El limbo de Nixon

Por Venezuela Real - 10 de Junio, 2007, 10:24, Categoría: Testimonios

Giuliana Chiappe
El Universal
10 de junio de 2007

Desde hace tres meses, el estudiante de la ULA se encuentra en condición de refugiado político. Sus abogados acusan a las autoridades de intentar criminalizarlo para que no reciba asilo.

La única ventana por la que Nixon Moreno puede ver las marchas de sus antiguos compañeros es desde una electrónica, la de la televisión. Las únicas conversaciones que puede sostener es a viva voz y con muy poca gente: sus abogados y algunos de los que viven en la Nunciatura Apostólica, donde está refugiado desde hace casi tres meses. Tiene prohibido el uso de cualquier aparato que lo contacte con el mundo exterior, incluyendo celulares e Internet. Tampoco puede recibir a familiares ni amigos.

Espera por dos cosas, una encadenada a otra: un asilo político, que concedería un tercer país que aún no está en escena pública, y un salvoconducto que tendría que otorgar el Gobierno venezolano para que pueda abandonar el país. De ese documento no se sabe nada. Y, paradójicamente, mientras el Ejecutivo no se pronuncie, Nixon vive su limbo figurado dentro de las paredes diplomáticas de una Iglesia que acaba de decretar que el tal limbo no existe.

Después de vivir diez meses en la clandestinidad, Moreno logró protegerse en la sede diplomática del Estado del Vaticano que, aunque no otorga asilo político, sí concede refugio por razones humanitarias hasta que otro país acepte recibirlo. Su carrera como líder estudiantil de la Universidad de Los Andes incluye la presidencia de la Federación de Centros Universitarios y del consejo de estudiantes. Además, es dirigente del Movimiento 13 de Marzo, con sede en la ULA y fuerte presencia en Mérida.

Ante los tribunales, la carrera de Nixon también es extensa y casi coincide con la decisión del Movimiento 13 de retirar su apoyo al chavismo, en el año 2001. Las primeras imputaciones en su contra aparecieron por los sucesos de abril de 2002 cuando fue acusado por los delitos políticos de instigación a la rebelión, ofensa y privación de libertad contra el jefe de gobierno y agavillamiento, por las acciones de oposición realizadas en Táchira. Cuatro años más tarde, en mayo de 2006, aparecen las imputaciones por presuntos delitos de los llamados comunes: se le acusa de actos lascivos violentos y homicidio intencional simple en grado de frustración a dos policías regionales. Los abogados de Moreno aseguran que los hechos sobre los que sustenta sus acusaciones la Fiscalía Segunda de Mérida coinciden -en fecha y hora- con el momento en que Moreno está ingresando al hospital universitario por un par de perdigonazos que acababa de recibir en el rostro y ofrecía declaraciones a la prensa.

Tamara Suju es la abogada que asiste a Nixon Moreno en su caso de refugio y asilo. A su decir, la estrategia inicial del Gobierno fue tildarlo de delincuente común para imposibilitar el asilo solicitado y solapar, a la vez, su condición de perseguido político. "No les ha resultado porque existen pruebas de que Nixon ni siquiera estaba cerca de la presunta víctima y porque incluso esta misma policía no ha identificado a Nixon como su agresor. Lo que buscaban era aplicar la táctica de criminalizar a la oposición y criminalizar, también, las acciones que da la Constitución para manifestar descontento", opina Suju.

La abogada asegura que incluso algunos funcionarios del Gobierno han declarado acerca de la dudosa inculpación de Moreno como delincuente común. Refiere a unas declaraciones dadas a Globovisión, a principios de junio de 2006, "por la directora de Protección de la Familia del Ministerio Público, Rocío Lorca, que señala que los fiscales 45 nacional Gerardo Fosi y Manuel Castillo ya tenían la declaración de la distinguida de Mérida, Sofía Alexandra Aguilar, que señaló que no fue Moreno quien la agredió".

Para la Nunciatura tampoco ha sido fácil. La abogada asegura que, desde que concedieron el refugio, un vehículo del Cicpc está parado frente a la sede diplomática, anotando placas y fotografiando a quienes les parezca. Cuenta algo más grave aun: hace un poco más de una semana, tres helicópteros sobrevolaron el espacio aéreo de la Nunciatura: "Los vecinos han contado que uno de ellos, blanco con la Bandera, habría sobrevolado muy bajo, llegando hasta el piso 1 de la Nunciatura (tiene dos pisos) y con un hombre grabando con una cámara".

Desde La Grita

El estudiante Nixon Moreno, por sí mismo, parece una fuente inagotable de debate. Comenzando por su nombre, que es un apellido norteamericano. Y no cualquier apellido norteamericano.

Nixon (Moreno) se llama así porque Nixon (Richard) era presidente de Estados Unidos cuando él nació. Lo dice su padre, Antonio, que sigue viviendo en La Grita, la misma ciudad tachirense en la que nació Nixon (el venezolano). "Le puse así por el que era Presidente, porque el nombre me gustó. Le puse Nixon Antonio por eso, Nixon por el presidente y Antonio por mí". Era difícil imaginar que Richard Nixon terminaría envuelto en uno de los escándalos de espionaje más grandes de la Historia, el caso Watergate.

Quizás el simple hecho de llevar un nombre de presidente hizo del pequeño Nixon un ser proclive al liderazgo. En el liceo ya formaba parte del centro de estudiantes. Su primera protesta fue por un aumento de pasajes que habían decidido los choferes de la Circunvalación y que los liceístas consideraban injustificado. La última fue, precisamente, aquella de la que se desprenden las acusaciones por actos lascivos e intento de homicidio y que fue provocada por dos razones: el allanamiento de la ULA por parte de las fuerzas gubernamentales y la suspensión de las elecciones del FCU en las que se esperaba la reelección de Moreno por segunda vez.

Acerca de su condición de estudiante también se genera debate. A Nixon le falta la tesis para graduarse en Estudios Políticos. Sus detractores lo acusan de ser un "estudiante eterno", cosa que Moreno niega. Sin embargo, es cierto que presentó la Prueba de Aptitud Académica en 1991 y sus tres carreras tentativas fueron, en ese orden, Ciencias Políticas, Economía y Educación Física, siempre en la ULA, Mérida. Su índice académico le permitió ingresar en lo que era su primera opción. Sin embargo, su credibilidad como líder estudiantil en Mérida es muy alta, según aprecia una periodista regional, al igual que su capacidad de convocatoria dentro del recinto.

Antonio, el padre, es vehemente cuando asegura que Nixon siempre fue "muy bien portado, muy buen hijo". Está completamente seguro de su inocencia. Tiene más de un año siguiéndolo sólo a la distancia. No puede verlo porque no lo dejan.

Antonio es tímido al hablar pero algo deja intuir que no quiere dejar la conversación. Hasta que lo dice: "Yo quisiera decirle algo a Nixiton. Que estoy bien y que estoy viviendo como siempre, con su abuelita, que ahorita también está bien". La señora Moreno tiene 91 años y cáncer.

En solitario

Momentos duros llenaron los diez meses de clandestinidad que vivió Nixon Moreno, aún no curado totalmente de los perdigones recibidos en la ULA y con una rodilla lesionada por una fuerte caída. Pero los días más dramáticos los vivió en noviembre cuando murió su madre y ni siquiera pudo asistir al entierro. Las autoridades lo esperaban para hacer efectiva la orden de aprehensión que corre en su contra desde el 2 de junio de 2006, y que fue dictada por el Tribunal de Control 6 del Estado Mérida.

Su abogada asegura que Nixon optó por la clandestinidad porque "no cree en jueces imparciales ni en que tendrá un debido proceso. Lo que ocurre es que en Venezuela se ha volteado el precepto internacional de la justicia en que todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Aquí acusan, imputan, detienen y luego viene el juicio".

La decisión de refugiarse en la Nunciatura, aun sabiendo que el Vaticano no concede asilo político, fue previsiva. "Fíjate lo que pasó con Lázaro Forero y Henry Vivas. Si el país donde pides el asilo no te lo otorga, está en la obligación de conseguir un tercer país que sí lo haga. Eso no ocurrió porque se lo entregaron al Ministerio Público venezolano, con una serie de condiciones que no se cumplieron. Eso es lo que sabemos que no va a pasar en el caso de Nixon. Por eso buscamos la intermediación del Vaticano para tener la seguridad de que será recibido y que saldrá hacia destino seguro con un salvoconducto", dice.

Es una de las pocas que puede verlo, siempre con previa cita. Le consta que está en "excelente estado de salud", ya recuperado de las heridas. Anímicamente, dice estar "muy preocupado por la situación del país, por la autonomía universitaria y por los medios de comunicación. Opina que el resurgir estudiantil debe mantenerse para luchar por las reivindicaciones sociales".

Sienten algunos temores por su integridad. Tamara Suju refiere un episodio ocurrido el 29 de mayo, a las 7:25 de la noche, en el programa Dando y dando de VTV, en el que el diputado de la AN, Alberto Efraín Castellar, declaró que quería "hacer una denuncia con toda responsabilidad" y en la que se refería a la existencia de "un plan para atentar" contra el estudiante de la ULA, "para generar hechos de desestabilización".

Después de tres meses, el salvoconducto sigue sin llegar, el asilo sin concretarse y Nixon en su propio limbo diplomático, político y legal.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog