¿De quién es el centro de Caracas?

Por Venezuela Real - 6 de Junio, 2007, 18:23, Categoría: Derechos Humanos

FLORANTONIA SINGER
EL NACIONAL
06 de Junio de 2007     

Las zonas de seguridad han evitado que manifestaciones de oposición lleguen a este sector
Los estudiantes reclaman la ciudad en la que los chavistas tienen amplias libertades

"Queremos ir a la plaza Caracas, a la Plaza Bolívar, al Calvario, a la plaza O’Leary", pidió el estudiante Yon Goicoechea a la salida de la marcha que el lunes llegó con algunos traspiés al Tribunal Supremo de Justicia. A la lista de demandas que tiene el movimiento estudiantil, que se mantiene en la calle desde hace una semana en protesta por la salida del aire del canal RCTV, figura, al lado de la libertad de expresión y el derecho a manifestar, el derecho a pisar una parte de la ciudad en la que viven.

El ágora que concibieron los griegos siglos atrás está diluida en esta Caracas llena de fronteras sociales. El centro, donde los grandes filósofos imaginaron que estaría la caldera de la reflexión y el encuentro cultural de la polis, el lugar para tratar los asuntos comunes, es en Caracas la trinchera del poder donde, si bien tienen sede las instituciones que hacen posible la vida ciudadana, cada acera, recodo o avenida pone de manifiesto las disputas de la urbe. La Plaza Bolívar que anhelan los estudiantes es donde los que defienden al Presidente los agredieron verbalmente a la salida del TSJ.

El perímetro de Chávez.

Hay reglas tácitas que convierten este centro en zona inconquistable políticamente para nadie que no sea chavista. El Gobierno, luego de los sucesos del 11 de abril de 2002, también ha levantado paredes para la oposición rescatando viejos decretos que protegen de manifestaciones y perturbaciones algunos sectores de la ciudad por ser considerados zonas de seguridad, como establece la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación.


Esta ley ha servido para no autorizar algunas marchas de la oposición. La primera negativa la dio el alcalde Freddy Bernal en julio de 2002 a la Coordinadora Democrática y coincidió con la instalación de cercas de seguridad de cuatro metros de altura en el Palacio de Miraflores. La más reciente también vino del mismo alcalde; esta vez hacia la Confederación de Trabajadores de Venezuela, a propósito de la caminata del Día del Trabajador, que partiría de la plaza Morelos a la plaza O’Leary, ubicada dentro del perímetro de seguridad del mandatario nacional. La última marcha de los trabajadores bolivarianos fue autorizada sin problemas. Caminaron desde la avenida Nueva Granada hasta la esquina de Veroes en la avenida Urdaneta, a unas tres cuadras de la resguardada Miraflores.

Esas sutiles diferencias, esas especies de salvoconductos, son los que reclaman los estudiantes que acudieron al TSJ a pedir una medida cautelar que obligue a las autoridades a permitirles protestar pacíficamente en el centro de Caracas. "Para nosotros es discriminación que no podamos manifestar por toda la ciudad y que estudiantes identificados con el Presidente sí. Somos tan venezolanos como los demás. Queremos recuperar espacios", señala Freddy Guevara, dirigente estudiantil.

El alcalde Freddy Bernal también pide que no se les discrimine, aunque sin problema marcharon el sábado desde la morada opositora de Chacao.

"Con el mismo derecho que ellos quieren venir al centro, espero que nosotros podamos ir a la plaza Altamira y a la redoma de Prados del Este y que dentro de los próximos días podamos pedirle a Capriles Radonski y a López permiso para hacer una asamblea de motorizados en Plaza Las Américas, para hablar de la libertad de expresión", declaró ayer.

Las solicitudes de permiso para que los estudiantes tomen las plazas del centro no han llegado al despacho de Bernal.

Los clubes de abuelos, de todas formas, se les adelantaron con encuentros culturales, indicó el alcalde, para atender el llamado del presidente Chávez a defender el proceso revolucionario.


La huída del centro. Para el arquitecto y urbanista Marco Negrón los centros de las ciudades son el reservorio histórico de sus ciudadanos. "Allí converge la memoria total de la ciudad.

Puede haber centros nuevos, pero no acogen a todos".

Negrón destaca que el núcleo fundacional de Caracas no es monumental como en otras ciudades del mundo, porque el proceso de modernización que vivió en los años cincuenta permitió que los bulldozer aplastaran grandes obras del pasado.

No existe en la capital venezolana un Zócalo en el que se pisen los descontentos sobre la política y las decisiones que afectan a todos. Pero lo que existe, los espacios de valor, dice, han sido abandonados. "Todos los ministerios que dan vida al municipio de Bernal se están mudando al este de la ciudad. El centro se ha convertido en un lugar inhóspito".

El arquitecto insiste en que los procesos de renovación de las ciudades latinoamericanas han comenzado por los centros históricos, porque son los lugares simbólicos. Los estudiantes quieren recuperarlo políticamente. Ayer "tomaron" el Metro y pasearon su protesta por las líneas 1 y 2. Para recuperar las plazas del centro tendrán que esperar que las trabas legales, las excusas gubernamentales y los planes culturales de los abuelos lo permitan. Cuando eso suceda, Caracas volverá a tener un ágora.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog