Palabras de Douglas Barrios / Cilia Flores / Andreina Tarrazon / Yon Goichochea ante la AN

Por Venezuela Real - 9 de Junio, 2007, 9:25, Categoría: Libertad de Expresión

Douglas Barrios
Estudiante de Economía, Universidad Metropolitana
07 de junio de 2007

 Muchas gracias. Señores parlamentarios, padres, hermanos, compañeros y todo aquel que pueda estar escuchando estas líneas.

El día de hoy nos dirigimos a ustedes pues se nos ha consignado la responsabilidad de tratar de recoger el sentir y el pensar de la juventud venezolana dentro de esta coyuntura sociopolítica, se nos ha dado la oportunidad de reivindicar ante esta Asamblea y ante el país la razón de ser de nuestra propuesta. Una tarea enorme y compleja pero la cual asumimos con gusto, pues consideramos necesaria la labor de hacer llegar el mensaje de nuestra lucha de una manera clara y entendible a quien desee escucharlo.

En primera instancia quisiéramos extender nuestras más sinceras felicitaciones a todos los estudiantes venezolanos, pues por vez primera hemos conquistado una voz disidente y plural en esta Asamblea Nacional, esto gracias a nuestra lucha constante, férrea y pacífica. Sintámonos orgullosos, vencimos, empezamos a hacer historia.

Nos encontramos en esta tribuna para manifestar nuestro repudio al cierre arbitrario de RCTV, a la criminalización con la cual se ha pretendido manchar la protesta estudiantil, a los insultos que hemos recibido en este mismo hemiciclo todos los estudiantes y a las violaciones sistemáticas de nuestros derechos fundamentales.

Hoy los universitarios no vinimos a esta palestra pública a debatir, la agenda del movimiento estudiantil sólo la define el movimiento estudiantil. Hoy vinimos aquí a reivindicar los derechos civiles. No se equivoquen, el debate entre los universitarios y de los universitarios para con el país sin duda alguna se llevará a cabo. Pero el debate entre los universitarios se debe llevar a cabo en las universidades, en las calles, en los barrios, en los pueblos del país; el debate entre los universitarios y de los universitarios se debe llevar a cabo con una agenda de discusión clara y de conocimiento público; el debate de los universitarios se debe llevar a cabo bajo reglas que sean de pleno conocimiento entre los participantes, se debe llevar a cabo bajo una moderación imparcial. En fin, el debate entre los universitarios se debe llevar a cabo de una manera tal que refleje nuestras condiciones propias de estudiantes, es decir, de manera organizada, planificada, inteligente, justa y de iniciativa propia.

También quisiéramos aclarar que no venimos aquí a exponer nuestras tendencias políticas y nuestro proyecto de país, simplemente porque como colectivo aún estamos construyéndolo. Esto no quiere decir que los estudiantes que nos encontramos en desacuerdo con lo que está ocurriendo hoy por hoy en el país, no poseamos un pensamiento crítico y analítico, ni que seamos incapaces de generar propuestas; la realidad es que nosotros no formamos parte de un sistema ideológico único ni poseemos una línea de pensamiento única. Es por eso que decimos hoy ante la Asamblea y ante el país que al debate y el diálogo y a la discusión seria se le abrieron las puertas el día de hoy, y es dentro de este marco plural de ideas que nosotros presentamos que emerge una visión común, una visión de libertad y de democracia, una visión común que según nosotros defina a los estudiantes, una visión común según nosotros en la cual los estudiantes no somos socialistas, somos seres sociales; los estudiantes no somos neoliberales, somos seres libres; los estudiantes no hacemos oposición, nosotros hacemos proposición; nosotros no pretendemos pasar a formar parte de la mitología popular ni que nuestra imagen adorne paredes de universidades y camisetas de jóvenes estudiantes.

Tampoco pretendemos adornar las páginas de los libros de texto que son ojeados por los bachilleres a lo largo y ancho del territorio nacional, ni que una faustosa autopista lleve nuestro nombre. No deseamos ser un pudo haber sido ni un lástima que fue, deseamos ser algo más, un es y un será.

Nosotros como miembros del futuro de este país tenemos la obligación moral de velar por el presente, tenemos la obligación moral de labrar dicho futuro, tenemos la obligación moral de no bajar la guardia nunca, pues es nuestra responsabilidad, y esa responsabilidad no es sólo con nosotros mismos, es con quienes nos anteceden, es con quienes nos sustituirán, es con quienes hoy por hoy nos acompañan haciendo vida en este país y defraudarlos sería cobarde y defraudarlos sería apátrida, y defraudarlos no es una opción. Es por eso que la juventud está hoy en la calle, no estamos luchando por los intereses de un grupo empresarial, no estamos luchando en nombre de intereses internacionales, no estamos luchando a favor de una tendencia política, en todo caso estamos en la calle haciendo política sin los políticos tradicionales, estamos fraguando una lucha cotidiana en nombre de nuestra nación y salvaguardando los intereses de una sociedad entera.

En un principio nuestra movilización nace en respuesta a la medida tomada de manera injusta contra RCTV, nuestras acciones de calle responden a la amenaza de la libertad de expresión que esta medida representa, responden al vacío y a la nostalgia que se siente en los hogares de los venezolanos, responde a la apropiación indebida de las antenas de transmisión de RCTV, responde a la realidad que enfrentan 3.000 trabajadores cuyo sustento está en riesgo y con los cuales somos absolutamente solidarios. La bandera de RCTV la mantendremos hasta que la señal del canal dos vuelva a su legítima frecuencia.

Más aún, a lo largo del camino nos hemos dado cuenta que nuestra responsabilidad para con el país va más allá, es por eso que hoy continuamos en la calle, convencidos de que todos los venezolanos deberíamos ser tratados del mismo modo, sin discriminación y sin juicios de valor que distingan entre buenos y malos, creemos en la equidad y en la igualdad, en la igualdad de oportunidades y en la igualdad ante la ley.

Consideramos que si unos venezolanos tienen el derecho a ir a Miraflores todos los venezolanos deberíamos tener el derecho de hacerlo, consideramos que si unos venezolanos tienen derecho a trasladarse al interior del país en autobús para manifestarse en la capital todos los venezolanos deberíamos tener la posibilidad de hacerlo.

Consideramos que todo ciudadano, independientemente de su preferencia política tiene el derecho de trabajar y progresar como empleado estadal.

Consideramos que debe rechazarse toda forma de injerencia internacional sobre los asuntos internos del país, venga de Estados Unidos, Nicaragua o Cuba.

Consideramos que ya de una vez por todas hay que acabar con las divisiones, con el doble discurso y con las discriminaciones.

Estamos en la calle porque somos demócratas y por lo tanto no creemos en ningún grado de autoritarismo, no creemos en hegemonías de las minorías ni de las mayorías, reprochamos de forma categórica toda forma de gobierno pasado o presente que atente contra el derecho de la ciudadanía a vivir, y más aun a vivir siendo libres.

Hoy no sólo pedimos sino exigimos y promovemos la reivindicación de los derechos civiles. Decimos: basta de discriminación, exigimos y promovemos la reconciliación nacional. Permítannos expresarnos y manifestarnos libremente, tomen en cuenta nuestras propuestas en temas de interés nacional, o será nuestra generación la que tendrá que lidiar con las consecuencias.

No criminalicen de antemano la protesta, que no se menosprecie ni se insulte la iniciativa estudiantil y que se le dé libertad y respeto a aquellos que han sido injustamente perseguidos y vejados públicamente, como es el caso del bachiller Nixón Moreno y los más de doscientos detenidos en las últimas protestas, para lo cual exigimos la revocatoria de todas las medidas de presentación judicial.

Creemos en la procura de la seguridad, el bienestar y la mayor felicidad posible para nuestro pueblo, es por eso que exigimos con la misma entereza y con la misma fortaleza que se vele y se garantice el derecho a elegir, entendemos el derecho a elegir desde lo más simple, como el derecho a decidir qué ropa usar, qué comer y qué ruta tomar para ir al trabajo, hasta lo más complejo, como elegir su culto, su ideología y sus autoridades políticas, pasando también por el derecho a elegir qué desea leer en el periódico, escuchar en la radio y ver en la televisión, pues esa decisión debe recaer finalmente en el individuo, en el ciudadano y no en el Estado, no en el gobierno.

Ese derecho a elegir lo que más nos satisfaga es que hace al hombre verdaderamente humano, verdaderamente libre, y es que una vida sin elecciones, una vida sin decisiones tiene poco de libre, tiene poco de humano y tiene poco de vida, sería una existencia robótica, unipolar, sería al fin un sin sentido.

Esa es la finalidad de nuestra lucha, una lucha sin pretensiones golpistas o desestabilizadoras, una lucha que se mantendrá invariablemente en el marco de la Constitución, una lucha de libertades, una lucha de elecciones, una lucha que como hombres y mujeres, estudiantes, universitarios, y por encima de todo como venezolanos no podemos dejar de librar. Es nuestro derecho, es nuestro deber, es nuestra responsabilidad y es nuestra obligación moral, y es que nosotros conformamos una generación sin pasados oscuros, una generación sin miedos ni revanchismos, una generación que ha superado el cortoplacismo. Nosotros los jóvenes de Venezuela estamos armados de conciencia, garra, corazón, carácter, solidaridad, alegría, optimismo y humildad. Somos una generación que está dispuesta a fallar y a levantarse de nuevo, una generación dispuesta a empezar desde cero, una generación capaz de verdaderamente forjar libertades y más aún realidades, una generación que no descansará hasta que seamos el país que podemos ser y la sociedad que debemos ser, una generación que luchará hoy, mañana y siempre por ser libres y verdaderamente humanistas. Soñamos con un país donde podamos ser tomados en cuenta sin tener que estar uniformados.

Sin más nada que decir, nos retiramos por ahora.



Dip. Cilia Flores
Presidenta de la Asamblea Nacional:

Gracias al estudiante Douglas Barrios. Tiene la palabra la estudiante Andreína Tarazón, estudiante de la Universidad Central de Venezuela, estudiante de derecho.

Se le agradece a los estudiantes tomar asiento, los estudiantes universitarios que pidieron derecho de palabra, y también creemos que debemos escuchar, podemos hablar y también tenemos el deber de escuchar.



Andreína Tarazón:
Estudiante de Derecho de lal Universidad Central de Venezuela:

Buenos días, mi nombre es Andreína Tarazón, soy estudiante de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. Lo primero que quiero decir es que los colores de mi bandera son amarillo, azul y rojo. Yo le quiero exigir respeto a los compañeros que salen a marchar, de que por favor respeten los símbolos patrios, eso es lo primero que quiero decir.

Yo hoy vengo acá no solamente como estudiante, no sólo como mujer sino como representante de parte de ese pueblo que ha decidido por construir una patria, yo acá no sólo le vengo a hablar a los estudiantes, le vengo a hablar al campesino, al obrero, a la ama de casa, al indígena, a los excluidos, a los explotados de siempre, al pueblo venezolano.

Yo quiero expresar que mayor libertad de expresión de la que hoy estamos viviendo acá dentro del Parlamento venezolano no puede existir en país alguno, esto hay que recalcarlo. Yo le quiero responder algunas de las cosas que dijo el compañero que me antecedió. Yo creo que un verdadero demócrata no restringe la discusión y el debate a espacios físicos, un verdadero demócrata debate donde sea y con quien sea.

Yo también quiero decirle a los compañeros que cuando hablamos del señor Nixon Moreno yo como venezolana, como mujer me siento indignada porque recordemos que éste señor está siendo acusado por intento de violación, esto no lo podemos olvidar, porque aquí se pretende diluir lo que es una lucha estudiantil con un hecho punible, con un delito penal, esto hay que recalcarlo.

Yo quiero iniciar mi intervención hablando de lo que es la democracia, porque aquí se tienen dos concepciones de democracia, por ende dos concepciones de sociedad, dos concepciones de vida. Históricamente los pueblos latinoamericanos y el venezolano estuvo acostumbrado a un modelo de democracia liberal burguesa, donde la minoría decidía sobre la mayoría, donde los grupos empresariales, los grupos financieros, los dueños de los medios de comunicación privada decidían e imponían a la mayoría del pueblo venezolano excluido y explotado históricamente. El pueblo venezolano se ha dado a la tarea desde el inicio del proceso revolucionario a cambiar con este paradigma de democracia. Hoy en día tenemos una democracia participativa donde todos tenemos el derecho de participar, indígenas, estudiantes, obreros, todos sin exclusión. Aquí se trata de dos modelos de sociedad donde dirige la clase explotadora o donde dirige la clase que históricamente ha sido explotada, esto hay que traerlo a colación. Y el modelo de democracia que estamos impulsando el pueblo venezolano es una democracia donde todos nos sentimos incluidos, donde son los obreros quienes toman las decisiones en las fábricas, donde deberían ser los estudiantes los que tomen las decisiones en las universidades, donde es la comunidad quien toma las decisiones y ejemplo de ello son los Consejos Comunales.

Yo quiero invitar a los compañeros que se encuentran acá, que defienden la libertad de expresión y la democracia, que vayan a un Consejo Comunal, que vayan a las barriadas de Caracas, que vayan al interior del país para que vean qué hermoso es el poder popular, eso sí es democracia. Yo los quiero invitar, porque pareciera que a veces la Universidad nos muestra otra realidad, pareciera que a veces nos encerramos en cuatro paredes donde sólo leemos y donde sólo seguimos lo que nos dice la Academia, hay una realidad que nos bofetea todos los días a las universidades, todos los días no bofetea ¿por qué? Porque lamentablemente la Universidad no se ha puesto al servicio del pueblo venezolano, esto hay que recalcarlo.

Entonces compañeros, yo los invito a que construyamos patria, a que construyamos democracia, democracia de las mayorías, donde las mayorías deciden, que no significa que se van a eliminar las minorías, pero en una verdadera democracia las mayorías deciden y aquí lo hemos reiterado en ocho años, aquí las mayorías son las que han decidido. Y yo le pido respeto a aquel sector de la población que no pretende respetar el hilo constitucional, que respete a la mayoría del pueblo venezolano que se ha decidido por construir patria, por construir un nuevo modelo de sociedad, una sociedad de iguales, una sociedad de justicia, de equidad social.

En estos dos modelos de democracia también se tocan elementos muy importantes como es el elemento comunicacional. En una democracia representativa quienes poseen el dominio y decisión sobre los medios de comunicación son las grandes empresas privadas, son los dueños de los medios de comunicación, donde el indígena, el obrero, la mujer chiquita, la mujer morena, el hombre que no cumple con todo el estereotipo de belleza impuesto por el capitalismo no puede salir y no tiene voz. En ese modelo de comunicación es donde verdaderamente se impone una dictadura a las mayorías nacionales, y hoy en día el pueblo venezolano se ha dado a la tarea de transformar esa realidad, donde todos podamos mostrar nuestras caras, así seamos chiquitos, indígenas, gorditos, pero somos venezolanos y tenemos una cultura que mostrar.

Este modelo de comunicación es necesario para avanzar hacia esa sociedad que necesitamos construir, es decir una sociedad justa, igualitaria, como ya lo dije. Ese modelo de comunicación privada no es más que un modelo de reproducción ideológica del capitalismo, con todos sus antivalores, el individualismo, el mercantilismo de la mujer, eso lo tengo que decir. Yo no puedo creer que salgan actrices a llorar porque ya no pueden seguir mercantilizando su cuerpo en un medio de comunicación, porque la mujer no es una mercancía, es un ser humano tan igual como el hombre.

En este nuevo modelo de comunicación se deben impartir valores para la vida, porque hay que tener claro que los medios de comunicación no son neutrales, ellos reproducen un modelo ideológico para la muerte o para la vida, para la explotación o para la liberación del pueblo, esto hay que tenerlo claro, y ese modelo de comunicación privada no educa para la vida ni para la liberación, educa para la explotación y para la muerte, para que se difundan los antivalores propios del capitalismo, es decir para que mantenga el modelo de dominación ideológica donde se explota al trabajador, donde la mujer es un objeto sexual, esto hay que tenerlo claro, y donde también se establece y se pretende mantener el status quo económico y financiero. Los medios de comunicación no están desligados del poder económico, esto hay que tenerlo claro, y cuando se tocan los intereses de un medio de comunicación se están tocando intereses económicos, eso hay que tenerlo muy claro.

En cuanto al tema de la libertad de expresión, yo le quiero pedir a los compañeros que han marchado por la libertad de expresión que por favor esclarezcan varios conceptos porque me parece que los tienen un poco confusos. Yo quiero que ellos me diferencien lo que es libertad de expresión, libertad de prensa y libertad de empresa, porque pareciera que quedan difusos estos conceptos. Mi libertad como ciudadano no me restringe a un medio de comunicación, o yo no me puedo sentir identificado con lo que yo sienta como ideales con lo que dice un dueño de un medio comunicación, una cosa es la libertad de empresa que quiere el señor Marcel Granier y una cosa es el derecho que tiene el pueblo venezolano a expresarse por medio de los medios de comunicación, a expresar su cultura, expresar su realidad, a expresar su sentir y sus ganas de seguir adelante. A mí me parece que los compañeros tendrían que esclarecer estos tres conceptos porque pareciera que estuvieran difusos.

Yo con todo esto también le quiero hacer un llamado a los jóvenes venezolanos, a los estudiantes, yo los quiero llamar a que cerremos filas, esto es un momento de decisión, aquí estamos con el pueblo venezolano que ha decidido por una patria, o estamos en contra de la decisión de la mayoría del pueblo venezolano, aquí estamos a favor de las luchas de un pueblo que ha derramado sangre por construir un poder popular, que ha derramado sangre por poder tener injerencia dentro de los medios de comunicación o estamos a favor de los explotadores de toda la vida del pueblo venezolano, o estamos a favor del imperialismo norteamericano.

Aquí muchos compañeros dicen que esto no es político. Sí es político, porque aquí se están tocando intereses económicos, financieros, por ende el imperialismo del capital trasnacional, esto sí es político y es económico además de todo. Por eso yo quiero invitar a los compañeros estudiantes a que cerremos filas y definamos de qué lado estamos, porque me parece que le estamos haciendo un flaco favor al imperialismo norteamericano, a los explotadores de siempre si nos ponemos al lado de ellos.

Pero yo estoy segura que los jóvenes venezolanos, los estudiantes vamos a proseguir las luchas de Simón Bolívar, las luchas de Sucre, las luchas de José Félix Ribas, vamos a proseguir las luchas de todos esos estudiantes que cayeron a las puertas de las universidades en este país, que soñaron por una patria libre y bonita. Yo estoy segura que la mayoría de los estudiantes nos vamos a poner del lado del pueblo, como siempre lo hemos hecho, el movimiento estudiantil siempre se ha puesto del lado del pueblo y me parece que hoy sería una traición a nuestros propios ideales como estudiantes ponernos del lado de la burguesía y del imperialismo norteamericano. Mi llamado es a los jóvenes venezolanos para que de verdad defiendan los intereses del pueblo, los intereses de los excluidos de siempre, que la universidad se pinte de negro, de mulato, de obrero. Mi llamado es a los jóvenes venezolanos para que construyamos patria. Gracias compañeros.



Dip. Cilia Flores,
Presidenta de la Asamblea Nacional:

Tiene la palabra el estudiante John Goicochea, estudiante de derecho de la Universidad Católica Andrés Bello.



John Goicochea
Estudiante de la Universidad Católica Andrés Bello:
 
En primer lugar quisiera explicar que nosotros no vinimos a la Asamblea Nacional a hacer política en la Asamblea Nacional, por esa razón nosotros hemos expresado un turno de orador y hemos escuchado a un turno de orador. Vinimos a expresar una idea clara que tiene el movimiento estudiantil venezolano, la idea de la reconciliación nacional. No vinimos aquí a jugar a ser políticos, porque somos estudiantes, vinimos aquí a extender nuestra mano al pueblo de Venezuela, tender nuestra mano a la reconciliación nacional. Es por eso que habiendo hablado una vez y habiendo escuchado una vez nos retiramos y abrimos el debate no en esta Asamblea sino en el pueblo de Venezuela, en las universidades y en cualquier espacio. Muchas gracias.



Dip. Cilia Flores,
Presidenta de la Asamblea Nacional:

Bueno, aquí los estudiantes son libres, así como ellos solicitaron este derecho de palabra para venir a este escenario y hacer sus planteamientos así ellos deciden retirarse, no tendrán más nada qué decir. ¿Cómo podemos nosotros no pensar que es que no tienen más nada qué decir? ¿cómo podemos nosotros no pensar que la retirada de los estudiantes que tienen un criterio distinto a lo que ha sido el criterio de siempre de los estudiantes venezolanos, de la mayoría de los estudiantes venezolanos, hoy cuando democráticamente se les concede este espacio para que libremente lo mismo que han venido ellos expresando en las calles de Caracas, la solicitud que ellos hacen, se les concede el espacio y se retiran? ¿Cómo nosotros no pensar que efectivamente todo esto forma parte de una mampara, cómo no pensar nosotros que todas estas manifestaciones que hicieron estos estudiantes en las calles no formaban parte de otro plan y que no tenían ningún planteamiento que hacerle al pueblo venezolano en ningún escenario? ¿Cómo no pensar nosotros que cuando los estudiantes que pidieron marchar hasta esta Asamblea Nacional y que piden marchar hasta Miraflores, y que piden marchar hacia las instituciones del Estado, cómo podemos no pensar que no es para hacer un planteamiento ni para exigir libertad de expresión que aquí se las estamos dando plenamente y en cadena nacional, como lo pidieron ellos mismos, entonces cómo no pensar que es cierto que detrás de todas estas manifestaciones hay un plan, un plan macabro, un plan nefasto, un plan en donde los mismos políticos, ellos aquí dicen que no son políticos, pero donde vemos que efectivamente, cómo no pensar que detrás de ellos están los políticos de siempre, los fascistas, la ultraderecha, los que han tratado de desestabilizar la democracia venezolana? ¿Cómo no pensar nosotros que la pretensión de ellos es venir a la Asamblea Nacional e ir a Miraflores para seguir desestabilizando?

La conducta de estos estudiantes universitarios que solicitaron un derecho de palabra y se retiran deja mucho que pensar, los deja muy mal parados. Nosotros podemos pensar con esta actitud que han asumido estos estudiantes que ellos no decidieron, y nos hace recordar tanto a escenarios que vivimos nosotros, a episodios que vivimos nosotros en esta Asamblea Nacional, en donde una oposición tomaba aquí decisión de participar en un debate, tomaba la decisión de llegar a acuerdo y después recibían la llamada para que se retiraran, es lo mismo que hemos visto, la misma conducta de los sectores opositores que estuvieron en esta Asamblea Nacional y que trataban de torpedear y sabotear el trabajo, es lo mismo que estamos viendo.

Entonces nosotros tenemos que decirlo públicamente y que el país lo sepa, estos estudiantes hicieron una marcha, dieron una cantidad de expresiones en cuanto a la libertad de expresión, pedían libertad de expresión y querían marchar en masas, entonces cuando se les concede se retiran, entonces es la autocensura, es que se imponen.

Nosotros continuamos, se retira un sector, sin embargo aquí están los estudiantes y nosotros con todo el respeto desde la Asamblea Nacional, por cuanto aquí verdaderamente hay libertad, hay liberta de expresarse y el que no se quiera expresar que no se exprese, pero aquí tenemos a un grupo de estudiantes que vinieron a plantear sus argumentos, a hacer sus exposiciones y a ellos escucharemos. Es por eso que en estos momentos le vamos a conceder el derecho de palabra al diput… al estudiante Robert Serra, estudiante de derecho de la Universidad Católica Andrés Bello.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog