¿Cuándo llegarán los bárbaros?

Por Venezuela Real - 15 de Junio, 2007, 17:32, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

RAFAEL DEL NARANCO
El Mundo
15 de junio de 2007

Más allá del delirio de grandeza fantaseada entre las pilastras ambarinas del patio del pez que escupe agua, su anhelo mayor es ser la reencarnación excelsa de Julio César, Aníbal, Napoleón o el reflejo subliminal de un Führer oculto en el búnker de la Cancillería de Berlín, mientras su mente cree percibir -sobre mapas de operaciones bélicas caducas- la más "portentosa batalla que vieran los siglos".

El señor Presidente tiene una ofuscación: convertirse en el Comandante en Jefe del mayor Ejército nunca visto en América Latina. Y va camino de conseguirlo.

Hablaba ayer nuestro vespertino en su primera página de las gestiones que Venezuela efectuaba para comprar 9 submarinos a Rusia, añadiendo que desde hace dos años había negociado con Moscú más de 3.000 millones de dólares en armamento.

Si a esto se suma lo adquirido en China, Argentina, Brasil y Cuba, existe una verdad insoslayable: estamos blindados hasta los dientes y, al suponer que la invasión tan esperada de los bárbaros del norte está atrasada, todo ese aparataje bélico debería, mientras tanto, ser usado patrióticamente contra la marabunta que nos caza igual a conejos: el hampa.

Hay una duda razonable: al ser el río Guaire en su cimbreante paso por Caracas el lugar más altamente peligroso del Distrito Federal, ¿esos submarinos estarán preparados a toda máquina para moverse entre sus putrefactas aguas y cuidarnos del malandro suelto con patente de corso? El tema es de apremiante necesidad y debería ser tratado a un alto nivel entre la empresa rusa Kommersant y el Comando Estratégico de las Fuerzas Armadas de la República Bolivariana.

Otra contrariedad es que los sumergibles serán coloreados de rojo, no de amarillo, como esperaba el Contramaestre de la Ciudad Juan Barreto, en homenaje a los Beatles, el grupo inglés que le hizo retozar por los predios de Sabana Grande y Plaza Venezuela cuando el regidor también era feliz e indocumentado mientras modulaba "Yellow submarine": "Así que zarpamos hacia el sol hasta encontrar el verde mar; vivimos bajo las olas en nuestro submarino amarillo". Moraleja: en este país apabullante, de una forma u otra nos hallamos en un yelmo marino hermético, mientras Nemo, el capitán, va por el mundo, chequera en mano, adquiriendo todo cañón, buque, fusil, polaina o avión que se le ponga en la mira.

¡Por Dios! ¿Cuándo llegarán los bárbaros? ¿Qué será de nosotros sin ellos? Lo dijo Kavafis con sapiencia: "Esta gente eran de algún modo una solución".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog