Consecuencias de los gases lacrimógenos

Por Venezuela Real - 12 de Junio, 2007, 20:19, Categoría: Salud

GONZALO YANES LUCIANI
El Mundo
12 de junio de 2007

Estos gases son compuestos hidrocarbonados que se diluyen en las grasas presentes en las secreciones y estructura corporal y causan enrojecimiento de los ojos, espasmo de los párpados que obliga a cerrarlos, lagrimeo, irritación de las vías aéreas causando dificultad para respirar, vómitos, náuseas, tos, mareos y al estar en contacto con la piel, pueden producir quemaduras.

Los componentes de los gases lacrimógenos se adhieren a átomos como el oxígeno, nitrógeno y azufre.

Estos átomos se encuentran en las proteínas, al igual que el oxígeno y el nitrógeno están en los ácidos nucleicos de los cromosomas, tanto ADN como ARN.

Una vez que las proteínas o ácidos nucleicos son afectados, se generan trastornos moleculares que pueden variar desde una irritación leve, hasta desencadenar cáncer.

Si sospechamos que podemos estar en contacto con estos compuestos, debemos suspender el uso de lentes de contacto, recogernos o cubrirnos el cabello y usar ropa que nos tape totalmente la piel. Es recomendable usar los lentes de natación, ya que funcionan como un protector para los ojos y pueden evitar daños severos e irreversibles en ellos. Podemos cubrir el rostro con un tapa boca o pañuelo, de tela no muy gruesa, impregnado en vinagre o con agua y limón. En casos extremos, se puede utilizar amoniaco, pero en forma espaciada y limitada. La primera medida a tomarse ante la exposición a estos compuestos es la de mantener la calma. Inmediatamente proteger ojos, nariz y boca, y salir del área afectada lo más pronto posible, buscando aire fresco. Si el gas lacrimógeno está por todas partes, no debe correr, ya que eso aumenta la actividad respiratoria, lo que ocasiona que inhale más gas. Debe arrojarse al piso, cerrar los ojos y no abrirlos hasta que los gases se esparzan.

Y evite tocárselos, ya que ello permite una mayor absorción del gas. Es muy importante recordar que todas las personas alérgicas, asmáticas y con enfermedades de la piel y respiratorias, deben evitar estos gases. Luego de un ataque con gas lacrimógeno, hay que tratar de encontrar un sector con aire fresco y relajarse, sentarse o acostarse en el suelo. Se aconseja lavarse las fosas nasales y la boca con agua fresca, sin mojar los ojos y el resto del rostro, porque acrecienta el efecto del gas. Ya en casa, hay que quitarse la ropa rápidamente, más aún si tenemos niños y, finalmente, al bañarnos, no debemos restregar la piel. Debido a la fuerte irritación que producen en los ojos, el profesional de la salud puede diluir su concentración a través de un cuidadoso lavado y del uso de lubricantes oculares, llamados lágrimas artificiales. La mejor prevención es evitar el uso de estas armas químicas y la exposición de la población a sus compuestos.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog