y ayuda al vergonzoso silencio de estas universidades?

Por otra parte, también recuerdo con mucha tristeza el desmembramiento de Pdvsa, ocurrido paulatinamente a partir del paro petrolero, y materializado fundamentalmente mediante el despido laboral masivo de más de veinte mil profesionales y técnicos que habían logrado una relativamente importante independencia tecnológica y operativa de las transnacionales petroleras. Desmantelamiento que se evidencia inequívocamente en la disminución de la producción petrolera diaria de ca. 3,1 millones de barriles (en 2001-2002) a ca. 1,7 millones de barriles actuales. La justificación es tan injustificable que el nuevo personal gobiernero ha logrado desmembrar la industria petrolera y someterla nuevamente a la sumisión de las tan odiosas (pero muy apetecidas por este desgobierno) transnacionales, mayoritariamente de origen estadounidense. Todo ello debido a la incompetencia de profesionales de la actual gerencia y plantillas petroleras y a los "negocios" que han logrado concretar con las "compañías imperiales", que ahora sí son propietarias de las reservas petroleras venezolanas; mientras que antes eran simples contratistas al servicio de la República. Mis palabras no deberán ser interpretadas como justificativas de los convenios operativos o de las asociaciones estratégicas. Considero que éstos hicieron un gran daño al país; pero más daño le provocan las empresas mixtas, con las que se intenta justificar la ignorancia crasa del actual plantel humano de Pdvsa, en todo lo referente al negocio petrolero total: exploración, explotación, transporte, comercialización y transformación.

Las leyes habilitantes constituyen otro buen ejemplo de la misión "justificación de lo injustificable": el Poder Ejecutivo legisla. Este fascismo conceptual retrocedió a Venezuela en el tiempo y lo ha ubicado trágicamente en la época de la prerrevolución Francesa. Obviamente, la misión justificar lo injustificable logró el éxito que ninguna máquina del tiempo había logrado. Presumimos que el objetivo último de este accionar es acabar con la separación de poderes; o quizás, eliminar tantos poderes y mantener uno solo: ¿será?

Lo realmente cruel de todo lo antes referenciado se circunscribe a la esfera emocional y a la percepción del pueblo venezolano, quien está siendo condicionado a aceptar con bizarra normalidad los dictámenes de fuerza, en contraposición a lo exclusivamente jurídico. Se intenta transmitir la noción de que el cumplimiento de la Constitución y de la Ley no siempre es lo correcto. Debo decirles a mis lectores desconocidos que la igualdad entre los hombres sólo y únicamente existe ante la Ley; en cualquier otra circunstancia, todos los seres humanos somos desiguales y esto ha sido científicamente comprobado a través del estudio del genoma humano. Sólo es posible instaurar un sistema igualitario a través del cumplimiento pleno y absoluto de la normativa jurídica que los ciudadanos han adoptado y aceptado socialmente. Sólo en un Estado de Derecho es que puede haber justicia, que no es otra cosa que darle a cada quien lo que se merece, tal y como lo mentaba Justiniano: suum cuique tribuere. Expresión ésta, por cierto, que da la bienvenida a desapercibidos visitantes de algunos palacios de justicia de Venezuela.

Finalmente, debo resaltar que sólo dentro de un Estado de Derecho y de Justicia puede la Democracia cultivarse y crecer, el cual es el único sistema político-social que garantiza la paz y la felicidad plenas para cualquier pueblo. En tal eventualidad, únicamente se deberá justificar lo que es jurídico y conforme a la Ley. Lo demás, son simples ensayos de aprendices de brujo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog