La economía entre el fascismo y el consumismo: EL estado corporativo

Por Venezuela Real - 6 de Junio, 2007, 8:43, Categoría: Economía

Alexander Guerrero
El Universal
06 de junio de 2007

Paul Lensch, ideólogo del fascismo alemán, pariente del fascismo italiano, ambos, hijos legítimos del marxismo, escribió en su libro, Tres años de la revolución mundial, que el socialismo debe presentar una consciente y determinante oposición al individualismo; de hecho, la propaganda nazi de esos años se fundamentaba en que el bien común y social es prioritario ante el bien privado.  Hitler en Mi lucha afirma que el sacrificio de lo individual ante lo social es inclusive una característica genética de la raza aria, el individuo no tiene derechos sino obligaciones.

El fascismo italiano promovía los mismos valores colectivos que el nacionalsocialismo (nazi); su parentesco con el marxismo es aún más estrecho, recordemos que Mussolini fue jefe de propaganda del Partido Socialista Italiano; fue director de Avanti, diario oficial del PSI.

Hay que destacar, que esas definiciones ideológicas del fascismo y nazismo en lo económico tienen origen indiscutible en el marxismo, no hay sorpresas, Hitler y Mussolini fueron militantes del socialismo marxista que lo condujo a sus tesis estatistas, corporativistas y colectivistas, es decir, al sacrificio del bien privado, individual.
La derrota alemana-italiana impidió verificar que el comunismo o socialismo que sobrevivió entre otros por la victoria bélica, logró mantener la misma estructura económica basada en el colectivismo o estatismo corporativista, siempre con el mismo ideario, los socialismos de posguerra mantuvieron esa lógica totalitaria al institucionalizar la inversión del principio de subsidiariedad, para que lo individual esté supeditado a la común, a lo social, a lo colectivo, a lo estatal, lo que en la economía, para los efectos, es la misma cosa. El socialismo construido sobre esos preceptos ideológicos no muestra mayores diferencias entre fascismo y nazismo, después de todo, la esencia nacionalsocialista aún lo acompaña en la colectivización de la economía, lo cual conduce al ejercicio monopólico del poder político.

¿Qué tiene que ver eso con Venezuela?
Esta vuelta por la historia es útil para reconocer importantes coincidencias ideológicas, del fascismo y el comunismo con el ideario marxista que muestra la revolución bolivariana y el socialismo del siglo XXI. En la propia Constitución, y en la amplia red de leyes y decretos que aniquilan los derechos de propiedad privada en Venezuela en estos días, no es difícil encontrar esos parentescos ideológicos que ya se asoman en la política del día a día y en el discurso oficial, donde la característica fundamental es la intolerancia ideológica, que opera como apartheid ante el voluntarismo político, trae en lo económico estatizaciones y por ello la descapitalización de los activos productivos en manos de la gente, lo privado de empresas grandes y pequeñas.

El concepto doctrinario institucionalizado en la constitución, leyes y jurisprudencia, es el mismo de la inversión del principio de subsidiariedad, similar al fascismo y al comunismo/socialismo, lo cual da origen al régimen  de servidumbre que hipoteca los derechos individuales al bien colectivo, representado por la colectivización/socialización, estatización de los activos rentables en la economía.  Venezuela marcha por esos rumbos inexorablemente, hasta ahora.

Los mecanismos colectivistas, corporativos y estatistas del comunismo y el fascismo, similares en su esencia se encuentran contenidos no sólo en los monopolios constitucionales otorgados al Estado en lo referente al subsuelo, espacio electromagnético, tierras, aguas, todo aderezado con controles de precios, de cambio, y otros controles administrativos generados por la intervención del Estado que se consolidan institucionalmente en los astringentes esquemas de racionamiento de divisas ejecutados por Cadivi. En ese sentido contamos con la obligatoriedad de solvencias administrativas de todo tipo, laborales, tributarias, sanitarias, ambientales, etc., muchas con efectos penales, amén de la compleja red de permisos y medidas ad hoc discrecionales que afectan el libre movimiento de bienes y servicios, pero que marcan las condiciones económicas y administrativas a que cumplir para acceder a las divisas en Cadivi que restringen las libertades económicas. A estas perversidades económicas se incorpora al discurso político "aterrador" dirigido a los capitalistas, pequeños y grandes, en forma de amenazas de expropiación, así como la elaboración de leyes decretos habilitados al Ejecutivo que imponen la dictadura de lo colectivo sobre la persona y sus derechos individuales.

Estas condiciones de "terror", generan restricciones para producir bienes y servicios en el sector privado y disponer inventarios en volúmenes que sostengan un consumo fluido por parte de la gente. La intervención del Estado estatificando y controlando va creando condiciones institucionales -inflación y racionamiento, escasez- para el control social. Por necesidades políticas, la perversión corporativa del socialismo que emerge requiere de una red de empresas en el comercio y finanzas asociados al Estado con intereses mercantilistas, no capitalistas, de los de los albores del capitalismo que los marxistas denominan acumulación primitiva del capital.

El Estado seria el causante primario de un sistemático proceso de descapitalización que cabalga del discurso político que convoca al país a la socialización de la actividad económica y decreta la muerte del capital. Eventualmente, el capital como expresión de la propiedad privada y ejercicio pleno de sus derechos de propiedad  sobre activos rentables para producir pobreza se extinguirá, pero al costo de una pavorosa escasez y racionamiento de bienes y servicios generalizados; un proceso económico que vendría acompañado de inflación y colas, dos fenómenos que suelen venir de la mano del otro, y causantes sistémicos de un tipo de pobreza como la que muestra el socialismo cubano, que a las luces del discurso político es el modelo que se impone en Venezuela.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog