En busca de consejo en La Habana

Por Venezuela Real - 18 de Junio, 2007, 14:26, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

JULIO CÉSAR PINEDA
EL UNIVERSAL
18 de junio de 2007

La visita de Chávez a Cuba se interpreta como un intento de disipar sus dudas
Raúl Castro recibió a Chávez en su más reciente visita a La Habana

Hugo Rafael Chávez Frías, tal vez contemplando en su despacho el retrato de Fidel Castro elaborado en 1959 por el pintor mexicano David Alfaro Siqueiros y que le regalase Raúl Castro en una de sus tantas visitas a La Habana, reflexionó y decidió ante el laberinto de dudas y opciones, ir directamente al encuentro con su máximo líder y mentor de su proyecto revolucionario nacional y latinoamericano. En lo coyuntural, el Presidente fue sorprendido por la crítica internacional de gobiernos, parlamentos, sistemas de integración, gremios de la comunicación social y altas personalidades, pero especialmente por el rechazo popular en todas las esferas de la vida social venezolana y el fenómeno inédito de la protesta estudiantil, por las amenazas al derecho fundamental de la libertad de expresión, luego del caso de RCTV y la amenaza a Globovisión; y en lo estructural, porque él está en una situación límite entre continuar la dialéctica revolucionaria cuya única vía posible es la marxista leninista cubana o la evolución sin la ruptura democrática hacia un socialismo democrático y alternativo.

De allí el "sorpresivo" viaje, catalogado así por la prensa mundial, para reunirse con el convaleciente jefe de Cuba, al margen de todo protocolo oficial. Como en Cuba después de la larga enfermedad de Fidel, quienes se ocupan del manejo del Gobierno es la troika de Raúl Castro, de la generación fundadora, el vicepresidente Carlos Lage, de la intermedia, y Pérez Roque, de la generación de relevo y actual canciller; con ellos tres fueron las entrevistas fundamentales.

Con uniforme

El presidente Chávez se ha convertido en informador oficial de la salud de Castro y en esta oportunidad también lo hizo, pero con la petición expresa al caudillo de que se volviera a poner el uniforme. En la simbología castrense, sin el uniforme se pierde la majestuosidad del poder, aunque para muchos teóricos de la ciencia política y estrategas, mezclar poder y militarismo es una peligrosa combinación que puede conducir al autoritarismo y a la dictadura. El militar sólo piensa en la confrontación y en la victoria y en la concepción unilateral de su universo.

En los últimos meses, Fidel Castro, para no desaparecer de la escena política, se ha dedicado a escribir editoriales en su crítica permanente a EEUU. Ahora, después de la visita del presidente venezolano, Cuba recibirá además de los 92.000 barriles diarios de petróleo, proyectos para gas, mayores intercambios comerciales y el aumento de cubanos en Venezuela, entre ellos los 20.000 médicos.

La "visita de trabajo" entre Chávez y Castro contempló la inauguración en La Habana de una estatua de Francisco de Miranda y un acto político con un público estudiantil en el antiguo colegio mayor de San Jerónimo de la Habana. En ese acto, fue tema central el ataque inmisericorde del presidente Chávez contra la juventud venezolana.

Chávez, como Fidel, están conscientes del inmenso potencial de los jóvenes en las calles y sus reivindicaciones que, cuando son sentidas por las mayorías, se convierten en pueblo y en cambios, así fue la rebelión estudiantil en Argentina por la autonomía en 1928 en la Universidad de Córdoba, en Venezuela el despertar frente a la dictadura de Gómez en ese mismo año, la alborada contra Pérez Jiménez en el 58 y el impulso juvenil que acompañó en las calles y en las urnas cuando el proyecto bolivariano con profunda vocación social parecía democrático y alternativo.

Hace unos días, en este mismo periódico, nos permitimos escribir, un artículo: "La Rebelión de los Arcángeles", refiriéndonos a esta vanguardia estudiantil de universidades públicas y privadas en la defensa de la libertad de expresión, pero también de las libertades cívicas, el Estado de Derecho, y la autonomía universitaria. Quedó atrás y deformada "La Rebelión de los Ángeles" con todas las buenas intenciones del proyecto inicial de los jóvenes del Samán de Güere.

El tema de RCTV ha merecido las mayores críticas y cuestionamientos a la política bolivariana, en una de las áreas más sensibles para la conciencia nacional e internacional como es la libertad de expresión, contenida en la Declaración de los Derechos Humanos, en los convenios internacionales, en los tratados regionales como los de la Unión Europea, Unión Africana y en la Convención Latinoamericana de Derechos Humanos. La última expresión dura y directa fue la del canciller de España Ángel Moratinos, del Gobierno socialista, reafirmando lo dicho por la vicepresidenta de ese país y coincidiendo en nuestra región con las declaraciones de la presidenta, también socialista, de Chile.

Seguramente Fidel Castro, en esas seis horas de conversación con Chávez , señaló la inconveniencia de medidas y combates como éste, con el alerta del efecto multiplicador de la protesta estudiantil.

Un grupo de periodistas tuvimos el privilegio de conversar doce horas con el líder cubano, cinco ante las cámaras de televisión y radio, en mi caso representaba a RCTV, que transmitió sin censura el mensaje de Fidel y siete horas de diálogo abierto y libre. Mi impresión, que estoy seguro comparten los colegas que ahí estaban, fue la preocupación de Castro por el destino del proyecto venezolano, que debería continuar la revolución, pero con la prudencia y la fragilidad que en América Latina, intentos como éste han tenido, conduciendo al fracaso como fue el caso de Chile con Allende, la revolución sandinista, el militarismo de izquierda peruano y tantos otros.

Idea precisa y clara

Para el presidente venezolano, tal vez es oportuna la consulta al experimentado líder y la pregunta que se hacía Lenin con la Revolución Rusa: ¿qué hacer?

La Constitución cubana, su ideología es precisa y clara: si se quiere reeditar esa revolución, se debe ir con sus principios fundamentales, más allá del partido único, con la dictadura del proletariado, la eliminación de la propiedad privada, la vigilancia y control revolucionario, el control de los medios de producción y de información y la concentración del poder y su continuidad en el líder único.

Por lo que oímos de Fidel, este es un camino riesgoso e inconveniente, que sólo se produjo allí en una situación particular del entorno mundial. En el laberinto del presidente Chávez, claro que ésta no es la salida.

No queda otra alternativa, después del fracaso de todos los socialismos reales con la caída de la Unión Soviética, que mantener el cauce democrático en el modelo nórdico y hasta en las alternativas vietnamita o china que posiblemente seguirá Cuba después de Fidel, donde el imperativo democrático se impondrá con la necesaria alternabilidad y mayor participación y protagonismo del pueblo.

Posiblemente Fidel, con la sabiduría del otoño, oriente a nuestro Presidente en esa dirección. Mientras tanto, vivamos la primavera de ángeles y arcángeles en las calles que rechazan la visión tradicional de la política en la derecha y en la izquierda y que anuncian la aurora de una nueva Venezuela, tarde o temprano serán ellos quienes dirijan este país.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog