¿Dictadura?

Por Venezuela Real - 12 de Junio, 2007, 15:01, Categoría: Cultura e Ideas

Víctor Hugo D´Paola
TalCual
12 de junio de 2007

En el año 92 hubo dos golpes de Estado. El primero directamente dirigido por Chávez; el segundo por asociados a él, militares derechones reaccionarios. Buscaban implantar un gobierno militar (¿dictadura?). En la cárcel y en los espacios que democráticamente le ofreció Caldera, Chávez predicó el camino del golpe armado para derrocar la democracia. Más tarde Miquelena le convenció de las posibilidades de ganar las elecciones. La mayoría de quienes votaron lo hicieron por él y resultó reconocido democráticamente Presidente.

Apartir de ahí comenzó el proceso del “golpe de Estado permanente”.

Mediante amenazas, chantajes, sobornos, presión de calles tomadas con violencia y terror, presión de fuerza armada institucional, se fue apoderando de todas las instancias del Estado nacional.
<zb:break>
Ha sido un rumbo sostenido, sin retrocesos, que ha llevado al caudillo al control político y militar de todo el país. En realidad sobreviven algunas islas que han vivido bajo la amenaza permanente: las universidades y el estado Zulia. Todo lo demás, sin división alguna de poderes, lo controla la poderosa mano zurda del teniente coronel. Alguien le dijo a Chávez que para justificar esta hegemonía con propensión totalitaria debía invocar a Gramsci. El brillante teórico italiano, víctima del fascismo y del militarismo, rompió con el leninismo-estalinismo y fue la principal inspiración en el proceso del comunismo italiano hacia la democracia que va de Togliatti a Berlinguer.

Nada que ver con el enorme retroceso histórico que significa el modelo fidelistamilitar que Chávez está imponiendo en Venezuela.

Decía José Ignacio Cabrujas, verbo y pluma formidables, que en Venezuela no había Estado sino gobierno.

Mal gobierno, decimos del actual. Aquí ya nada es del Estado, todo es del gobierno y decimos también que el gobierno es una sola persona: “Yo el Supremo” como Teodoro recuerda. Para Chávez no se trata de coexistir con el adversario.

Este es sólo un enemigo al cual hay que exterminar. Una basura, vista con desprecio. Se usa el poder militar y policial para amedrentar. Ya casi no hay ciudadanos porque no tienen ciudad. Las bandas rojitas se apoderaron de los espacios citadinos; serviles al poder establecieron disposiciones para regular las manifestaciones opositoras que las hacen casi imposibles.

Ante la justa y admirable protesta estudiantil, el jefe del gobierno da una respuesta mussoliniana: “si se prende una candelita, inmediatamente la apagamos”. Renace en el país el viejo problema –nuevo para la generación menor de 30 años- de democracia y libertad contra dictadura.

La historia pendular, va y viene. Estudiantes contra militares también es parte de nuestra historia. Un gobierno autoritario, no democrático, contra los estudiantes, “lucero inobediente, ángel amotinado” habría dicho Quevedo.

Cada vez más gente está sintiendo la necesidad de rechazar el proyecto autocrático.

Hay que enfrentar la dictadura con las banderas de la paz y de la lucha pacífica. Recordar que los dictadores nacieron para llevar a sus países al infierno.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog