La vaca lechera necesita cuatro años

Por Venezuela Real - 19 de Junio, 2007, 19:37, Categoría: Economía

Ramón Sahmkow
TalCual
19 de junio de 2007

Mientras la industria láctea pierde clientes por cumplir con el precio regulado de la materia prima, los queseros artesanales, eximidos del control oficial, pueden pagar más. Eso, advierte Roger Figueroa, presidente de Cavilac, distorsiona el mercado en el que ahora incursiona el gobierno con las plantas iraníes

El presidente Chávez recibió de golpe la noticia.

Algunas plantas pasteurizadoras, le dijeron, compran la leche con sobreprecio a productores que burlan lo establecido en la regulación oficial, mientras las nuevas industrias procesadoras construidas en alianza con Irán no consiguen por ningún lado la materia prima.

Para Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac), el enojo del Presidente por no poder ver las plantas iraníes a toda capacidad significa, al menos, que el “gobierno está entendiendo a la industria láctea”, un negocio que en Venezuela significa producción deficiente y costosas importaciones.


–¿Por qué las plantas iraníes tienen problemas para adquirir leche?
–El gobierno ha montado esas plantas industriales sobre un sistema donde seguramente hay unos productores que le van a suministrar la leche.Van a comprar, calculo, 20 mil litros diarios, pero consiguen sólo 10 mil. No es que no haya 20 mil litros, hay hasta más seguramente, lo que pasa es que esa leche no es exclusiva para esa planta, porque seguramente hay otras que están buscando también.

“Tenemos un mercado que tiene muy poca leche, y todo el mundo quiere. El gobierno regula el precio de la materia prima, pero deja el 40% de la producción nacional (de 1.200 millones de litros año) para los quesos artesanales, cuyo precio final no está regulado.

“Es un mercado donde muy difícilmente una empresa pasteurizadora pueda competir porque el precio de la leche pasteurizada está regulada. La industria compra un litro de leche (controlado) a 1.100 bolívares, y lo va a vender a 1.890 bolívares, pero en cambio los queseros artesanales compran el mismo litro de leche controlado en 1.300 a 1.500 bolívares! ”.

–¿Todos los productores se pelean por venderle a los artesanales?
–Al revés, toda la industria se pelea por conseguir un poquito de leche, mientras los productores están esperando que les vengan a comprar, porque no hay leche. Pero el gobierno dice: toda la leche cruda a puerta de corral tiene que venderse a precio regulado. Cuando los industriales van a comprar, el productor dice: no, yo se la vendo a quien mejor me la pague. Ahí se complica. En la industria láctea estamos comprando leche a 1.100 bolívares, pero nos ha costado que hayamos perdido el 25% de los productores.

–¿Cuáles son las plantas que el Presidente acusa de comprar leche a sobreprecio?
–Estoy completamente seguro de que básicamente son las queseras artesanales. No hay algo formal que la proteja, pero por más de 50 años nunca la industria artesanal ha sido tocada.

Cuando decimos artesanal es porque es artesanalmente hecho, hoy en día lo artesanal ya no existe, pero, entre otras cosas, los controles fitosanitarios son nulos. La leche que utilizan no ve ningún control sanitario. Nadie dice que esa leche está buena o tiene moscas o está podrida.

–¿Por culpa del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) ?
–No. Ha sido una especie de apoyo a la quesería artesanal. Es razonable que se proteja, y nosotros lo aplaudimos. Estas empresas nacieron en una finca, pero fueron creciendo, se tecnificaron, compraron plantas y máquinas.

Hoy en día se comen el 40% de la producción, mientras hace tres años era de 10%, y es de las que más crecen. No hay una competencia leal. El problema que tiene el gobierno es cómo manejar un mercado donde la oferta es muy poca, la demanda es muy alta y las importaciones son muy costosas. La única ! forma es producción nacional. El gobierno tiene que volcarse junto con productores e industriales a producir más leche.

MÁS VACAS CON MÁS LECHE

–¿Cuáles son los planes concretos?
–El promedio de producción láctea por animal es entre 3 y 4 litros por vaca diarios, una producción muy baja. En Venezuela existe la tecnología y la experiencia para que esa misma vaca, solamente mejorándole algunas comidas, pueda producir 14 litros. Hay una experiencia en Zulia.

“Además necesitamos más vacas haciendo ese mismo trabajo para producir los 1.100 millones de litros de déficit (anual).

Suponemos que no vamos a llegar a 14 litros de un solo golpe, pero podemos saltar a 6 litros.

Entonces, necesitamos 548 mil animales produciendo 6 litros diarios.

El punto es dónde los vamos a meter y dónde los vamos a conseguir en el mundo. Pero también tienes que aumentar el consumo, porque estamos consumiendo 80 litros por persona al año, y deberíamos consumir 120 litros por persona al año. Cualquier proyecto necesita por lo menos cuatro años para ver los resultados.

–¿Cuántas plantas tiene la industria nacional?
–Cavilac agrupa a 16 empresas, que en Venezuela deben tener 23 plantas de quesería industrial formal, con la capacidad industrial más o menos en 40% .

–¿Las plantas están bien ubicadas respecto a los núcleos de producción?
–Es al revés. Venezuela tiene capacidad industrial de procesar 11 millones de litros de leche diario y apenas estamos produciendo 3 millones. No es un problema industrial, se necesita más leche.

Todas están en zonas productor! as, pero no toda la leche que se produce es suficiente para las planta que hay. Hay que duplicar la producción nacional. Y hasta más. Hoy día, Venezuela debería ser exportador de leche, porque estamos más barato internamente que el precio internacional. En Venezuela cuesta 51 centavos de dólar por litro de leche y en el exterior se paga como 60 centavos de dólar por litro, a 5.280 dólares la tonelada.
 

 • NI UNA GOTA EN EL MUNDO

La crisis láctea escapa de las coordenadas nacionales.A finales de 2006, la tonelada de leche costaba 2.400 dólares en los mercados internacionales y ahora se eleva hasta 5.280 dólares, producto del crecimiento de la demanda de India e China. El desbarajuste mundial es causado sólo por 10% de chinos. Los lácteos y sus derivados son favoritos sólo en el 10% de los chinos, equivalente a 100 millones de personas que apenas consumen 10 litros al año.

En cinco años será el doble.

Nueva Zelanda, uno de los mayores productores de leche, destina el 70% de su producción a atender los emergentes mercados asiáticos, lo que dificulta las compras venezolanas en el exterior. Uruguay y Argentina, los principales vendedores en Suramérica, redujeron recientemente su producción en 20% cada uno por problemas climáticos. “El gobierno no puede masificar importaciones de leche, actualmente no es sostenible”, aclaró Robert Figueroa.
 









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog