La ley de las probabilidades

Por Venezuela Real - 4 de Junio, 2007, 15:31, Categoría: Política Nacional

Kico
TalCual
04 de junio de 2007

El sábado le tocó el turno al chavismo en la avenida Bolívar. Nada nuevo bajo el sol. El Presidente y los suyos están leyendo lo que pasa como más de lo mismo. Todo se trata de una conspiración inflada por el imperialismo. Frente a las agresiones no hay más que seguir el esquema. Se sabe que la revolución avanza. Esta es una oportunidad de oro para quitarle espacios a la burguesía y fija un nuevo objetivo: Globovisión.

Para el gobierno, lo que ocurre en la calle es otro show mediático más.

Pero, la realidad tiene otras lecturas. Puede que la ley de los promedios le tocó a Chávez. En algún momento iba a meter la pata. No todo le podía salir bien. El cierre de Rctv lo tiene mal. Lo ocurrido con Lula nos muestra que el nativo de Sabaneta está meando contra el viento e insiste en seguir haciéndolo.

Resulta que la izquierda latinoamericana hace años había llegado a la conclusión que el socialismo que predicaba Fidel era horroroso. Más cerca de una dictadura que de algo justo. Esa visión cambio con el ascenso de Chávez al poder.

Los cubanos agarraron un nuevo aire y salieron del abandono. No duró mucho el encanto. La medida contra Rctv volvió las cosas a su lugar. Como no, Chávez actúa en nombre de los pobres.

Pero, eso no basta para ser considerado un gobierno progresista. Su concepción de la revolución no pone el acento en la democracia. Estamos frente a la misma concepción autoritaria que maneja Fidel del socialismo. Por eso, los gobiernos de Chile, España y Brasil se distancian.

El mundo ha dejado de ver al Presidente venezolano como una victima de los ricos. Demasiadas señales de que se trata de una película que ya vimos. Chávez está actuando frente a la libertad de expresión montado en la vieja idea que los medios son armas maléficas de los factores de poder para someter ideológicamente a los pueblos.

Una pelusa. Ese esquema tenía que hacer crisis, por falso, por limitado y porque lo que está ocurriendo en Venezuela es otra cosa.

El discurso de la pluralidad, de la tolerancia no había podido entrar a los sectores populares. Era visto como gas, como habladurías, no se comprendía.

La defensa de los valores democráticos cobra sentido, justo el domingo pasado cuando el canal de Barcenas salió del aire. Para los que no tienen cable, para las mayorías, hubo un arrebato, una pérdida real. Me quitaron “mi prima Ciela”, la radio róchela, el concurso millonario y en su lugar me metieron otro de estos canales políticos fastidiosos. Según un trabajo que hizo a principios de semana el diario El Nacional en los barrios, la gente decía que la estaban obligando a ver lo que el gobierno quería. Las masas reclamaba la presencia en pantalla de sus artistas.

Un dato importante es ese, los artistas. Estos personajes hablan y se entienden con las mayorías. Cuando aparecen en pantalla quejándose porque perdieron sus empleos, no son vistos como quiere etiquetarlos el chavismo, como manipuladores de oficio, La lectura es otra. Todas las encuestas dejaban ver un espacio enorme para el surgimiento de un liderazgo diferente, de nuevos protagonistas. Pues ocurrió que salieron al ruedo los verdaderos protagonistas, los de las novelas.

Los artistas, Rctv, el tema de la libertad de expresión producen una ruptura afectiva entre el pueblo y Chávez. Hay un dolor muy fuerte y quién me lo está produciendo es el Presidente. Pero, no todo viene de las lágrimas y los afectos. Las encuestas también hablaban de la necesidad de discutir principios, valores. La oposición parecía no tenerlos. Las amenazas contra la democracia aterrizan y se sienten también cuando grupos de estudiantes salen ala calle y no los dejan marchar. ¿Por qué pueden los rojos rojitos ir a Miraflores, la AN, donde quieran y los demás no?

El líder del proceso pelo en patín cuando matando a Rctv también enfiló las baterías contra las universidades autónomas. Los estudiantes salieron a la calle y han impactado la opinión pública por la claridad de su discurso. No se trata de la oposición tradicional y sus odios, su “Chávez vete ya”. Nuestros jóvenes hablan de la defensa de los derechos civiles, de libertad, de principios dignos que los diferencian y salvan de los ataques del chavismo.

No pueden decirles golpistas, porque la mayoría de ellos no tenía edad para marchar el 11 de abril. No pudren criminalizarlos con la conspiración de la CIA y demás remoquetes porque frente a la división y la violencia ellos marcan distancia.

No se comen el cuento y responden que no son políticos, que no son rojos ni azules, sino simples estudiantes. Son pacíficos y muy astutos.

El cuadro cambió y el gobierno insiste en su discurso rayado de la confrontación. El juego está vivo y el Presidente luce errático. Así lo entendió Ismael García cuando se montó de parrillero en una moto y fue a reunirse con los estudiantes.

¿Adónde nos va a llevar esto? No lo se. Pero, qué sabroso se está poniendo este sancocho caliente que es la política en Venezuela por estos días.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog