La amputación

Por Venezuela Real - 1 de Junio, 2007, 17:44, Categoría: Política Nacional

Aquiles Esté
Noticiero Digital
01 de mayo de 2007

Decía Marshall McLuhan sin equivocarse, que los medios son extensiones del propio cuerpo. La ropa extiende a la piel, la rueda al pie, la televisión amplifica a los ojos y claro, a los oídos también. Consecuentemente, lo que ha sucedido en este país, no es otra cosa que una amputación, pues la noción misma de televisión que el venezolano tiene esta asociada a su vínculo con RCTV. Es por ello que la sensación primaria que experimenta la inmensa mayoría de nosotros es de sajadura, de herida en la carne.
 
 Cumplida la medida, resta evaluar aquí las implicaciones que este machetazo tiene para el gobierno, particularmente para Hugo Chávez y también para lo que en Venezuela llamamos, a falta de una palabra mejor, la oposición. Intentaremos también evaluar en qué medida compromete este sacudón a todo el ecosistema comunicacional.
 
 QUÉ GANA Y QUÉ PIERDE CHÁVEZ

 El gobierno ha cerrado a RCTV por la simple razón de que no le quedaba otra. En su ambición de imponer la proclamada “hegemonía comunicacional” es necesario anotar que Chávez no contaba con otro momento para asumir el riesgo. El 28 de mayo está todavía a pocas horas de su triunfo electoral de diciembre pasado y además, constituye este día, una fecha rodeada de una cierta aura de legalidad, muy discutible por cierto.
 
 El efecto necesario de esta aventura se expresará en la pérdida de más de un 30 por ciento de respaldo popular, lo que equivale a dos millones quinientos mil votos. Este bajón dramático, de no manejarlo el gobierno con cuidado, podría echar al trasto a su ambicionada reforma constitucional y con ella, la reelección indefinida que es el único tema que verdaderamente interesa de toda esa operación leguleya.
 
 Otra consecuencia que tendrá que arcar el gobierno es la protesta violenta, que por cierto ya está en marcha. La violencia –emocional y física- es inevitable. A los seres humanos se nos lleva a la violencia por dos motivos esenciales: defensa del territorio y defensa de la identidad, y esas dos condiciones aplican con el cierre de RCTV.
 
 Al tomar la medida, la población siente que el gobierno ha violado el espacio individual. Ya no somos patronos en nuestra propia casa, ya no podemos escoger lo que nos gusta dentro del propio hogar. En ese sentido, no es exagerado afirmar que el pase de RCTV a TVES en la madrugada del 28 de mayo, quedará grabado en la consciencia colectiva del país como el mayor gesto de violencia simbólica que recuerde una generación entera.
 
 Cuenta además como dijimos, el corte brusco de nuestra noción de identidad. No te puedes llevar 53 años de cultura, buena o mala, esa es otra discusión, sin romper con la imagen que el venezolano se hace de sí mismo. Con el cierre del canal dos, los venezolanos hemos sido llevados a una frontera psíquica que forzará a millones de compatriotas, chavistas y antichavistas a la búsqueda agresiva de significado. Esto lo sabe el gobierno, o lo intuye mejor dicho, pero también sabe que no existe hoy un liderazgo preparado para capitalizar la revuelta. Es por eso que al final de día, Hugo Chávez decide tirarse la parada del cierre.
 
 Con el cierre, el gobierno alcanza ciertamente la codiciada “hegemonía comunicacional”, un verdadero pujo ideológico que abriga el riesgo de sobre mercadear al gobierno. Actualmente Venezuela cuenta con la señal abierta de 12 canales nacionales. La propiedad de estos medios es como sigue: a Venevisión lo controla el gobierno y a Televen igual. La Tele fue recientemente adquirida por el régimen, lo mismo que Puma y CMT. VTV es propiedad de Chávez, así como Telesur, Vive, y ANTV. Restan Meridiano, que es un canal de deportes y Globovisión, un canal privado de noticias, pero con un dígito de share (con el cierre de RCTV pasará a dos dígitos de audiencia real). RCTV era el medio de comunicación más visto e influyente de Venezuela. En los últimos meses llegó a aventajar en 15 puntos a su competidor más cercano, Venevisión, y a facturar casi el doble en publicidad. De doce canales nueve pertenecen hoy al régimen bolivariano. O sea, que a los venezolanos les quitaron los ojos y los oídos.
 
 Esto va a forzar la radicalización de algunos sectores nini y de oposición que antes no habían sido activados. Cuando la oposición veía la entrevista de Miguel Angel Rodríguez en las mañanas, muchos sentían que podían irse tranquilos al trabajo porque, a final de cuentas, alguien estaba protestando por ellos. Al aniquilar esa válvula de escape, el gobierno está forzando a estos grupos al radicalismo, algo que no necesitaba. Chávez ha desconocido que el canal dos le resultaba instrumental a su proyecto. Aquí hay algo mal calculado, pues RCTV era en esencia una canal de entretenimiento. El cierre es un pujo ideológico, insisto. Sin embargo, este último dato deberían confirmar aún un más el escenario de violencia que se cierne sobre el país.
 
 El costo internacional también será inevitable. Chávez habrá perdido con esta jugada un apoyo internacional que no va a recuperar con facilidad, sobre todo porque a partir de aquí, el hombre tendrá que reprimir abiertamente. ¿Quién vendrá ahora a retratarse con el gobierno venezolano? No mucha gente. El hecho es que el presidente se metió en un escenario que muy poco controla. De aquí para abajo no va a recibir backing de ningún medio de comunicación internacional con algún margen importante de influencia. Tendrá que olvidarse de la gran prensa mundial que tanto lo ayudó en el Carmonaso y el pasado tres de diciembre. Ni a los periódicos, ni a los periodistas occidentales, le gustan los presidentes que cierran medios.
 
 Resta mencionar además, que Chávez verá mermado su apoyo dentro de las Fuerzas Armadas, especialmente entre la tropa y los mandos medios. No estamos seguros de que un soldado venezolano esté dispuesto a dispararle a su tía, a su hermana o a su amigo porque estos reclamen su derecho a ver El Concurso Millonario.
 
 QUE PIERDE Y QUE GANA LA OPOSICION
 
 La oposición encontró un tema para unificar al país. Existe otro, la inseguridad, pero el liderazgo opositor nunca lo ha usado sistemáticamente. Hoy esos dos asuntos se tocan con el cierre del canal dos. Para el pueblo se acabó su principal canal de entretenimiento, pero también, el medio más importante para denunciar la inseguridad personal.
 
 La oposición se queda sin medios, pero con mensaje. Necesita un mensajero, pero no se le ve en el radar. Chávez es hoy un presidente que quita, no un presidente que da. Es un líder que no escuchó a su pueblo. Ahora Venezuela no es de todos. Eso lo entienden hoy chavistas y antichavistas
 
 En ese sentido, la oposición gana consciencia de que realmente necesita un liderazgo. No un liderazgo electoral, esa vía está cerrada, sino un liderazgo político, que construya un camino firme, pasito a pasito, hacia el poder.
 La oposición también gana una voz ante la comunidad internacional. El denunciado autoritarismo de Chávez ya no se escuchará en el extranjero como una consigna política.
 
 COMO QUEDA LA INDUSTRIA DE LA COMUNICACIÓN
 
 Con el cierre de RCTV, la industria de la comunicación en Venezuela queda totalmente trastocada. Los medios independientes quedan temerosos del gobierno, así como los anunciantes. Estos últimos contemplan atónitos lo que sin duda constituye el mayor atropello a la propiedad privada que haya habido en Venezuela en toda su historia. Hasta el momento en que escribimos estas líneas, la señal de TVES sigue saliendo por las antenas transmisoras de RCTV, sin que exista hasta el momento una ruta jurídica para saldar la confiscación de que ha sido objeto la gente de Bárcenas.
 
 La industria publicitaria también tendrá que reacomodarse ya que es mentira que habrá un pase mecánico de anuncios hacia los canales que se plegaron al gobierno. Es decir, se requerirá la creación de nuevos medios para alcanzar el reach de una campaña. Habrá eso sí, un aumento exponencial de la televisión pagada, con lo cual el gobierno perderá penetración. En dos años habrá tres millones de decodificadores en la calle, lo que equivale a 15 millones de personas huyéndole a las cadenas presidenciales. Nadie compra o alquila el cable para escuchar a Chávez.
 
 La radio sufrirá también un repentino crecimiento como medio noticioso, lo mismo que los portales informativos digitales que crecerán en cuñas y en lectoría. En fin, es todo un sacudón de proporciones telúricas.
 
 Hay para terminar, una generación de periodistas venezolanos y estudiantes de comunicación que se confronta finalmente con la misión de la profesión: el anti poder y la defensa de la libertad de expresión. Poco a poco hemos venido entendiendo que Hugo Chávez no viene a otra cosa que a cumplir el viejo ciclo autoritario de los militares golpistas latinoamericanos. Poco a poco hemos entendido que es requisito ganarse la democracia. 








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog