Una clase magistral

Por Venezuela Real - 13 de Junio, 2007, 21:51, Categoría: Oposición/Resistencia

Javier Conde
TalCual
13 de junio de 2007

Vibrantes, originales y alegres, los estudiantes exponen en la calle su aprendizaje democrático y contagian a un país aún asombrado

Las protestas estudiantiles de las últimas semanas son una contribución invalorable a la lucha democrática de estos tiempos amargos y complejos. La tentación primera, sin embargo, es a cuantificar su impacto en el ámbito oficial. Un encuestador de moda habla de un previsible quiebre de la popularidad presidencial y varios articulistas, suerte de adivinos de fin de semana, descubren los dilemas que torturan al Presidente, al que observan, para variar, más asustado aún que en aquellos días de abril. La victoria final, según estos cálculos y certidumbres, ahora sí está muy próxima.

La muchachada con su frescura e innovación deja descolocados a unos y otros, en especial a los que se ubican en los extremos. Son los estudiantes dueños de su guión, no están atrapados por los acontecimientos más severos de los últimos años –incluso, pueden ser hasta víctimas de ellos- y defienden, frente a estos y aquellos, su espacio y su autonomía. Al régimen, lo desnudan, lo retan y lo obligan a responder en varias formas:
instituciones públicas los reciben y escuchan, los cuerpos de la represión se contienen en buena medida y el propio Presidente reacciona con medidas e instrumentaciones dirigidas a la vasta población estudiantil.

No es poco para dos semanas. Pero es en el campo del aporte a la lucha democrática opositora donde la significación de la protesta estudiantil es mayor y diversa. Las fibras más jóvenes del país, su futuro, confrontan de hecho la desazón y desconcierto de sus mayores, cuyas ilusiones naufragaron en esos embates librados, cada uno, a vida o muerte.

Son, sin duda, alumnos aplicados, que supieron leer de otra manera los episodios de abril, del paro, de plaza Altamira y del retiro electoral en las últimas elecciones legislativas y marcan una clara y abismal distancia con aquella fugaz dirigencia.

La feliz irrupción de este genuino movimiento estudiantil ayuda, a la vez, a consolidar el rasgo democrático que debe marcar al esfuerzo opositor, entrampado en las formas y tiempos para “salir de Chávez”. No es esa la intención de los estudiantes. Asumen la lucha por un valor muy caro de la vida democrática, como es el ejercicio de las libertades, y exigen de quien manda que lo respete y lo restituya.

Sin que lo pretendan, ni resulte de planificaciones que sólo el gobierno intuye, el estudiantado representa la continuación, por otros medios, de la larga y difícil lucha librada en el ámbito opositor por adoptar la ruta democrática, la única ética y eficientemente posible. Los jóvenes, deslastrados de las prisas de otros, tienen en su horizonte la sociedad que desean, un salto cualitativo con el pasado reciente cuando lo que primaba era el “vete ya”.

En esa perspectiva, los estudiantes son ejemplares, imitables.Trazan una línea de conducta en la que sus medios y sus fines guardan correspondencia y abren una zanja con quienes prometen una sociedad igualitaria y justa pero amparan grupos armados o restringen los derechos de quienes piensan de otra manera. Allí radica su fortaleza fundamental, la que sirve de coraza para dejar en ridículo las trilladas acusaciones oficialistas.

Quizás están cosas, estas lecciones democráticas, sean de poca monta para sectores que, a pesar de la fuerza de los hechos, militan con fervor en las soluciones rápidas. Pero sin la savia que surten los estudiantes, y cuya propagación es lo deseable, será harto difícil construir un sólido movimiento social de recambio político en la sociedad venezolana. No están llamados, sin embargo, los estudiantes a liderizar ese otro proceso y ellos son los primeros en estar conscientes de eso. Sería una carga enorme sobre sus hombros. Tienen otras tareas en lo inmediato, como es saldar esta fase de su victoriosa lucha y madurar aún más sus formas organizativas para responder a los próximos retos, que ya están a la vuelta de la esquina, que surgirán como consecuencia de la insomne y terca acción gubernamental.

Consolidar el triunfo es un imperativo del estudiantado y de su creatividad e ingenio surgirán los modos de perseverar en la lucha sin sacrificar su esencia ni defraudar a quienes les siguen.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog