Irak como Pdvsa

Por Venezuela Real - 11 de Junio, 2007, 16:01, Categoría: Petróleo/Energía

HARRY BLACKMOUTH
TalCual
11 de junio de 2007

Las cifras de producción que reporta el Ministerio de Hidrocarburos iraquí, no se compadecen con los informes de las agencias internacionales de energía, ni con los dólares que ingresan a las arcas del país árabe. O no se producen, o se los roban. Cualquier semejanza con la realidad en esta tierra de gracia, las razones parecen ser las mismas

Nueva York.– Pese a una invasión devastadora, una guerra civil insoluble, y un futuro ominoso, el ministerio de Hidrocarburos de Irak está siguiendo el ejemplo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que ha disfrutado de una época de enorme bonanza fiscal y de relativa paz para despilfarrar los recursos como si no existiera el mañana. La falta de responsabilidad de los funcionarios, el deterioro de la infraestructura, la desaparición de miles de millones de dólares, y la notoria discrepancia en las cifras, que parecían hasta ahora monopolio de Pdvsa, se reflejan a millares de kilómetros de distancia en la nación árabe.

Hasta ahora, no hay un solo funcionario del ministerio de Hidrocarburos de Irak que explique la anomalía.

De acuerdo con un borrador de informe preparado por la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos, entre 100.000 y 300.000 barriles diarios de petróleo iraquí se han esfumado de los libros de contabilidad, una discrepancia de entre cinco y 15 millones de dólares diarios entre lo que se produce y lo que desaparece de las arcas (The New York Times, 12/5/2007).

LA SOBERANÍA IMPERFECTA

Para analizar la producción petrolera de Irak –que funcionarios del gobierno del país aseguran rozagantes supera los dos millones de barriles diarios– la oficina de Responsabilidad Administrativa de Estados Unidos pidió la ayuda de expertos de la Administración de Información sobre Energía, dependiente del departamento de Energía.

Erik Kreil, un experto de esa agencia, dijo al New York Times que tras analizar los guarismos de la industria petrolera en todo el mundo, incluidas exportaciones, cifras de refinerías y otras evaluaciones, hay una fuerte discrepancia entre aquello que los iraquíes producen, y lo que dicen que producen.

Hay, como siempre, dos posibles explicaciones. O los funcionarios del ministerio de Hidrocarburos de Irak “son excesivamente optimistas” sobre las cifras de producción petrolera, dijo Kreil, o “están produciendo mucho menos y nadie sabe qué está ocurriendo” con el resto del dinero.

“Existe una cantidad pasmosa de petróleo que se pierde cada mes” en Irak, señaló a su vez Philip K.Verleger, un experto en petróleo.

“Pero tomando en cuenta todo lo demás que se ha escrito sobre Irak, no resulta una sorpresa”.

Tanto Estados Unidos como el gobierno de marionetas de Bagdad han invertido miles de millones de dólares en reconstruir la infraestructura petrolera y de otros sectores energéticos. El informe de la oficina del gobierno norteamericano señaló que Estados Unidos ha gastado 5.100 millones de dólares en la reconstrucción de esos sectores.Y también le ha quitado a Irak otros 3.800 millones de dólares para tareas similares. El propósito era aumentar las exportaciones petroleras iraquíes a tres millones de barriles diarios.

Pero la meta no sólo se ha hecho inalcanzable (tal como los cinco millones de barriles diarios de petróleo que Pdvsa anhela producir para el día en que las ranas críen pelos), sino que inclusive la cifra oficial de los dos millones de barriles diarios está lejos de ser conseguida.

En realidad, en materia de petróleo, Irak sigue igual que en la época de Saddam Hussein, al menos en el robo. En informes al Congreso norteamericano antes de la invasión de 2003, la misma oficina de responsabilidad gubernamental informó que ya a comienzos de 2002, entre 325.000 y 480.000 barriles diarios de crudo eran contrabandeados fuera de Irak, la mayor parte, a través de un oleoducto que tenía su terminal en Siria. Robert Ebel, un experto del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington, señaló que también substanciales cantidades de crudo abandonaron Irak a través de Jordania y de Turquía, y por barco hacia puertos del golfo Pérsico, y que esas rutas también estarían disponibles en la actualidad.

Obviamente, los beneficiarios del contrabando de petróleo no son los mismos que en la época de Saddam. Un funcionario del departamento de Estado dijo que al parecer, las milicias chiitas en Basora, al sur de Irak, están usando petróleo para financiar sus actividades. En cambio, en el norte, los combatientes sunitas se benefician del contrabando de productos refinados para adquirir armas. El funcionario del departamento de Estado dijo que tal vez los ingresos del petróleo podrían ser usados “para volar por los aires a soldados estadounidenses” o “hacer cualquier cosa que pueda dañar la unidad del país”. La primera parte de la preocupación es legítima.

La segunda no, pues no se puede dañar la unidad de un país que ha dejado de existir.

PDVSA MARCA EL PASO

El lector de TalCual debe pensar que los ministros de Hidrocarburos de Venezuela y de Irak son hermanos gemelos secuestrados por gitanos en su infancia. Hay una sensación de asombro, de algo que es familiar y siniestro, al comparar lo que ocurre con el petróleo en dos naciones tan disímiles.

Y basta con revisar los recientes trabajos de José Suárez Núñez en este periódico ( “Cuentas y cuentos de Pdvsa”, 2/4/2007, y “El juego de las cifras petroleras”, 21/5/2007), o el artículo de Ramón Sahmkow “La ‘extraña’ Pdvsa” ( TalCual, 8/6/2007) para verificar que algo huele mal en Dinamarca.

Hace más de un año, Stratfor, una influyente agencia que recopila datos para empresas de energía, señaló que “las cifras del gobierno sobre Pdvsa simplemente no cuadran cuando los niveles oficiales de producción de crudo son comparados con los ingresos en dólares depositados por Petróleos de Venezuela en el Banco Central de Venezuela”.

Para Stratfor “existen varias posibles explicaciones para esa discrepancia”.

Lo más probable “es que las cifras oficiales de producción de crudo sean falsas”. Pero, “otra posible explicación es el robo.

Muchos individuos vinculados a (presidente Hugo) Chávez y a la Revolución Bolivariana podrían haberse robado el dinero”. Inclusive la Comisión de Energía de la Asamblea Nacional había estado investigando “228 casos de presunta corrupción en Pdvsa”, señaló el informe de Stratfor.

Claro que existen diferencias.

Hay que ser un héroe para robar petróleo en Irak. Es necesario eludir emboscadas, el estallido de explosivos al costado de las carreteras, y el ataque de comandos suicidas, antes de alzarse con una buena porción de la riqueza que hay en el subsuelo. Pero, más allá de la intrepidez de los burócratas iraquíes, la estructura es similar.

En ambas naciones, se ignora aún qué bolsillos están siendo colmados con el oro negro que se presume es propiedad de la nación y de sus habitantes.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog