Estudiantes en marcha - Autonomía y militares

Por Venezuela Real - 13 de Junio, 2007, 19:20, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
13 de junio de 2007

Lo que el Gobierno ve como una conspiración internacional contra la revolución bolivariana no son más que actos normales en cualquier país civilizado. Lo que pasa es que aquí, si aceptamos la trillada frase del Presidente de la República, está en marcha un plan del oficialismo para reducir los espacios democráticos y, en especial, aquellos donde el libre juego de las ideas y de la crítica abierta puedan encontrar un ámbito adecuado para desarrollarse. Que estas manifestaciones se estén dando en las universidades autónomas y entre la gente joven es lo que más le preocupa a Miraflores, porque ello significa que tanto la política como la propaganda oficial han progresado poco o nada en los más prestigiosos centros de estudios nacionales.

Al Gobierno no le ha quedado otro remedio que hacer aquello que, según la tendenciosa propaganda oficial, estaría haciendo a su vez el "imperialismo norteamericano", es decir, organizar y financiar contramarchas a favor del modelo social y educativo del chavismo. Pero con ello no hacen más que internarse en su propio pantano moral porque, de acuerdo con los informes proporcionados por sus fuentes policiales y militares, en Miraflores saben perfectamente que los estudiantes antioficialistas no están organizados ni financiados por nadie. De manera que la acusación resulta doblemente cínica.

En realidad, el movimiento estudiantil latinoamericano tiene en su haber histórico una larga de tradición de luchas y protestas, llevando siempre como norte de su acción la inquebrantable voluntad de mantener vigentes y profundizar los principios democráticos. No estamos pues ante un hecho extraño ni fortuito: se trata de una hermosa y valiente tradición que siempre surge y toma vida cuando en un país se ve amenazado el sistema de libertades, y la gente espera que los estudiantes salgan a la calle a hacer retroceder y derrotar los avances del autoritarismo.

Desde luego que tanto a los gobiernos dictatoriales como a las "democracias duras" que tuvieron que enfrentar a los estudiantes en las calles, les cuesta aceptar, tal como ocurre hoy, que esas manifestaciones carecen de un maligno hilo conductor, que mueve a los jóvenes dirigentes para que pronuncien un discurso con un sesgo determinado, o para que salgan a manifestar contra un acto arbitrario del poder. Pero lo más lastimoso de todo es que a los estudiantes no los maneja nadie y que, acusarlos de esta práctica sólo acelera e indigna más la protesta.

A nadie le debe extrañar entonces que miles de estudiantes democráticos salgan a la calle y enarbolen banderas de Venezuela y, al mismo tiempo, exijan "libertad" y también "autonomía" como lo hicieron ayer en una manifestación pacífica que recorrió las calles de la capital.

Los jóvenes le reclamaron al Presidente sus acusaciones y decentemente respondieron: "No somos golpistas, somos estudiantes". Cabría preguntarse si los militares que están en el poder son capaces de entender el concepto de autonomía universitaria.

Muy difícil.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog