"Yo no tengo derecho a la justicia porque soy pobre"

Por Venezuela Real - 14 de Junio, 2007, 18:26, Categoría: Dimensión Social

MARÍA ISOLIETT IGLESIAS
EL UNIVERSAL
14 de junio de 2007

Acostumbrada a la desgracia, Miriam vio el cuerpo de su último hijo asesinado el pasado domingo en un doble homicidio
Miriam Álvarez tiene 8 años esperando que los homicidas de sus hijos sean capturados

"Yo ya no me acuerdo cómo se siente vivir sin dolor... me terminaron de dejar vacía... me arrebataron al único hijo que me quedaba vivo", dijo Miriam Álvarez, con ese tono desolador que retumba fuerte y provoca en el pecho una profunda angustia.

Miriam es un claro ejemplo de cómo la impunidad se convierte en la cómplice indiscutible de los homicidas, pues en ocho años le asesinaron a toda su descendencia y hasta hoy no ha logrado justicia para ninguno de los homicidios.

Los integrantes de una misma banda son los presuntos responsables de dos de los tres homicidios. El autor del tercero ya está preso, "pero no por la muerte de mi muchacho, sino por otras. A mí ni siquiera me han llamado para que vaya a declarar. Yo no tengo derecho a la justicia porque soy pobre".

Desgarrador

El 25 de julio de 1999 comenzó Miriam a sentir los embates de la violencia. Esa madrugada llegaron hasta su casa para avisarle que su hijo Tiuna José Álvarez Suárez (17) había muerto. Un joven le había disparado "por equivocación" directo al pecho.

"Él estaba en una fiesta en la parte baja de El Winche (Petare) y supuestamente a un hombre se le escapó un tiro por equivocación", dijo desesperanzada.

Desangrado a sus pies

Tres año después, el 8 de abril de 2002, los integrantes de la banda de Carlucho le disparaban "por encargo" a Jhon Jarwin Álvarez (22), lo hicieron delante de Miriam.

"Mi hijo se me murió en los brazos, desangrado. A ése me lo quitó la ley que impera en El Winche. Allí después de una discusión a golpes, viene otra con cuchillos y después rematan a tiros", dijo mientras recordaba que los maleantes también le dispararon a ella cuando asesinaron a su hijo.

"Me dieron en la pierna porque me atravesé para que no me lo remataran dándole un balazo en la cabeza, como lo había ordenado el autor intelectual que estaba presenciándolo todo".

Según ella, unos "orientales" mandaron a matar a su hijo porque habían tenido una discusión a golpes.

Ese día cuando el Cicpc hizo el levantamiento, recordó Miriam, colocó en el informe que aquello había sido un enfrentamiento. "Pura mentira para no tener que trabajar y agarrar a los malandros".

El último

La banda de Carlucho comenzó a amenazar a Miriam y al único hijo vivo que le quedaba, así que decidieron salir del sector Los Mangos de El Winche para evitar otra tragedia y romper la cadena de homicidios que auguraba mal futuro.

Pero, Cristian Esteiner (22) no se salvó pese a las precauciones de su madre. El pasado domingo 9 de junio, la misma banda que había asesinado a Jhon cumplió las amenazas proferidas hacía cinco años y lo mató sin piedad. Lo acribilló.

Ese día, Cristian había regresado al sector Los Mangos para ver a sus familiares y amigos. Cuando lo interceptaron a las 3:32 de la mañana él iba con un amigo, Jean Carlos Silva, a quién también tirotearon.

"Hoy el Cicpc dice estar interesado en mi caso. No les creo. Yo sólo le pido a Chávez que de verdad se ocupe del problema de la inseguridad para que otras madres no pasen lo que yo... no es posible que aquí en Petare sean contados los que puedan decir que no les han matado a un familiar", señala Miriam.












TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog