Odio & muerte

Por Venezuela Real - 11 de Junio, 2007, 19:16, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

JAVIER VIDAL
El Mundo
11 de junio de 2007

En un recorrido por el metro capitalino, que realizamos varios de los artistas y periodistas de Rctv, con franelas alusivas a la cancelación forzosa de su señal, tratando de pulsar al público al que han sometido a un obsceno blackout informativo, a la subida de la estación Pro Patria, una niña de unos ocho o nueve años, con los ojos inyectados y gritando a voz en cuello, imprecaba: "¡Los odio, malditos, malditos, los odio... bien hecho!".

El odio verbalizado era más que explícito, mas no sé si consciente. Mientras buhoneros y humildes amas de casa se acercaban y susurraban "estamos contigo", la niña seguía gritando sin que representante alguno apareciera para exorcizarla de su posesión demoníaca.

A todos nos dio un gran dolor y tristeza por esa niña alienada en sus más íntimos sentimientos; real y literalmente enajenada, en ajeno, en otro. Era la imagen de una niña poseída por el mal, por el odio, por la destrucción. ¿Qué podíamos representar nosotros para una niña de ocho años? ¿Esa niña era el producto aislado de una familia disfuncional o el resultado de una educación revolucionaria? ¿Se trata del nuevo hombre y mujer venezolanos? El fundamento tanático del eslogan revolucionario de "patria, socialismo o muerte" marca indefectiblemente el cambio de una sociedad de la paz a otra cimentada en el odio y la muerte del contrincante. ¿Y quién es el contrincante? El que piensa diferente al líder, al jefe, al führer, al duce, al caudillo, al comandante. El movimiento estudiantil ha dado fehacientes pruebas de su inteligencia, imaginación y talante democrático. No han dado muestras de odio, como los que vociferaban en la esquina de San Francisco a su paso de vuelta del Palacio Legislativo, sino todo lo contrario. Son demócratas que aspiran a transformar y mejorar las instituciones, incluso la de la AN donde aprovecharon la coyuntura para expresarse en un recinto hostil. Supieron aplicar el axioma de Albert Camus, cuando dijo que en política son los medios los que justifican el fin y no al maquiavélico revés. La lección de prudencia y de cordura que dieron se alejó por completo de la resignación y no cayeron en la vil emboscada.

Las guerras se van ganando por batallas y ésta es una larga, lenta, cargada de odio fratricida. Como lo fue la estudiante gobiernera, quien lanzaba espuma por la boca, como la niña de ocho años de Pro Patria, recitando de memoria el catecismo chavista, vacío de ideas y de propuestas. Era una joven decadente, moralina, henchida de odio.

Esta revolución es una fábrica política de eunucos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog